Licantropía Vol. 2

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 24: Lithium / Evanescence

     Pasamos todo el día en la casa de Aldebarán se la pasa hablando de los beneficios que obtendré con él, convenciendo a mi padre de que nadie me dará la vida que él puede ofrecerme, pero pese a sus intentos mi papá no cambia su postura.

-Además creo que estamos respetando las reglas que nuestra raza ha estipulado desde muchos años antes de que usted y yo existieramos... (Dice Ardebarán como último recurso)

-Creo que las reglas hablan de que tienes que buscar a una loba, no a una hechicera... (cuando lo dice creo que se muerde la lengua mientras que Ardebarán camina hacia él con una sonrisa de oreja a oreja)

-Bueno... pero tanto a usted como yo nos gusta romper las reglas ¿no? (mi papá solo cierra los ojos mientras que mi mamá toma su mano con fuerza, intentando consolarlo) si mal no recuerdo, usted estaba prometido con una loba ¿no? una tal Amanda... pero la despreció...

-No la desprecié, simplemente ni ella ni su familia comprendieron que la unión no se efectuaria... (los ojos de papá se empiezan a tornar dorados, está empezando a perder el autocontrol)

-Pobre alma en desgracia... ¿qué habrá sido de ella? de seguro encontró otra familia a la cual destrozar... (sonríe, pero no de forma iriente, noto algo de dolor en los ojos de Aldebarán) 

     Cuando nota mi mirada voltea y se disculpa saliendo de la sala en la que estamos, de inmediato me levanto y camino en su dirección, cuando la mano de Damián me detiene, volteo y noto que está sorprendido.

-¿A dónde crees que vas? (me pregunta sorprendido)

-Pues... al parecer... voy a hablar con mi futuro esposo... compañero.. o lo que sea... (le sonrío mientras me suelto de su agarre, recobro mi camino hacia él, nadie hace nada por detenerme, cuando salgo de la sala llego a un pasillo que no sé a donde va y en medio, viendome con los brazos cruzados, como si me estuviera esperando, Aldebarán, me ve fijamente)

-Srita. Claire... ¿qué se le perdió? (creo que no le agrada la idea de que lo esté siguiendo)

-Quería hablar contigo, creo que tengo derecho ¿no? (camino hacia él mientras adopta una postura más relajada)

.-Bien, entonces prosigamos ¿quieres? (da media vuelta y emprende la caminata hacia no sé donde) ¿de qué quiere hablar?

-¿Por qué yo? (voltea sutilmente y noto molestia en su mirada)

-¿Por qué tú? ¿a qué te refieres? (regresa su rostro hacia en frente esperando lo que tenga que decir)

-Si... ¿por qué yo y no mi hermana? ¿por qué quisiste buscar a tu mate aquí? (camino a su lado sin ver a ningún lado en especial, simplemente con la mirada clavada en el suelo esperando escuchar su respuesta)

-Haces demasiadas preguntas... (me dice con tono seco, pareciera que la actitud de amigo del mundo se quedo en la sala) te escogí a ti por que me gustas... ¿es tan difícil de entender? (voltea hacia mí molesto)

-¿Por qué no vino tu madrastra? (lo veo fijamente y noto molestia en sus ojos) 

-No pudo...con algo de suerte se presentará el día de nuestro compromiso... hasta entonces... si me disculpas (hace una pequeña reverencia y se aleja, dejandome igual de confundida)

     Regreso con mi familia, lista para regresar a casa, vamos en los autos, la luna alumbra nuestro camino, mi papá va con mi mamá en su auto y Marín con ellos, mientras que en el carro de Damián viene Malik y claramente yo. Todo el camino vamos en silencio sin ganas de hablar, después de todo no es como que haya mucho que decir. De repente veo una sombra a lo lejos que se atraviesa en el camino de mis papás, su carro frena tan bruscamente que Damián no alcanza a frenar a tiempo, nos impactamos contra el, siento como el cinturón de seguridad oprime mi pecho con fuerza mientra que el carro se sube y se engancha al de papá. 

     Todo pasa en camara lenta, por un momento me quedo inconsciente por el golpe, siento como algo gotea de mi frente, caliente cayendo sobre mi vestido, levanto la vista lentamente y veo como el carro de mis padres está contra un poste de teléfonos, el pánico empieza a adueñarse de mí, volteo y veo a Damián inconsciente contra el volante y intento voltear y buscar a Malik, pero el cuello aún me duele. Busco con las manos como quitarme el cinturón de seguridad, pero cuando lo encuentro no puedo desabrocharlo, está atascado, de repente una sombra llama mi atención, volteo hacia la ventana de Damián y algo se acerca lentamente, disfrutando el momento, volteo hacia en frente con la esperanza de que alguien salga del carro de mis padres, pero no sucede. Como si de repente la idea me abordara, me quito los guantes y veo el anillo de Armand, lo sujeto con fuerza y cierro mis ojos, mientras me concentro en él, el carro es levantado de lado de Damián, nos quieren voltear, me saca de mis pensamientos y de inmediato, como por inercia agarro a Damián y a Malik, uno con cada mano y me vuelvo a concentrar, desaparecemos del auto antes de que este gire en el aire y caiga sobre el toldo a un par de pasos de donde volvemos a aparecer envueltos en un humo violeta. 



Sathara

Editado: 25.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar