Lima Y Limón

Tamaño de fuente: - +

Hermosa

LIMÓN

Hermosa.

    Así es ella y así estuvo el día de hoy con ella.

    Joder, he vuelto a la vida desde que hemos vuelto y es que lo mejor que me ha pasado en esta vida ha sido mudarme a vivir aquí.

    Durante nuestra pequeña cita en su casa, no paraba de preocuparme por ella. La he visto bien, sobre todo después de decirme que ya tenía fecha para la operación. La verdad, desde que anoche me contó lo de su enfermedad de estómago, no he podido dejar de pensar en esa operación. Tengo miedo de que no salga perfecto y la pierda...

Pero debo ser positivo.

    Y sobre todo, vivir el momento al máximo con mi chica. Y mucho más que estamos en navidad y tengo miles de sorpresas para ella.

    Después de pasar el día con ella, vuelvo a mi casa casi sobre las ocho de la tarde. Al abrir la puerta de mi casa, encuentro que las luces están apagadas y supongo que mi madre no habrá venido del trabajo.

Pero al encender las luces...

—Hola Liam.

    Observo a mi madre que está fumando en el salón y toso repetidas veces.

—¿Mamá? ¿Por qué fumas dentro de casa?

—Es mi casa, al fin y al cabo. Y aquí mando yo.

    No me gusta cómo va esto.

—¿A qué te refieres?

—¿Qué haces con esa?

—Esa tiene nombre, mamá. —la defiendo.

—Pensé que ella te había dejado.

    Sé a dónde quiere llegar. Pero no voy a dejar que la haga daño.

—Y así fue.

—¿Y han vuelto?

    Trago saliva costosamente y niego con la cabeza, mintiendo. No sé mentir, pero debo hacerlo por ella. Por mi chica.

—No...

    Ella asiente con la cabeza y camina hacia su habitación.

—Ya hablaremos sobre esto.



Patri García

#381 en Otros
#92 en Relatos cortos
#291 en Joven Adulto

En el texto hay: juvenil, amor, instituto

Editado: 11.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar