Linaje Negro: Destino (serie Linajes)

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 16

—Guerrero —susurra Niels con respeto y admiración, haciendo una especie de inclinación de cabeza hacia Kellan.

Los padres de Zack-Derrick y él también hace el mismo gesto de Niels, pero, en vez de lucir serenos como el gigante, se ven asustados y nerviosos.

Yo, yo siento que un mono está tocando los platillos en mi cabeza, porque esta situación está por fuera de mi entendimiento. Contemplo a Kellan, tal como él me contempla a mí. Su respiración es acelerada y su rostro luce una mueca que da a entender no debes meterte en su camino.

—¿Estás bien? —me pregunta. Asiento, porque realmente mi boca no funciona para hablar.

—No la hemos lastimado —se apresura a confirmar Alayah—. Ella es una amiga de mi hijo.

Kellan gruñe, sin despegar los ojos de mí. —Mía.

El gigante se tensa y Zack mira conmocionado a Kellan.

—No lo sabía. Juro por Dios que no lo sabía. —su ceño se frunce y las siguientes palabras que salen de su boca hacen que Kellan se lance hacia él—. Ni siquiera huele a ti.

—Mía —gruñe más fuerte, sobresaltándonos a todos.

Zack y sus padres gimen, Niels por su parte se mantiene al margen de la situación.

—¡Está bien!, ¡está bien! Tuya. Toda tuya

Frunzo el ceño. ¿Qué yo qué?

Decido simplemente retirarme de este lugar, ya que estas personas están locas y Kellan parece una bestia furiosa.

—¿Por qué está aquí? —Su voz se escucha cada vez más profunda y ronca, pequeños y aterradores gruñidos se escapan cada vez que habla.

Ninguno habla. El padre de Zack permanece inmóvil junto a su… esposa.

Vaya alfas que se creen estos.

—Ella… ella quería sabeerrr algo. La… la i-invité aquí porque creemos que es como nosotros.

—Ella no tiene nada que hacer aquí.

—¡Oye! —protesto indignada.

—Ella necesitaba protección, guerrero —habla Niels desde su lugar. Ni siquiera hace un esfuerzo para defender a Zack. Y eso es curioso, Niels es mucho, muchísimo más grande que Kellan.

Es mucho más grande que cualquier otro ser humano. Uno sólo de sus puños y podría dejar fuera a alguien como Kellan.

Niels se vuelve hacia mí y me mira como si estuviera loca. —Él es un guerrero, ni siquiera yo puedo contra uno de ellos.

Valeeeee… otra vez el truco de la mente.

—No es un truco.

—Realmente estás asustándome.

—No la asustes —brama Kellan, cargando ahora contra Niels.

—Uh, tú también me estás asustando. —Kellan deja de concentrarse en Niels y viene hacia mí.

—Yo no te haría daño, nunca. —Asegura, y por extraño que parezca, le creo—. Primero me ofrecería al mismo Bakar, antes de lastimarte.

¿Bakar?

Niels suspira y le doy una mala mirada.

—Deja de hacer eso. —Niels levanta sus manos en rendición cuando Kellan sisea hacia él—. Bien, creo que es hora de irme.

—Ary… —Zack viene hacia mí, per Kellan se atraviesa.

—Sé perfectamente que tu manada está intentando criar y por eso están pretendiendo y atrayendo hembras. El hecho de que la hayas traído aquí, a precisamente a ella, es una razón suficiente para que yo pueda degollarte aquí mismo.

—¿Criar? —grazno—. ¿Me trajiste aquí para violarme? Maldito idiota.

—¿Qué? Claro que no, Aryam. —Se defiende Zack/Derrick. Frota nerviosamente su cuello—. Nosotros jamás obligamos a una mujer. ¿Olvidas que yo ya estuve en esa situación contigo, y no intenté embara…

No termina de decirlo. Kellan ya esta sobre él. Grito y me tiro hacia atrás, tratando de mimetizarme contra la pared, y no porque Kellan esté tratando de mole a golpes a Zack/Derrick, no.

Es porque su rostro, sus ojos, su cuerpo… empieza a cambiar. No es un hombre, es…

Grito más fuerte cuando se detiene y me enfrenta.

Su boca ahora parece, parece un hocico, del que sobresalen colmillos. Sus manos, ahora tienen garras, su cuerpo empieza a encorvarse y tomar otra forma mientras la tela de su ropa se desgarra. Y entonces aparece el pelo, todo su cuerpo empieza a llenarse de oscuro pelo, y sus ojos, verdes, brillan con furia.



Maleja Arenas

Editado: 18.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar