Listón azul

Tamaño de fuente: - +

VIII

Kaburt me deja en la entrada de mi departamento, mi silla tiene mínimo unas 10 bolsas colgando alrededor de ella y hasta le cuesta trabajo avanzar… pensé que ir de compras sería algo sencillo, pero no… aquí ¿Cómo lo va a ser si puedes elegir entre mil tipos de ropa? Y eso solo de 1 color. Además hay muchas cosas que jamás pensé que necesitaría y ahora lo estoy dudando, todos en las tiendas son amables y quieren que compres sus diversos productos, mientras avanzaba por los pasillos de la primera tienda 2 hermosas damas se me acercaron para ofrecerme diferentes tipos de cremas; ambas al principio alabaron mi cutis, pero después comentaron que podría aclararlo 2 tonos o podía hacerlo lucir más brillante, fresco… prevenir arrugas por 20 años.

En las demás tiendas, venden miles de cosas para el departamento, yo pensé que mi departamento ya estaba bastante completo, tengo una estufa con horno, cama, alfombras, cuadros, televisiones; pero aparentemente puedes tener miles de cosas más; tostadoras, wafleras, aspiradoras, una I.A personal que te hace el aseo, porta libros que levitan, mecedoras que se adaptan a tu cuerpo y son más cómodas que tu cama, cascos que te pintan  y peinan en 10 minutos, maquinas donde metes tus uñas y te las arreglan ¡hasta te las alargan de manera natural! (según la publicidad)  e infinidad de cosas más.

Pero lo mejor fue la biblioteca, una cantidad enorme de libros de todo tipo, pocos de antes de la segunda gran guerra sin embargo se puede ver que el talento de los escritores en este nivel no se vio mermado.

Pase por algunos aparadores con imágenes de modelos que parecen de plástico de lo detallado que tienen sus rasgos. Fácilmente me probé más de 50 prendas de ropa, pero al final solo compre los que usaría de uniforme y algunos para usar en mi departamento, por un momento pensé en lo pequeño que se vería mi ropa en el gran closet que hay en mi departamento y me dieron ganas de comprar más para llenarlo pero resistí la tentación. Además en los probadores hay una especie de soportes robóticos para personas con mi problema; estos me levantan y ayudan a vestirme así que fue muy sencillo.

Compre más de 10 libros quizá por eso mi silla pesa tanto. También uno de esos soportes para vestirse, pensé que me ayudaría mucho en mi rutina en las mañanas, sobre todo por los vestidos que me había comprado; quedaron de instalarlo el día de mañana en lo que yo iba a trabajar.

A la hora de pagar, me pidieron mi tarjeta, estuve a punto de darles la azul pero recordé lo que me dijo Beth, azul es mi dinero; “Debito” y supongo no tengo nada por ahora, gris es crédito que es dinero prestado que voy pagando poco a poco, con un pequeño interés. Me dijeron la cantidad a pagar y me sentí mal… con todo lo que gaste mi familia hubiera podido comer bien por 2 o 3 meses… pero no tengo ropa para trabajar, necesito esto para trabajar y mandarles más.

Iba caminando al carro junto con Kaburt, el me ayudaba con una bolsa con 2 pares de zapatos bonitos que compre (nunca la veía mucho sentido comprarme buenos zapatos, sin embargo no quiero desentonar en el corporativo) y pasamos por una gran tienda de televisores de pantalla plana, eran tan gruesas como una hoja de papel, Kaburt se paró frente al aparador

-Siempre se necesita una más grande ¿no señorita Allisson?- Me dijo el chofer sin mirarme por contemplar un gran televisor del tamaño de medio aparador.

-Solo Allisson Kaburt- le respondo, pues en verdad no entiendo el comentario, cuando encendí la televisión en mi departamento apenas y la sabía utilizar…ya estoy aprendiendo, lo sorprendente en realidad es que en mi nivel solo hay un canal y ¡aquí hay hasta con puntos decimales! También hay plataformas con programas ya cargados como Netflix, Amazon, YouTube Red, Blim etc. Estas plataformas  Kaburt me dijo que estuvieron desde antes de las grandes guerras y se pudieron conservar pues sus servidores se guardaron en bunkers anti armas… es curioso ¿Para qué proteger tanto programas de televisión?

Mi pesada silla logra avanzar hasta el elevador y subo a mi departamento, puedo ver como Kaburt se aseguró que llegara a salvo.

En mi departamento comencé a desempacar todo de las bolsas, me di un baño y prepare mis cosas para mañana. Mañana toca azul, busque el listón que me regalo Dylan y lo combine con una blusa con un escote menos pronunciado que el de Tina y con una falda con un hermosos revuelos… miro mi ropa y me puedo imaginar con ella, de alguna manera en tan poco tiempo ya soy una persona muy diferente a la que era… ¿estoy cambiando para bien? Me siento culpable nuevamente por todo esto que me he comprado, pero me veré linda para trabajar. A Dylan le gustaría, no… Dylan tendría que trabajar meses bajo el sol para obtener el dinero suficiente para solventar esto, me imagino a Dylan sin camisa arando la tierra, con sus mejillas sucias y el pelo desalineado, su piel tostada y musculatura firme. Me sonrojo y mejor me meto a bañar, desde ese primer beso solo puedo pensar en que quiero más y eso me está perturbando.



Karlman Arroba

Editado: 02.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar