Lo peor de dos mundos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 14

Intento de trasformacion 

 

 

- ¡Arriba! - Abro los ojos y al rededor de mi cama tengo a cuatro perfectos hombres mirándome - Vamos floja levantate hoy te vamos a enseñar a transformarte - Me tapó la cara con las sábanas y me volteó, no tengo ganas de dejar mi cama - Tu lo pediste - Siento sobre mi un ¡Graan! Peso, están encima de mi.

- Como pesan ¡Gordos!

- Gordo yo, si soy un dios del Olimpo - Me quitan mis sábanas, los reto con la mirada.

- No van a poder sacarme de mi habitación.

 

(.......)

 

- Zean joder bajame.

Me saco cargando de la casa, me deja caer sobre la nieve - Fue fácil sacarte de tu habitación - Le saco la legua 

- Ya estas aquí, bien queremos ayudarte con tu transformación - Todos menos Cameron están frente a mi - Ninguno te había dicho nada para no abrumarte pero ya estas lista para iniciar tu transformación por ti misma - ¡No quiero! - Vamos a empezar primero por saber que fue lo que paso para que lograrás transformarte aquella noche ¿Cual fue el sentimiento que despertó en ti? Dime que es lo que recuerdas de esa noche.

Trato de recordar pero no tengo nada - Lo ultimo que recuerdo es la llamada que hice a Connor es todo

- Tranquila existe alguien que recuerda lo que pasó y ya está aquí - Todos miran por detrás de mí,  no necesito girarme para saberlo

- Ember - Me abraza por detrás - Ya estas mejor - Asiento

- Bien ahora queremos saber que paso - Adler habla - Podrías contarnos bella señorita

- No antes de que nos cuentes, Ember cierra los ojos, trataremos hacer que recuerdes que fue lo que paso - Cierro los ojos - Ahora quiero que revivas cada acontecimientos de esa noche, todo lo que hiciste antes del ataque - Eso lo tengo muy presente, pasan por lo menos unos dos minutos - Ahora ve al momento en el que le  hablas a Connor, que pasaba a tu alrededor - Estaba sola en el cuarto, en ese momento, colgué la llamada porque derribaron la puerta y.... mi mente entablar en blanco, por más que no intento no logro recordar, suelto un suspiro de frustración.

- No puedo - Lilith toma mi mano, en ese momento tengo una especie de ¿visión?

Le rompo el cuello a otro cazador, son demasiados para mi, veo como mi madre bebe de cada cazador que puede, tengo a tres cazadores frente a mi, cuando estoy a punto de atacar al primero un grito me hace girarme.
Es mi mamá, tienen un maldito aturdidor, voy a avanzar hasta ella pero un ruido acompañado de una sonda me hacen caer ¡Estúpidos  aturdidores! Duele, duele mucho, tapó mis oídos con mis manos, siento los toques eléctricos por todo el cuerpo. Mi vista se nubla, lo único que distingo es el color negro del traje de los cazadores.

Grito, gruñó,  no soy muy consiente de lo que hago, siento la sangre salir por mis oídos. Se acabo es el fin. 
De pronto ya no siento nada, el aturdidor se detuvo, mi cuerpo comienza a recuperarse, no volteó solo corro hasta donde esta mi madre inconsciente. Un cuerpo sale disparado junto a mi lado, Ember esta peleando con ellos, los destroza con facilidad, tengo que ayudarla. Me recompongo con facilidad. Ember cae de nuevo al piso, tiene una mano en el pecho. Un grupo de unos seis cazadores la rodean. Me lanzó sobre uno de ellos. - Muéstrenme lo que tiene - Llamo su atención, los idiotas vienen hacia mi. Termino con ellos.

Me acerco a Ember, se está retorciendo en el suelo, me mira sus ojos son azules intensos... ahora rojos...nuevamente se tornan azules y.... rojos. ¿Que carajos? - Ember háblame, que tienes. - No tengo respuesta, emite un grito y con la otra mano me señala su cuello. Veo entonces un gran collar rojo - ¡Qui... quitalo! Hago lo que me dice y su cuerpo se relaja.

- Vamos cariño no lo retengas más, deja salir tu verdadero ser - Madre habla a mis espaldas ¿Dejar salir que? Su pecho comienza a subir y bajar de manera rápida, es como si le faltará el aire. - ¡No te retengas más, déjalo salir! - Le grita mamá, sus ojos siguen cambiando de color entre rojo y azul.

- ¿Que está pasando? Em vamos, necesito sabes que el lo que te... - Suenan disparos - Carajo otra vez no - Escucho los pasos acercarme.

- Lilith tendrás que encargarte sola, tengo que quedarme con ella - Asiento y me levanto, le doy una ultima mirada a mi amiga, a pesar del dolor que siento me sonríe, joder si tan solo pudiera ayudarla, no se que esta pasando. Corro al patio de enfrente, algo me golpea en la cara haciéndome caer, levanto la vista y frente a mi tengo aproximadamente a unos veinte cazadores. Y como cuatro de ellos me están apuntando con el aturdidor ¡Mierda! Los miró a cada uno antes de ponerme de pie - ¿Quién quiere morir primero? - Ninguno se mueve, saben perfectamente que no tengo oportunidad, ni siquiera de moverme. Escucho un rugido, proviene de la parte trasera de la casa. ¡Ahora lo capto!  ¡Ella es el Mestizo! ¡Se transformó! ¡Se transformó! ¡Se transformó! El ruido de un arma me saca de mis pensamientos ou, aun los tengo frente a mi.

Sonrío de lado - Si yo fuera ustedes ya estaría corriendo - Veo como su mirada se posa detrás de mí. Doy un brinco y bajo mis pies veo la melena de un gran lobo blanco o gris, con una simple mordida acaba con ellos. Es impresionante lo que mis ojos están viendo.

- Ember, estas bien - Siento unas manos en el hombro y estas me sacude, abro los ojos de golpe, me encuentro con los ojos de Bram, todos me miran con preocupación, volteó a ver a Lilith, acabo de ver lo que pasó a través de ella - Me esta preocupando

- Ya se lo paso - Ahora su mirada es de sorpresa - Acabo de verlo todo, es como si lo estuviera viviendo de nuevo

- ¿¡Qué!? Esta está loca - Miro feo a Zean - Miren sus ojos, está más que lista.

 



Borges

#899 en Thriller
#443 en Misterio
#1865 en Fantasía
#983 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo, brujas

Editado: 18.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar