Lo peor de dos mundos

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 20

 

¡Acepta tu transformación!

 

 

 

 

 

 

 

Nos encontramos en la sala , Jack salio a conseguirme un poco de sangre, desde que era una niño le encantaba conseguir sangre para mi. Decía que de esa forma podía entenderme mejor. Iría yo misma pero no puedo sostenerme de pie mucho tiempo, todo se mezclo. Por una parte estoy débil por falta de alimento y por la otra es por la transformación, cada vez son más constantes los dolores. Pero el de hace un rato fue muy diferente a los demás. Mis sentidos explotaron, no podía ver, pero si podía escuchar absolutamente todo, fue raro. Como vampiro mis sentidos son sobrehumanos, pero el alcance que tuve hace un rato, ni el vampiro más viejo llega a escuchar tanto como yo lo hice hace un rato. Todos los sonidos se juntaron, nunca me había sentido así. Sentía como agujas en los oídos, fue horrible. Ninguno sabe porque pasa esto, al parecer ellos no sufrieron tanto para lograr su transformación. Lo normal es tener algún dolor antes de la primera la cual ya tuve, se supone que no debería de doler más. 

En este momento me doy cuenta de que no escucho el ruido irritante de mi corazón, pongo la mano en mi pecho, no siento nada, mis dedos se dirigen al cuello ¡Nada!  — Mi corazón dejo de latir— Hace cuanto dejo de latir, con todo lo que pasó no me había dado cuenta.

— Es verdad, ya no lo escucho — Connor camina hasta mi, se sienta a mi lado, toma mi mano. Coloca sus dedos sobre mi muñeca — Tienes razón, ya no tienes latidos

— ¡No! Y te diste cuenta tu solito — Zean se burla de el, le doy una palmadita en la pierna a Connor, el susurra un "idiota"

— ¡Lo tengo! ¡Lo tengo! ¡Encontré algo! — Con los gritos de Bram mis oídos dan una pequeña punzada, odio ser tan sensible.

¿Que encontró? 

— Se puede saber que encontraste — La voz de Cameron muestra demasiado desinterés por lo que sea que allá descubierto Bram, desde que confesé que Jack era mi hermano esta de mal humor.

Bram se sienta al otro lado mio, trae consigo la computadora y unos libros — Estuve investigando un poco sobre lo que eres, ninguno de nosotros paso por lo que tu estas pasando así que me entró mucha curiosidad. Investigue algunas cosas sobre los Mestizos, no hay mucha información pero creo que lo poco que hay servirá de algo. Si tu hubieras nacido siendo una Lycan y no un vampiro todo sería completamente diferente. Te tendrían que haber convertido en un vampiro, tu cuerpo de hubiera adaptado perfectamente al cambio, sin sufrir demasiado. La sed de sangre seria casi nula, comerias como un humano, la piel no sería pálida, en pocas palabras dominará el lado Lycan.

>> Peroo tu naciste siento una vampira original, tu cuerpo es el de un cadáver — ¿Cadáver? Levanto una ceja — Lo siento no quería... el punto es que nada en tu cuerpo funciona — No se como debería tomar eso — como el de un humano. Tu cuerpo en estos momentos esta debatiendo entre vampiro o Lycan, tu lado vampirico esta dominando por completo, pero según lo que dice el libro, necesitas dominar ambas partes.— En pocas palabras se debe dar la transformación. — Físicamente no cambiaras nada, tu piel seguirá siendo pálida, tu sed de sangre se mantendrá normal como hasta ahora.

Mi lado vampirico seguita dominando. 

— Eso tiene que ver con lo que pasó con sus sentidos — Habla Adler

— Asi es, tus sentidos y habilidades se duplicarán, ambas razas tienen habilidades muy similares,  tienen un oido muy desarrollado, al igual que la velocidad, la fuerza, el olfato, la visión nocturna y los Lycan de gen tiene una habilidad especial, es como un poder — Los vampiros originales también tienen esa habilidad, aunque aún no se cual es el mio — Ember es sorprendente, tu habilidades podrán fusionarse, podrás escuchar a kilómetros de distancia, lo mismo con tu olfato. — No creo que sea tan sorprendente,  duele horrores. Si así será con cada habilidad yo paso.

— Y cuando se supone que sucederá todo esto, dentro de dos semanas será luna llena.

— Solo Ember puede decidir cuando va a pasar.

¿yooo?

— ¿Como se supone que decida eso?

— Cuando aceptes que también eres un Lycan — Hago una mueca ¿Todavía no lo acepto? Es como si Bram supiera lo que pienso — No, aun no lo aceptas. Te lo puedo demostraste con esto — Señala mi pecho — Dejo de latir, te estás resistiendo a tu verdadero ser, se que toda tu vida has sido un vampiro pero tienes que creer la idea de que también eres un Lycan. Reprimes la idea de trasformarte, mientras más lo hagas más sufrirás. — Me dejo caer sobre las piernas de Bram, le toma por sorpresa pero termina por acariciar mi cabello.

— Porque tiene que ser tan complicado y doloroso, esto es... nuevo para mi, no se que debo hacer.

— Sólo tienes que aceptar tu transformación.

— Tranquila no estas sola, tienes a los mejores contigo para ayudarte — Zean me manda un beso — Am también queríamos pedirte perdón por como te tratamos — No se cansan de pedir perdón — No lo hemos hecho oficialmente, así que a nombre de todos nosotros ¡Lo siento!

Se me escapa una risita — A nombre de todos, no pasa nada. Yo también les debo una disculpa por haberles mentido, les parece bien si dejamos esto atrás — Los cinco chicos asienten, bueno Cameron no.

 

 

(**************)

 

 

— ¡Jack! Trae ese vaso aquí — El olor a ese delicioso, exquisito, suculento y sabroso líquido llega a mi. Pero el idiota de mi hermano sabe que no puedo sostenerme, así que le divierte mi sufrimiento. Mi garganta arde ¡Lo necesito ahora! — Porfavor — Se pasea por la sala con mi mega vaso.

— Jovencito, deja de jugar con eso — Milla lo regaña, le quita el vaso y me lo entrega. Cada quien esta en lo suyo, pero me siento un poco incomoda bebiendo cerca de ellos. Le doy un trago, mi cuerpo se estremece, la sensación se bienestar me encanta. Pero me doy cuenta de que esta sangre no es de animal, es de humano. Su sabor me encanta pero como consiguió esta sangre. Cierro los ojos para disfrutar mejor este momento, llevo tiempo deseando esto, la sensación de como para por mi garganta es única. Mi cuerpo comienza a recuperarse. Abro los ojos, estaba tan concentrada disfrutando mi alimento que no me di cuenta de su presencia, los tengo a los seis viéndome. Paso mi lengua por mis labios y todos, menos Jack estan siguendo cada uno de mis movimientos.



Borges

#153 en Thriller
#71 en Misterio
#412 en Fantasía
#296 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, hombreslobo, brujas

Editado: 23.02.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar