Lo que Diciembre se llevó.

Tamaño de fuente: - +

Nota del autor.

Gracias querido lector por llegar hasta aquí.  

Comenzaré diciendo que le debo el título de esta historia a mi querida “Waru”, seguramente ya saben quién es.  Para mí, una gran amiga, la mejor hermana del mundo y una talentosa colega escritora.  
Fue a ella a quien se le ocurrió el título ^_^ jiji. Así que gracias cariño.  

“Lo que Diciembre se llevó” fue creada con un pensamiento en mente. Y es que, considero que una novela juvenil, no es únicamente la que tiene borracheras, fiestas los viernes en la noche, chicos populares, jugadores de football americano y porristas, tríos, sexo y celos. Más bien, creo que pueden existir novelas juveniles que nos cuenten una historia sencilla que puede ser dulce y hasta trágica.  

Eso aprendí de: Besos de murciélago de Silvia Hérvas, Better off friends de Elizabeth Euberg, My life next door de  Huntley Fitzpatrick y Anna and the French Kiss de Stephanie Perkins. Libros hermosos que les recomiendo.  

Historias juveniles donde lo pequeño es enorme, donde los obstáculos son tan diversos y los personajes son tan vulnerables y eso los hace fuertes.  

Sé que no les llego ni a los talones pero amé escribir “Lo que Diciembre se llevó”, amé a Mary Jane y su curioso pánico escénico que por fin logró vencer, amé a sus hermanitos traviesos, amé a Will y esa oportunidad que se dio a sí mismo de amar y perdonar a alguien quien no tenía culpa de su dolor.  
Y amé el final.  

Quizás no siempre el año viejo nos deje un amor, quizás nos pase como a Mary Jane y William pero si nos dejará cosas muy valiosas como la familia y los amigos.  

Amigos que sin importar en qué parte del mundo estén, los sentiremos en el corazón aunque ellos estén en Francia y nosotros aquí.  

Espero y este año les haya dejado buenos amigos y deseo que les llegue el amor.  

Un abrazo querido lector y nos veremos en una nueva historia el otro año. ;)  
 



Brooklyn Birk

Editado: 01.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar