Lo que el destino unió

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 2

Matt

Me desperté, por los rayos de sol que entraban por la ventana. Mi humor no podía empeorar más; tengo una resaca de los mil demonios, la cabeza me da vueltas y los recuerdos de anoche vienen como flash.

Me levanté de la cama y me dirigí al baño, que hay en mi habitación. Me duché un la agua fría, ya que estamos en verano y de paso también me despejó la mente.

Después de unos 10 minutos salí de la ducha, y busqué unos tejanos y una musculosa blanca con cuello en V. Me vestí y me puse los tenis blancos.

Baje las escaleras para ir al comedor y saludar a mi familia. Pero como cada día mis padres no está, solo está April, mi hermana de 17 años que está  desayunando con nuestra nana.

-Hola -me acerqué y le di dos besos en la mejilla a cada una.

-¿Mi niño, vas a desayunar con nosotras? - me preguntó mi nana, Rebeca.

-Lo siento, pero he quedado para desayunar con mi rubio favorito.

-Matt casi nunca desayunas con nosotras - April, se levantó de la mesa enojada.

- Hermanita te prometo que mañana desayunaré con ustedes.

-Ok, pero sino lo cumples te juro que me vengare -dijo un un tono amenazante.

Yo solo asentí, me da incluso miedo.

-Adiós, que mi rubio de bote me espera en mi departamento -les lanzó un beso y salgo por la puerta de la casa.

Si tengo un departamento para mi sólo, pero no lo utilizo. Ya que prefiero pasar esté tiempo con mi hermana; hasta que ella tengo 18 años y se independice.

Al salir de la casa, veo que mi auto está estacionado delante. Lo abro, entro en él y lo enciendo. 
Conduzca hasta mi departamento, que está a 20 minutos de la casa de mis padres.

Es un departamento que está al lado de la playa, lo elegí yo; ya que me gusta pasar gran parte de mi tiempo en el agua.

El departamento no es muy grande, tiene dos dormitorios, un baño en cada habitación y una cocina. El living es amplio y está decorado con cuadros, un televisor de plasma, un sofá de cuero en forma de L y dos sofás individuales.

Después de 20 minutos llegó al departamento, al entrar veo a un rubia despampanante. La cual no lleva nada de ropa casi; tiene puesta la ramera de mi amigo que le llega hasta los muslos y se le ven las bragas.

Esto es demasiado incomodo, la próxima vez que pasé algo así mató al rubio de bote, pero antes le quitó las llaves de mi departamento.

-Ejem, ejem -dije haciendo una falsa tos.

La rubia se asustó y salió corriendo hasta el cuarto de mi amigo.

Cómo el idiota ese me debe una se las haré pagar, de la peor manera.

Entre en la habitación de él, sin tocar ni nada y monte un escándalo.

-¡Como has podido idiota! -le grité "muy enojado"-. ¡¡Me has engañado con la primera zorra que has visto !!

-Matt, no es el momento indicado bien para discutir -dijo rodando los ojos.

-¡¡¡Claro, que sí es el momento indicado. Pero primero está tipa se larga de mi departamento!!! -mi tono de voz iba aumentando cada vez más, parecía como si en verdad estuviera enojado con él.

-Esta tipa como tu la llamas tiene un nombre, verdad... -al parecer se le olvidó el nombre de ella.

- Bueno, yo me largo de este casa de locos -dijo la rubia aún vistiéndose, con un vestido muy corto y sus plataformas-. Y me llamo Tiffany, pedazo de idiota.

Salió de la habitación a paso agigantados, sin mirar atrás, mientras yo me reía como si no hubiera un mañana.

-¿Por qué lo has hecho Matt? -preguntó lo más calmado posible-

-¿Por diversión? -solté una carcajada- Bueno ahora enserio, lo hice por lo de mi ex...

- Entiende que no lo sabía, además fue tú culpa.

-Bueno da igual, además ella no era como decía ser -rodé los ojos y salí de su habitación- ¡Date prisa idiota que quiero ir a desayunar!

Después de varios minutos, él salió de su habitación. Se había puesto unos tejanos, una camiseta con cuello de V y sus Vans blancas.

-¿Donde desayunaremos? -me cuestiono mi amigo.

-¿Qué te parece en la cafetería que hay cerca de aquí? Ya sabes que el desayuno es muy rico ahí .



Valeria Elizabeth

#1623 en Novela romántica
#742 en Otros
#105 en Acción

En el texto hay: romance, carrerasilegales, pasado

Editado: 21.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar