Lo que me queda por escribir

Tamaño de fuente: - +

Beso de atardecer

Y lo más estúpido que ella pudo pensar, es que ya no sentiría nada al sus labios besar una vez más. 

Incluso quiso engañarse toda la tarde intentando hacerse ver que el hecho de besarlo solo fue producto de la calentura que desde minutos atrás venían ambos aumentando, que al pasar de los días ninguno de los dos pensaría más en aquella pequeña acción, que simplemente todo continuaría normal... Pero no. No fue así. 

Volvieron a ella todos esos recuerdos y esa sensación de desear tanto sus labios, de desear que las calles se alargaran por arte de magia para tomar valor y besarle de nuevo. 

¿Que acaso cuando se desea hacer algo lo hace sin pensar en lo que se vendrá y nada más?

Ella lo hizo, sin pensarlo, sin aviso. Incluso se despidió sin palabras, se dio la vuelta y con sus audífonos puestos colocó una canción nada acorde a lo sucedido, todo transcurría normal, tan común como que le dio igual en el momento, fue como si en ese instante ese beso se hubiese borrado, esfumado.

Pero un buen día cargado de emociones fuertes, colapsó. Sus sentimientos volvieron a jugarle una mala racha a su corazón, como cuando sueles creer que saldrás de una partida de ajedrez victorioso pero al más mínimo descuido pierdes el control de todo. Perdió su reina (su arma más poderosa) y quizá uno que otro peón (Sus excusas bobas). 

 

Vaya loca, sin derecho ni revés.
Vaya desicion, quizá alterar las cosas fue lo que consiguió.
Vaya esperanza ingenua escondida, guardada.
Vaya vida...

¿Que le va a deparar el destino a esta chica?



Angie Rodriguez

Editado: 29.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar