Lo que me queda por escribir

Tamaño de fuente: - +

Sobre mi

Siento que he perdido mucho tiempo valioso en mi vida atormentándome por cosas que ya no hacen ruido aquí.

Me he idealizado como la chica timída que lee y sabe, pero al final del día soy una adolescente más.

Con esto quiero decir que no encuentro de manera fácil como yo imaginaba la manera de resolver mis problemas.

Debo empezar de cero y aprender de mis errores y defectos.

 

Y es que no me explico porque dejé de hacer lo que me gusta, escribir.

Sé que en algún tiempo estuve deprimida, y mis historias lo pueden hablar, pero... ¿Ahora?

No tengo algún motivo para sentirme triste porque todo se ha ido.

Y es que la felicidad llena tanto que los ratos eternos que tuve antes para escribir, ahora a lo mucho son minutos.

 

Y es por ello que me he decidido desde hace semanas borrar las frases tristes;

Y desde meses mis libros los he remplazado por historias de amor y poesía alegre, escritos que me hablen de él;

He borrado mis notas sobre depresión y desamor, y a cambio he comenzado a escribir sobre lo positiva que puede ser la vida

Las historias inconclusas que antes imaginé, ya no tienen lugar en mis días.
 

 

Sé que la inspiración no llega a diario, pero vaya que se me ha pasado en varios meses

Al encontrarme y releerme de nuevo es increíble el pasar del tiempo

Y lo mucho que puede perjudicarte una persona.

Y lo mucho que puede hacerte bien otra.

 

Y bien, ya no tengo por ahora inspiración para escribir sobre poesía triste.

Sobre las desdichas de una chiquilla que se siente pobreteada, menospreciada;

Pero prefiero mil veces el hoy, a ser una chica amargada con los demás

Aunque de gracias a ello supe quienes eran los que se iban a quedar a mi lado, los que me soportaron cuando yo no veía el sol

 

Hay que saber reconocer nuestros errores, porque si no podemos lastimar a las personas que amamos con nuestras acciones ciegas;

Sin darnos cuenta, que esas personas son las que están detrás de nosotros cada día impulsándonos a ser mejores.

Nunca es tarde para pedir perdón y aprender a que nos nazca del corazón.

No hay que perder fe si tus días se ven nublados por ahora, porque no siempre serán así;


Debemos aprender a bailar con la lluvia; con la esperanza de que un día volverá a salir el sol.



Angie Rodriguez

Editado: 29.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar