Lo que nunca te dije

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12

—Pero Dora la exploradoda tenía miedo cuando el zorro se la llevó, ¿verdad?

—Solo un poco, ella sabía que nosotros la ayudaríamos.

—Creo que esa pregunta era para mí, ¿o no bebé?

—¿Por qué tiene que ser tan cruel? Sé que esa pregunta iba para usted, pero yo quise unirme a tan importante tema también.

Inquiere divertido el aún agrio ingeniero mientras vamos hacia los elevadores; y sí, nos está escoltando cuando nadie se lo ha pedido, aun así, ha querido hacerlo bajo el pretexto de que no quiere cargar con la culpa de que la niña pueda llegar a ser afectada por el gran amor que me destinan sus trabajadores, por ello él mismo se está asegurando de que nadie lance sus típicas indiscreciones en delante de mi bebé, lo cual se lo agradezco y por eso no he dicho nada cuando él tomó la iniciativa.

—¡Ah! ¿Yo soy la cruel?—finjo seriedad y él asiente aún más divertido—Si mi recientes recuerdos hablaran…

—Le dirían lo maravillosa y carismática persona que realmente soy. Recuerde que hoy le di tres descansos en una sola reunión y no le he pedido que haga horas extras pese lo incompleto que ha estado su trabajo—sonríe ampliamente, y sí, es tan inusual que hasta mí me tiene delirando.

—Qué amable, así me dan más ganas de venir a trabajar con usted.

—¿Eso es una ironía?

—Oh, no. Es mi modesto comentario de agradecimiento—le sonrío con sorna—¿Deseas comer algo antes de ir al doctor, bebé?— niega suavemente con timidez como siempre que le sugiero probar bocado—Pero si lo haremos al regreso, ¿verdad?

—Sí, mami. Yo como toda mi comida ahoda.

Suelta con esa pequeña vocecilla que nos tiene tan cautivados a todos. Y con todos me refiero a este novedoso personaje que anda suspirando por mi bebé. Es increíble, saben. Realmente increíble porque jamás imaginé que él pudiera llegar a ser así. Toda la reunión se la ha pasado mirándonos, viendo como ambas actuábamos y si a mi bebé le apetecía algo, por minúsculo que fuese, él inmediatamente se ponía de pie e iba a por ello aun cuando nadie se lo había pedido. Nuevamente repito: Se le ablanda el corazón cuando va con un niño enfrente.

—¿Ha pedido un taxi o desea que le de movilidad hasta el doctor de la niña?

Sugiere con cierto talante despreocupado cuando vamos saliendo del edificio, lo que no hace más que detenerme en seco, porque otra vez su muy reciente cambio de actitud me tiene echando estrellitas por cada cosa que no deja de decir y hacer. Hombre, ¿qué te has comido hoy? Porque honestamente estás para preocuparse Ok, sí, entiendo el lapsus de cambio, pero en serio, ¿puede llegar a tanto? ¡¿Tanto?! Apenas hace unos días me quería ahorcar y ahora es de lo más gentil conmigo; o debería decir, con nosotras porque evidentemente todo este cambio es debido a mi bebé. Y que a medida que avanzan los segundos, él es cada vez más amable y eso me empieza a asustar porque no sé a cuanto más piensa a llegar si en menos de cuatro horas es el tipo carisma y el señor sonrisas. Y ahora quiere transportarme. ¡Transpórtanos! ¿Luego qué proseguirá?

—¿Ocurre algo?—vuelve a preguntar cuando se percata que no le sigo el paso.

—Sí. No. O debería decir…

—O es un sí, o es un no, Amanda. Decídase—se pone a la altura de mis ojos, porque como todos los demás, es tan alto y yo una hormiga a su lado—¿Cuál es su respuesta, entonces?

—Yo solo quería saber porque usted está tan…

—¡Ah! Era eso. Muy simple, Amanda. Voy de salida y usted también y considerando que lleva muchos niños consigo, no soy tan poco caballero para dejarla esperando por un taxi con los escasos que son a estas horas. Entonces, ¿espera o acepta mi notable gesto de amabilidad?

—En ese caso, muchas gracias por su «notable gesto de amabilidad», pero nosotras estam…

—¡Papi! ¡Papi! ¡Papi!

Corre mi bebé emocionada hacia un punto detrás de mí, y con ello me confirma que nuestra movilidad acaba de llegar, y con esta Spencer y él también.

—Ahora veo que no es necesario el taxi—regresa su atención hacia mí, colocándose enseguida sus gafas de aviador— Puedo marcharme tranquilo. En dos días nos volvemos a encontrar, espero que hasta entonces los informes estén concluidos y listos para presentar.



Carolmiranda

#136 en Novela romántica

En el texto hay: new adult, drama y amor, embarazos

Editado: 12.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar