Lo que Quiere el Corazón

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3

Dos semanas después.

 

Después de todo la fiesta había salido bien, bueno para mí, Elisa y Julissa bebieron demasiado que al día siguiente amanecieron con tremendo dolor de cabeza, divertido para mi, horrible para ellas.

A Jaden y Dylan los vimos al día siguiente en la facultad pero solo podíamos saludarnos pues ellos iban un semestre más adelante que nosotras y tenían diferente horario al nuestro por lo que era muy difícil vernos todos los días, por eso aprovechábamos el poco tiempo que teníamos para conversar un poco.

 

Mis amigas y yo nos encontrábamos en la clase de estadística cuando alguien toco la puerta del salón, el profesor se dirigió hacia ella para abrirla, frente a ella se encontraba un grupo de alumnos, dijeron algo al profesor que no alcancé a escuchar y después entraron.

—Muchachos, pongan atención por favor —Dijo el profesor dirigiéndose a la clase —Sus compañeros les vienen a hacer una invitación —Dijo sentándose en el escritorio —Adelante chicos

Para mi sorpresa Jaden, Dylan y Lydia se encontraban dentro del grupo, Jaden también se dio cuenta de mi presencia y me saludo sonriente con su mano a lo cual yo correspondí.

También se encontraban otros dos alumnos que no conocía, eran un chico de cabello castaño y alto y la chica tenía su cabello negro y era la más baja de estatura del grupo.

—Buenos días compañeros nosotros somos los integrantes de la sociedad de alumnos de la facultad, mi nombre es Jaden Harris y soy el presidente, Dylan Grey es nuestro secretario al igual que Carol García, Lydia a quien ustedes conocen es nuestra tesorera y el es Kai Foster, el vicepresidente.

Después de presentar a los dos chicos que no conocía Jaden comenzó a explicarnos cómo funcionaba la sociedad de alumnos, como trabajaban y que hacían ellos dentro de esta y algunas otras cosas que ya sabíamos. Después, Jaden le cedió la palabra al chico de pelo castaño, Kai Foster.

—Ya que saben de que se trata esto queremos invitarlos a que sean parte de la sociedad, si es una responsabilidad muy grande pero si les gusta les aseguro que se la van a pasar muy bien—Dijo el chico, con voz animada —Si alguno se anima vamos a estar en el segundo edificio de la facultad recibiéndolos les haremos unas simples preguntas para después integrarlos al equipo.

—Así que, los estaremos esperando chicos —dijo Jaden para terminar.

Después de esto, los cinco chicos le agradecieron al profesor, Jaden fue el último en salir y antes de marcharse me miro y se despidió con su mano sonriendo, de nuevo yo le correspondí.

 

Un rato después la clase termino, mis amigas y yo salimos del salón para dirigirnos a la cafetería.

—No puede ser —dijo Elisa parándose de golpe

—¿Que pasa Elisa? ¿Estás bien?—le pregunto Julissa preocupada.

—Julissa, olvide que tenemos que ir a la biblioteca por el libro de Psicología Social para la exposición del viernes —dijo ella asustada

—¿Es enserio Elisa? Haces tanto drama solo por eso —Dijo Julissa poniendo los ojos en blanco

—No hago drama, me preocupo por mi calificación y te recuerdo que también es la tuya.

—Bien vamos, te acompaño a la biblioteca —Julissa se volteo hacia mi —Amber ¿Vas con nosotras?

—No, vayan ustedes, yo muero de hambre y no creo aguantar más.

—Vale, entonces nos vemos al rato —las dos se despidieron y se marcharon.

Comencé mi camino sola hacia la cafetería y en ese momento escuche que alguien decía mi nombre, era Jaden quien se estaba caminando en sentido contrario hacia mí, lo salude a lo lejos. Cuando por fin me alcanzo, sonriente me dio un beso en la mejilla el cual correspondí.

—Amber, que gusto verte otra vez.

—Lo mismo digo.

—¿Vas a la cafetería? —Me pregunto a lo cual yo asentí —Entonces te acompaño, yo también iba para allá.

—Vale, gracias —le dije y comenzamos a caminar.

—¿Y las chicas? ¿Por qué no están contigo?

—Tuvieron que ir a la biblioteca, Elisa olvido que tenían una exposición así que tuvieron que irse —le dije riendo.

El rió junto conmigo al momento que entramos a la cafetería.

—Tampoco viene Dylan contigo, que milagro



Paula Sandoval

Editado: 15.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar