Lo que quiero gritarte

Tamaño de fuente: - +

Carta n°3 (Yo quiero)

Cuántas promesas hemos hecho sin llegar a cumplirlas. Cuántas personas hemos amado alguna vez sin llegar a permanecer a su lado. Es por esto que yo jamás quiero prometerte nada que no pueda cumplirte.

Yo quiero a amarte, pero permaneciendo a tu vera. Escucharte cantar esas canciones que tanto te gustan. Que el timbre de tu voz, erice la totalidad de mi cuerpo. Yo quiero ser parte de tus triunfos y derrotas.

Ser tu apoyo cuando quieras derrumbarte. Quiero verte dormir y soñar. Recorre todos los lugares pendida de tu mano. Quiero experimentar lo que se siente la libertad cuando se comparte con un espíritu libre como tú.

Quiero verme reflejada en tus ojos cafés. Pasar las horas escuchándote reír y recuperar mis años perdidos cuándo esté contigo. Creer en el amor por ti, para ti. Quiero bailar contigo debajo de la luna en una plaza solitaria de Madrid.

Quiero estar entre tus brazos y renunciar a todo lo malo. Cocinar mi mejor comida por ti. Quiero celebrar cada uno de tus cumpleaños y acompañarte a los karaokes que tanto te gustan. Quiero sorprenderte en tus horas de trabajo.

Y sin yo ser fanática del café, sería capaz de tomar todos los cafés que tú estuvieses dispuestos a hacer para mí. Quiero estar cuando te conviertas en el mejor barista de la ciudad porque te lo has propuesto y sé que lo vas a lograr.

Quiero estar a un paso de tu boca y no contenerme, sino fundirnos en un beso delirante y capaz de remover los anhelos más profundos. Quiero que al yo amarte, ninguno de los amores pasados tenga comparación contigo.

Quiero renacer en tu mirada cada mañana y cada noche de mis días. Que en medio de mi fantasía y la distancia tan inmensa que nos separa, algún día me des una clara señal de que soy importante para ti.

Le tengo pavor a las alturas, pero sería capaz de conseguir un viaje, juntos en parapente. Quiero ir de tu mano y presumir. Verte jugar al básquet mientras soy tu animadora número uno. Quiero un día despertar a tu lado y encaminarnos a recorrer el mundo entero, llenos de expectativas y curiosidad.

Quiero tu manera distinta y no convencional de ser. Quiero vivir al extremo como lo haces tú, contigo. Quiero construir recuerdos a partir de nuestro encuentro, el encuentro que algún día espero concretar.

Tengo tantos recuerdos de nuestra infancia vivida a distancia. Recuerdo alguna vez haber sido osada e hice la pregunta que en ese tiempo rompía mi cabeza, ¿Quieres ser mi novio? Siendo una chiquilla inmadura e inocente, desconecté el Messenger, red social popular de la época; por miedo a tu respuesta, aunque a los diez minutos, volviese valiente para saber tu pensar. Sonrío en estos momentos al recordar tu contestación, ¿Ya no lo éramos desde antes? Yo queriendo ser tu chica y tú ya me considerabas eso desde mucho antes.

La canción que me dedicaste: volver a amar de Cristian Castro. En esos años, imprimí la letra y la resguardaba en un cajón con recelo. Quiero escuchar esa canción alguna vez de tus labios, ahora, adultos y me quedaré junto a ti y no te dejaré como dice el himno de nuestra locura.

Te daré mi dulce amor.

Esto lo escribo un siete de octubre del años dos mil dieciséis. A las doce y nueve minutos de la madrugada de un día jueves.

Volveré para dejar con tinta sobre las páginas, el descubrimiento futuro y los susurros de tus labios cuando por fin confiese que me quieres en tu vida como YO QUIERO.



Vivi Ferc

Editado: 19.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar