Lo que yo haría por ti

Tamaño de fuente: - +

Tres años después del accidente

Riley ya se había recuperado por completo, si cualquier persona la miraba no podría saber jamas todo por lo que había pasado, ya no tenía nada, ni vendas, ni cáncer, ni muletas, nada. Aun le quedaban algunos días de rehabilitación. 

Emma sentía que su mundo ahora tenía sentido, antes con el accidente y todo lo que los condujo se sentía perdida, decía que Riley tenía que estar bien para que ella pidiera estar bien.

Riley es una persona que vive para los demás, y Emma es una persona que tiene en cuenta a los demas.

El día mas extraño después del accidente que Riley recuerda es el día que conoció a Dylan y a su hermano, Hugo.

Ese chico por alguna extraña razón le recordaba mucho a alguien, no sable a quien pero su cara le sonaba, como si ya lo hubiese conocido.

Ese día después de hacer la rehabilitación los niños seguían en la sala de espera.

- ¡hey! ¿Todavia estáis aquí? 

- si, bueno, hemos entrado pero ahora tenemos que esperar al doctor Serrano para que nos den unos medicamentos para la pierna de Hugo.

- ¿que le pasó? - dijo Riley sentándose en la silla al lado de Dylan.

- en mi país jugó una guerra hace ya bastante tiempo, Hugo en realidad no es mi hermano, pero para poder curarse tenia que venir aquí y yo quería venir así que... Pues aquí estamos.

- me alegro de que hayan venido.

- yo también.

Se quedaron mirandose, Dylan pensaba ojalá supiera quien soy, todo lo que hemos pasado. Mientras que Riley le sonaban muchos esos ojos, recordaba que le gustaban mucho, ¡pero si nunca lo había visto! ¿Verdad?

- oye ¿nos conocemos de antes? Es que tu cara, tu voz, tus ojos se me hacen muy conocidos.

- no, no, no nos conocemos.

En realidad Dylan estaba deseando decirle la verdad, pero no podía a no ser que ella se acordara de todo.

El medico llegó con las pastillas de Hugo. Riley se quedo fijamentes mirándolas y le lanzó uno de sus hechizos para que le funcionaran las pastillas y volviera a andar.

- ¿bueno y como se siente el ser famosa? 

- no lo se, me siento igual que antes la verdad, hombre si es cierto que ahora son mas las personas a las que puedo conocer, abrazar, saludar, ayudar, no se en verdad es genia que te reconozcan en la calle.

- fuiste muy valiente.

- no fue nada, ni pensé lo que hacia.

Pero Dylan no se refería al accidente, si no a la batalla que había tenido lugar hace un año y medio en su mundo, la batalla donde conoció a Hugo, y donde decidieron que vendrían aquí a que ella lo ayudara sin saberlo.

Desde que Riley despertó ha intentado recordar algo, algo que está bloqueado en su mente, aunque sin poder lograrlo.

A veces tenía el mismo sueño, ella estaba con un chico, alguien los llamaban pero a ellos les daba igual y siguieron besándose. Lo que pasa es que cuando se despertaba e intentaba recordarlo, mas se le olvidaba.

Había estado quedado con Dylan y Hugo de vez en cuando, se puso al día con los cotilleos y rumures sus amigas le contaron sobre Tyler y Ananda, era cierto que estaba saliendo con esa chica pero luego del accidente, antes era solo una vieja amiga que vino a ver a algunos familiares y que terminó quedándose aquí.

En el instituto las aprobó todas con buenas notas, no tenia un diez ni un nueve pero por lo menos no había suspendido. 

Algunos de los de su grupo se habían ido lejos a estudiar, Riley aun no sabía que quería estudiar pero tenía claro una cosa, tenia que hacer algo que ayudara a los demas.

En todo este tiempo había estado como voluntaria en el hospital de su ciudad ayudando a la gente con su magia. 

De vez en cuando Any venia a verla mas que nada para ver si había logrado recordar algo.

Riley ha vivido grandes historias de amor, el amor incondicional por su hermana, el amor místico que sintió por Dylan, y el amor maternal que sintió con Any. Puede que de la mayoría no se acuerde, pero no significa que no este allí. 

Riley había estado en diferentes lugares como voluntaria, le gustaba eso, le gustaba sentirse útil, se sentia bien ayudando a los demas.

Dylan estaba en este momento con ella. Hugo ya se había puesto mejor, conseguía mover las piernas aunque aun no tenia la suficiente fuerza como para quedarse levantada.

Algunos amigos suyos y Dylan iban a ir a la playa, había un autobús que salia para la playa dentro de unas horas.

Los chicos de su grupo aun no se llevaban bien con Dylan y mora y Carla no iban a si que Emma se sentaba con Emma, Dereck con Bob, Sky con Daniel, y Diego con Bred. 

Riley les dijo a su hermana y a Mia que se sentarán juntas y así ella se sentaba con Dylan y nadie se quedaba solo.

Así hicieron, cuando el autobús se puso a andar Riley tuvo un deja-vu del día del accidente. Dylan se dio cuenta de que algo le estaba pasando, pues aunque ella no lo reconocia el si se acordaba de ella y de todos loa momentos juntos. Si recordaba el amor que sintieron tan intenso pero en tan pocos días.Fue un amor infinitos en días contados. Un amor que sobrepasa todo lo demas. 

Dylan intento hablarle de cosas triviales. Pero jo funcionaba. Empezó a jugar con ella, a hacerle cosquillas, cuando ellos dos estaban juntos se volvían muy cariñosos todos el tiempo tocándose, o abrazándose, Riley sentía unas ganas alucinante de besarle.



Yolanda Cortés

#6470 en Fantasía
#1419 en Magia
#13253 en Novela romántica

En el texto hay: amor y magia, amorsobrenatural, amigos y familia

Editado: 14.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar