Lo único que me quedaba de ti

Tamaño de fuente: - +

Niños

Una hermosa casa estilo griego se alzaba en una de las zonas mas hermosas de Nuevo York.

Esa mañana un BMW color negro se estaciono frente a la mansión, su conductor bajo del auto y al hacerlo pudo observar en la distancia a 4 niños jugando en el jardín.

Tres niñas rubias corrían por todo el jardín persiguiendo a un niño de cabello obscuro quien claramente era el mayor. Las 2 niñas más pequeñas se unieron logrando derribar al chico quien comenzó a reír al ser aplastado por sus hermanitas. 

Él camino hasta acercarse a los niños.

— Hola —dijo saludando a los niños quienes se sobresaltaron al escucharlo.

— Hola, ¿tu quien eres? —le pregunto una de las niñas mas pequeñas.

— Me llamo Percy —dijo quitándose sus lentes de sol—. Soy el nuevo socio de sus padres.

— Mira Dan él se parece mucho a ti —dijo una de las mellizas mirándolos a ambos con sus intensos ojos azul eléctrico.

— Ya lo noté Sia —murmuro el pequeño—, por si no lo sabias debido a la gran diversidad genética puede llegar a haber 7 personas idénticas a ti alrededor del mundo sin que ninguna de ellas este relacionada contigo.

— Wow yo no sabía eso —murmuro una de las mellizas—. Tu lo sabias Lana, porque yo no.

— Yo tampoco Sia. Una vez mas nuestro hermano el Listillo nos sorprende.

— No me llamen a si que no me gusta —protesto el pequeño ojiverde.

Percy observo divertido la pequeña escena de los niños, quienes se habían sumergido en su propio mundo sin recordar que no estaban solos. Solo la mayor de las niñas parecía no haber olvidado su presencia. 

Él la observo notando como la pequeña parecía casi una copia exacta de Annabeth en una versión infantil y dulce. La niña lo miro con sus intensos ojos grises para después regalarle una brillante sonrisa. Percy se sorprendió al verla sonreír pues por un segundo creyó haber visto en ella la dulce sonrisa de su madre Sally.

—Bueno creo que tú eres la única que no se olvido de mi —le dijo a la rubia—. ¿Cómo te llamas pequeña?

—Me llamo Avril —respondió la niña con dulce voz. 

—Bien Avril podrías decirme si están tus papás.

—Mi papi no está, pero mi mami sí.

***

Annabeth se encontraba en caminando hacia las escaleras cuando escucho la voz de Avril llamándola y casi deja caer el florero que llevaba en las manos cuando la vio caminando hacia ella de la mano de Percy.

—Hola Annabeth no me habías dicho que tenias una hija tan linda —comento sonriéndole a Avril.

—Mami mi amigo Percy quiere hablar contigo.

—¿Tu amigo?

—Si, ¿verdad que eres mi amigo? —le pregunto la pequeña ojigris a Percy.

—Claro que si Avril, de ahora en adelante seremos amigos. Claro si no le molesta a tu madre —dijo Percy mirando retadoramente a Annabeth.

— Mami Percy me agrada mucho ¿verdad que no te molesta? —le pregunto la niña mirándola con ojitos de foca bebé.      

—Por supuesto que... no corazón.

 

 

 

 



SophFrikk

#676 en Fanfic

En el texto hay: amor, percyjackson, percabeth

Editado: 14.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar