Los aullidos a la luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 18

¿es enserio?
🌙🌙🌙
Angelic

Intentaba calmar a Demian estaba muy alterado tras su pesadilla. No había dejado de abrazarme y decirme que estaba bien que todo fue una pesadilla. No comprendía nada de lo que estaba pasando, lo aparte de mí y lo mire a los ojos necesitaba saber que estaba pasando.

– Demian mírame que fue lo que soñaste – el respiró hondo para luego pasar una mano por su rostro.

– en el sueño estabas cubierta de sangre y parecías estar muerta – su voz salió quebrada. Me volvió a abrazar y lo apreté fuerte contra mí.

– estoy bien, nada malo me pasara – lo atraje a mí para abrasarlo mientras acariciaba su cabello. El realmente estaba preocupado de que algo malo me pasara, el en verdad sentía lo que decía sentir por mí. Ese beso fue el detonante de todo este caos interno que estoy teniendo como podíamos ser algo más que hermanos nosotros dos somos familia. Si mama y papa se enterarán de lo que siente mi hermano por mi o peor aún que yo estoy también dudando de lo que siento por el estaré perdida.

– Angelic – me aparte para mirarlo – ¿Cómo llegaste aquí tu sola? – pensé que jamás me lo preguntaría

– recuerdas que el doctor dijo que podía usar las muletas cuando mi tobillo ya no me doliera, si bueno las tuve que usar antes – señale las muletas que estaban a un lado de la cama en el suelo. El las miro y luego sonrió de lado moviendo la cabeza ante una negación.

– eres increíble princesa – acaricia mi mejilla tiernamente. Cierro mis ojos ante su tacto se sentía tan bien el que simplemente me tocara.

– me llevas abajo tengo algo de hambre y ya que vamos me puedes preparar algo – me encogí de hombros mientras le hacía un puchero.

– está bien te preparare algo solo porque no puedes moverte – se levantó de su cama para calzarse sus zapatos. Lo observe mientras lo hacía en verdad él era lindo y no nos parecíamos en nada físicamente nadie diría que somos hermanos. En realidad, no lo somos él es mi hermanastro no corre su sangre por mis venas lo cual me da esperanzas de estar con el tal vez – ¿qué tanto me vez? – sentí un calor subir a mi rostro. Aparte mi mirada, pero no dije nada no sentía que podía estaba muda.

– amm... yo solo pensaba y tú estabas en mi foco de visión – logre articular ni siquiera sabía porque había dicho eso. El tan solo sonrió para luego cargarme en sus fuertes brazos, no podía evitarlo tenía que verlo.
Mis ojos se encontraron con los suyos que esperaban ansiosos mi mirada, analice cada facción de su rostro intentando memorizarlo. Por alguna razón pensaba que todo esto que estaba pasando pronto acabaría. Mis padres, es por eso que tengo esta sensación tan fea. Ellos aún no saben lo de Demian y si se enteran nos mataran a ambos.

– ¿qué piensas decirle a mamá y papá? – el me sentó en uno de los bancos de la cocina. Respiro profundo para luego soltar todo el aire y me miró.

– ellos ya lo saben – lo mire a los ojos para ver si me estaba mintiendo, pero en ellos solo veía sinceridad. Me tuve que agarrar de la isla de la cocina para no caerme al suelo.

– tranquila ellos no nos juzgaran – Demian me sonrió tranquilo, como podía estar así sabiendo que nuestros padres lo saben.

– si tú dices, todo esto me tiene muy intranquila siento que no es lo correcto, pero aun así quiero intentarlo creo – hable sintiendo un escalofrió recorrer mi cuerpo. Los lobos estaban aullando a fuera hoy no era noche de luna llena que extraño.

– te preparare un sándwich de jamón tu favorito – hablo mientras tomaba cosas del refrigerador

– mejor que sean dos hamburguesas tengo algo de hambre y esta semana no eh comido nada de carne ¿quieres acompañarme? – puse mis manos en la encimera jugando con el frutero

– me gusta como piensas Black – reí ante su comentario

– vamos Demian muévete que tengo hambre – tomé mi teléfono y empecé a revisar mi e-mail – tengo varios trabajos que hacer con respecto a la historia del pueblo puedes ayudarme – señale mi celular mirando a Demian con cara cansada

– claro solo dime que tienes que investigar eh iré por los libros a la biblioteca del pueblo – puso cuatro hamburguesas en la acedera para luego meterlas al horno

– aquí dice que cuando se fundó el pueblo, sus fechas importantes y folclore de la comunidad algunas leyendas y esas cosas – le pase el teléfono para que leyera y él lo vio atentamente. Luego me devolvió el aparato para tomar el pan y empezar a abrirlo. En su muñeca pude ver otra vez ese tatuaje, tenía curiosidad por saber que es ese tatuaje.

– ¿algún día me dirás lo que significa ese tatuaje? – señale su brazo y él se tensó un poco

– ya te dije me recuerda a mi mama – que tanto oculta ese tatuaje, no sé, pero lo averiguaría de alguna u otra forma

– fíjate la comida en el horno no quiero que se queme – mire hacia otro lado irritada que tanto le costana decirme que significa el estúpido tatuaje



Danny Baladon

Editado: 24.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar