Los aullidos a la luna

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 32

Llegó tía Soft
🌙🌙🌙
Demian

Unos fuertes ladridos interrumpen mi estado de sueño, le tiro mi almohada a Duque para que deje de molestar y como venganza o eso quiero pensar recibo un bombazo de agua. El agua fría causa que me levante de un sobresalto, pero no grite porque vamos es solo agua congelada mesclada con pequeños hielos de la nevera nada para un hombre lobo como yo. Mire a la responsable de que este empapado y aunque tenía una idea bastante pequeña de cabello castaño oscuro y ojos azules.

Frente a mi estaba Angelic conteniendo la risa y en sus manos tenía otros dos globos con lo que espero fuera agua. Nuestras miradas desafiantes se cruzaron y ambos miramos la puerta yo para cerrarla y ella para poder escapar. Ninguno de los dos se atrevía a dar ningún paso hasta que Duque ladro. Angelic giro para correr en ese momento reaccione justo cuando ella volvió a arrogarme un globo con agua que pego justo en el medio de mi pecho. Las risas inundaron el pasillo de mi casa y el olor a panquecitos me recordó que estábamos en casa. Antes de poder llegar a la escalera resbale patinando para luego perder el equilibrio. Veía el suelo acercarse a mi cara en un segundo mis reflejos actuaron poniendo mis manos para amortiguar la caída. Me pare a gatas siguiendo la carrera veía a mi pequeña corriendo y sus cabellos moviéndose al compás de su movimiento. Apresure mi corrida hasta que la alcance tomándola de su cintura para acercarla a mí. Ella volteo dándome con el globo en la cara su risa contagió la mía la acerque más a mi intentando mojarla con las finas hebras de agua que caían de mi cabello.

– buenos días hielo – acerco su frente a la mía sonriendo. Cuando ella sonríe mi mundo parece pararse en su sonrisa. El cálido gesto que me embriaga a querer que jamás se apague esa luz que hay en ella. La misma luz que muchas veces intente apagar para no tener debilidades que alguien descubra. En momentos como este me arrepiento de haber sido tan frio con ella de todas formas todos sabrían cuál es mi debilidad.

– buenos días pequeña – bese la pinta de su nariz. Sus manos subieron por mis brazos hasta enredarse en mi cuello. Note como se estiro para alcanzar mis labios incline un poco mi cabeza para poder besarla…

– familia ya… pero ¿qué es esto? – oh por la luna mátenme. Por qué el universo se empeña en querer arruinar mis vacaciones trayendo a esta loca a mi casa.

– ya hablamos de esto Sofía – mama sale de la cocina con su delantal sucio de harina – los chicos son grandes no son hermanos y principalmente tienen nuestra bendición para estar juntos. amor instala a Soft en su habitación mientras yo termino de preparar el desayuno. – papa subió con las maletas de la tía loca… es decir de tía Soft. Les diré quien es ella y por qué digo que es una loca. La tía Soft es la hermana mayor de mi mama. Tiene el cabello largo de color castaño oscuro y en las puntas teñido de rojo. Tiene ojos marrones al contrario de mi mama que los tiene igual de azules que Angelic. Es alta y flaca como un espagueti. Tiene un oído muy agudo y ni hablar de su visión súper desarrollada y odia a los lobos. Casi nunca visita nuestra casa porque vivimos en un bosque lleno de lobos y para completar como cereza del postre mi papa es un lobo al igual que yo. Por lo cual sospecho que su aguda intuición le dijera que venir a mi casa no era una de las ideas más sensatas. Y es una loca porque los días de luna llena sale al bosque disfrazada de caperucita roja mi papa no deja salir a la manada cuando ella aparece nos vamos al territorio de la manada de Diego que ahora es el nuevo alfa de su clan.

– hola tía Soft – Angelic saludo con timidez a la mujer enfrente nuestro que nos lanzaba miradas asesinas. Esta paso de nosotros ofendida siguiendo a mi papa por las escaleras. Sera unas largas vacaciones junto a la familia. – loca – susurro tan bajo que apenas si la pude escuchar. Tuve que contener la risa para que tía Sofía no se dé cuenta.

– ustedes dos limiten su afecto a solo tomaditas de mano si no quieren que su tía los sermone – mama desapareció en la cocina dejándonos solos.

– no creo que pueda soportar estar viéndote sin besarte – bese a Angelic en la frente para evitar otra escena de la tía Soft. Ella me abrazo fuerte desde un tiempo para acá estaba más cariñosa de lo normal. No recuerdo que haya sido tan cariñosa con Nick o su otro novio, conmigo es diferente y eso me gusta. Se apartó de mi para verme a los ojos y ese brillo especial que tienen me envolvió.

– es por un tiempo nada más hielo – miro las escaleras para luego robarme un casto beso en los labios – me iré a casa de Bailey ¿puedes llevarme? – eso explica que me haya despertado con bombazos de agua. Me cruce de brazos pensando si llevarla o no como castigo de que me haya ensopado. Vio mis intenciones y con una simple mirada suplicante y un fruncir de sus labios me convenció. Es obvio que la llevaría no quería dejarla sola por la ciudad sabiendo que esta Liz y Lara sueltas. También sabía que si no la llevaba le pediría aventón a Carter. Últimamente era como mosca en la sopa molestando todo el tiempo paseándose por mi propiedad intentando ver a Angelic.



Danny Baladon

Editado: 24.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar