Los brazos de la muerte, Tomo 2

Tamaño de fuente: - +

Diez, revelaciones.

La mano detrás del acto.

 

En secreto y sin que Lawrence se enterara recgreso a Codam a buscar la única persona  que podia ayudarle, necesitaba consultar el libro de las profecias de Torrens. Él consideraba una pena que ahora nadie que no fuera una maldita cruza pudiera tocar ese libro,  cuando en el pasado solo se requeriaser uno de sngre pura, como él.

 

En el camino fue trazando un plan para convencerla, seguramente su esposo o su hijo ya le habrían lavado el cerebro en su contra. Tendria que minimizar lo sucedido, quizá se pondría de su lado si movia los hilis correctos. Localizarla fue reativamente fácil, tal parecía que el conflicto en la oficina de Lawrence solo se había confinado a la familia principal.

 

—¡Mi niña! —le saudo fingiendo alegría.

—Zardok.

— ¡Anette es la única que puede ayudarnos! —dijo Zardok colocando su mano en el hombro de la joven, que estaba parada frente a él.

— ¿Cómo podría ayudarte yo si mi hijo te odia? —interrogo Anette a modo de disculpa, aun que mas bien paresia ser una acusación —Sabes bien que él no tomara esto a la ligera.

—Merrik está confundido, pero pronto volverá al camino —dijo fingiendo interés, aprovechándose de que ella desconocía los últimos eventos.

—Necesito que me acompañes, es de suma importancia lo que devo decirte, así como lo que necesito de ti.

 

Anett lo dudo un poco, pero decidio seguirlo. Zardok tomo su mano y sedesvanecio con ella, llevandola al castillo negro de Thenet. Se había adelantado las noticias que se estaba esparciendo dentro del castillo Lum de Codam, al alejarla de allí, se sintió con suerte cuando se dio cuenta de que ella ignoraba odo.

 

Leyna poco a poco se acercó a ellos,cuando se percato de la llegada de ellos.

 

— ¡Leyna Erra! —gruño Anette en tono despectivo y un tanto sorprendida de que ella se encontrara ahí.

 

Además de que aquella mujer siempre le había causado escalofríos, siempre pensó que el peligro y la locura de ella estaban muy en su suoerficie.

 

—Anette Torbal —respondió la Wizdart a modo de saludo.

— ¿Supongo que quieres el libro? —interrogo Anette con suspicacia —Dirigiendose a Zardok, solo que ella sabia algo que ellosignoraban, solo los Rosseliu podían leerlo.

—No, no, no… ese bello libro, no me sirve de nada sin ti… lo que quiero es que me digas cómo puedo traer a la mujer que Torrenz menciona, a nuestro lado —comenzó a explicar Leyna, con un genuino interés por saber lo que el libro decía.

 

Anette dudaba de las verdaderas intenciones de Leyna, y ella debió darse cuenta de eso por el modo en que la miraba.

 

—Sólo piénsalo… los oscuros y los blancos ya no pelearían todo el tiempo, ambos mundos volverían a ser uno… no habría más muertes, ni guerras —concluyó con emoción en su voz tomándola mano de Anette.

 

Esta medito realmente las palabras, imaginando que de algún modo la Wizdart realmente buscaba hacerle un bien al mundo, pero iba en contra de las emocones que esta le hacia sentir.

 

— ¿Cómo quieres que te ayude? —interrogo Anette en un suspiro, pensando en lo que la mujer acababa de decirle. Era sin duda una propuesta tentadora, pero  también se dio cuenta que no tenia opción.

—Déjame ver el libro, descubrir sus secretos. Quiero ver su pasado, para cambiar su futuro —respondió Leyna, caminando con ella a la mesa del comedor central del castillo.

 

Este se encontraba en silencio, cosa que no era habitual, pues siempre había movimiento detrás de los muros del magnifico castillo. Anette saco un extraño libro de madera, que traía en el bolso de piel confeccionado a mano en donde siempre lo cargaba. Seguía sintiendo que lo que estaba por hacer era un error; pese a esto, continuo. Lo coloco en la mesa y comenzó a ojearlo con la mayor calma posible.

 

Después de un par de segundos, comenzó a leer lo que en sus páginas decía,lo que este quería revelarle.

 



C. L. Hoffnung

#6171 en Fantasía
#2733 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: bien vs mal, magia, seresmagicos

Editado: 07.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar