Los brazos de la muerte, Tomo 2

Tamaño de fuente: - +

Uno.

Interrogantes.

 

El tiempo, cuando ha existido un evento trágico, suele tomar una elasticidad aterradora. Es tan similar a la calma que precede una tormenta. Suceso que solo es fácilmente reconocido por, los animales y la naturaleza misma. Pues, el resto de los seres que habitan el mundo, están demasiado sumergidos en sus cosas, como para percatarnos de esto. Dejan de tomar en cuenta los pequeños detalles cotidianos, y olvidan cosas que se dan por sentadas, y rara vez notan la ausencia de estas.

 

El enlace se había perdido por un mal plan,mal ejecutado. Ahora la alianza de paz impuesta por Domenicus Talin y Lukian Aleksei, aun que no tenían el conocimiento de lo acontesido, aun. Las Ordenes seguían trabajando en buscar todo lo relacionado al Grimma, los Vigilantes estaban mas alerta que antes, puesto que los humanos ahora eran un posible enmigo.

 

Domenicus Talin sabía que algo estaba mal, solo que no podía descifrar con exactitud que era. Había buscado a Charlotte Ferrec por todos lados, pero era como si hubiera desaparecido. Ella ocacionalemnte hacia  eso, sedesaparecia por un tiempo, pero siempre habaia podido encontrala… de modo  que esto era algo más.

 

—Todo está… demasiado tranquilo —opino Domenicus preocupado, observando todo a su alrededor.

 

En ese momento el trinar de las aves había cesado, no podía escucharse ningún animal cerca de ellos. Tal paresia que el sonido había desaparecido, era algo aterrador. Aguardo, pero no parecía tener origen preternatural.

 

—Hay un pacto de paz de por medio… apenas van los primeros ciento cincuenta días —respondió Angus Norm volviendo su vista a un sauce de casi diez mil años, en el bosque de los murmullos.

 

En este bosque existían una infinidad de árboles diferentes especies, de las cuales muchos de ellos tenían vida propia. En ciertos momentos del día, si se ponía atención; podían escucharse las conversaciones que sostenían entre ellos. Por ello llevaba el nombre del Bosque de los Murmullos. Se encontraba allí, por que habría que convencer a un grupo de árboles un tanto hostiles, de mudarse al sur de la ciudad.

 

—Domenicus, aun en contra de las reglas… debo pedirte tu ayuda —pidió la voz de un hombre algo mayor, acercándose ellos.

 

Él Hasselvi se volvió a verlo un tanto extrañado, pues en verdad nunca lo había visto romper sus reglas. La sombra que había estado creciendo en su mente, corrio velozmente a devorar su corazón.

 

— ¡Buen día Madaris!

 

Saludo Domenicus con amabilidad, tratando de ocultar la sorpresa de verlo en aquel lugar. Pero con la curiosidad de saber que era lo que lo obligaba a romper sus amadas reglas. Por primera vez vio le vio los largos años, que el Vigilante tenia.

 

—Domenicus… uno de mis Vigilantes a estado casi un mes… perdido —comenzó a explicar Madaris con temor en su voz.

 

Sabía que esto solo pasaba por dos razones, la primera era que habían decidido abandonar su condición inmortal. En cuyo caso todos lo sabrían y la otra razón era que habían muerto.

 

— ¿Quién? —Interrogo Domenicus, temeroso de la razón por la que acudía a él.

—…Charlotte… —respondió Madaris con cautela —Ya tengo hombres buscándola, pero la última vez que la vieron estaba con Lukyan en Sidonn… después de eso nada —explico el Vigilante muy preocupado. Haciéndole saber que él estaba al tanto de la amistad que los unía.

 

Domenicus parecía haberse paralizado, con la vista clavada en él Vigilante.

 

—Yo hable con ella un par de días después —murmuro extrañado, medito por un par de largos minutos los días anteriores. Tal parecía que ella desapareció después de que la vio. —Él único con el poder suficiente, para encontrarla es: el mismo Lukyan —recordó a los dos hombres en un tono de desaliento.

 

En el Bosque de los Murmullos ya casi atardecía, los árboles jugueteaban con el viento cálido de ese día. El cielo estaba despejado se podía apreciar el color azul claro y las primeras estrellas, el aroma a pasto recién cortado inundaba todo el lugar.



C. L. Hoffnung

#6197 en Fantasía
#2748 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: bien vs mal, magia, seresmagicos

Editado: 07.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar