Los brazos de la muerte, Tomo 2

Tamaño de fuente: - +

Seis, Extraño.

Vigilante.

 

—Debo hablar contigo.

 

Domenicus Talin se acercaba a Madaris Laer, que estaba sentado en el sofá de su oficina un tanto pensativo en la ciudad de Tellmon, pese que él mismo había prohibido la presencia de los guardianes en ese lugar, estos hacían caso omiso de esa prohibición. Eso molestaba a Madaris, pero nada más podía hacer al respecto.

 

— ¡Esto se está volviendo demasiado frecuente! —murmuro Madaris tratando de parecer sarcástico, se puso de pie lentamente sin quitar la vista de el Hasselvi. Este paresia tener una expresión burlona en el rostro. —Toma asiento —pidió señalando el pequeño sofá que estaba frente a el escritorio.

 

Domenicus esbozo una sonrisa amable y tomó asiento.

           

—Gracias por resivirme.

— ¿Sucede algo Domenicus?

 

Se apresuro a preguntar, tomando asiento nuevamente.

 

—Tú eres quizá de los más antiguos… ¿Qué sabes sobre el pasado de Charlotte? ¿Su vida humana? —ixnterrogo Domenicus con seriedad tomándolo por sorpresa al Vigilante, este lo observaba con curiosidad, pero nada en el rostro del guardia daba indicio de lo que en realidad estaba buscando.

—Pues... que era huérfana y fue adoptada por la pareja apellidó Ferrec, nunca pude saber quien era su madre biológica… y por lógica no conozco la identidad de su padre, su crecimiento fue completamente normal —explicó Madaris con calma tratando de ocultarla sorpresa en su voz, y su nerviosismo —No encotre nada raro.

 

Por un segundo se sintió descubierto.

 

— ¿Cómo se involucró con este mundo?

 

No le gustaba que Domenicus no tuviera expresiones su rostro, pero no quería responeder una historia que conocía de sobremanera. Pero en ocasiones es bueno saber que tanto de nuestros secretos se sabe, que tan expuesto estamos.

 

—Pues creo que fue por Nicolai Didrik, el hijo de Yalen Erra —respondió el Vigilante casi sin pensar en la respuesta, un dialogo que muchas veces tubo en su mente, esperando a que ese día llegará —Tu estubite allí.

— ¿Yalen tuvo un hijo?

 

Ahora entendía que el joven Wizdart que había muerto ese fatídico día, era hijo de una de sus mejores amigas de juventud, como todo en la vida, los últimos años se sepaaron. Ella misma busco su destrucción después de ese evento, supuso fue después de nacer su hijo.

 

—Así es, tuvo varios, pero solo se alejo de su familia… nació el mismo día y año que Charlotte —respondio Madaris, fingiendo un pesar en su voz que estaba muy lejos de sentir.

— ¿Cómo sabe el en que día nació ella, si era huérfana? —pensó Domenicus viendo al Vigilante, había demasiados secretos alrededor de esa mujer y tal paresia que Madaris Laer estaba involucrado en ello. Sin duda, todo eso la hacia más peligrosa de lo que siempre había sabido que era, la pregunta era, ¿Qué ocultaba Laer? — ¿Eso es todo lo que sabes?

 

Trato de ser lo mas cauteloso posible en su cuestionamiento, pero sin duda su tono resulto ser agresivo. Madaris respiro ruidosamente para calmarse, medito en lo que le respondería y al final de un par de largos minuto, encontró en su memoria lo que buscaba.

 

—Pues… hubo un incidente, cuando ella tenía siete años —dijo poniéndose de pie, jugueteando con sus manos, como si esto le ayudara a recordar mejor.

— ¿Qué sucedió? —interrogo Domenicus con cautela.

 

Madaris se puso de pie y caminó hasta ponerse del otro lado de su escritorio y se recargo en este, frente a Domenicus. Guardo silencio un par de segundos, observando todo a su alrededor.

 

—Era una niña muy inquieta, un día golpeo a un compañero por defender a una niña, cuando la estaban regañando en la dirección de la escuela a la que asistió... Bueno la única que existía en ese entonces en el pueblo donde se crió… ella simplemente desapareció, cuando sus padres la encontraron, casi un año después, estaba 50,000 kilómetros del lugar. La maestra de la escuela fue encerrada, la culpaban de la desaparición y posible muerte de Charlotte. Aún cuando la niña la defendió nadie quiso escucharle, al final se comprobó su inocencia.



C. L. Hoffnung

#6200 en Fantasía
#2745 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: bien vs mal, magia, seresmagicos

Editado: 07.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar