Los caminos de cristal

Tamaño de fuente: - +

I

—todo es mentira nadie sabe la verdad todos son rumores el no es un monstruo.
—Como sabes eso tú no lo conoces

—....si él es un monstruo yo seré su ángel roto.


Y esas fueron las palabras más estúpidas que he dicho perdí a mi único amigo todo porque él creía en las palabras de otro, y yo le dije mi opinión, que tiene la gente creyendo en palabra de otro y no de la persona la cual ha conocido más que a nadie y aquí estoy yo una chica rara de 15 años caminando sola como siempre más bien como desde hace un mes. el que creí mi mejor amigo me traicionó todo porque apoye a alguien a quien no conozco y rechace sus sentimientos los cuales sólo eran mentira porque sólo deseaba mi cuerpo, hombre tenía que ser él comenzó a contar rumores de mi mientras que yo me aislada en mi mentira de que todo pasaría.

—miren es el monstruo oye eso es verdad que tu hermana es tan dulce como dicen porque yo ya la deseo
—me imagino que están sexy como su madre
—dicen que su padre está en la cárcel por asesinato y violación
—yo escuche que él los abandonó por una mujer más sexy o más bien satisfactoria.

El sólo se limitó a escuchar hasta tal punto que perdió la paciencia

— dicen que su hermana se tiro con su profesor para pasar el año.
Silencio, silencio todo fue silencio minutos después

— silencio par de bastardos ustedes no saben nada de mi o mi familia y con mi hermana nunca se metan si no quieren ver de qué soy capaz en serio.

Yo sólo me quedé hay viendo como el ese chico por el cual comenzó todo golpeaba a los demás hasta que llegó un profesor y lo detuvo cuando los demás profesores llegaron yo sólo me limité a hablar mientras que ellos sólo me hacían preguntas y los chicos mentían de lo sucedido él recibió una citación a donde un juez pero nunca llegó los profesores me obligaron a decir mentiras mientras que todos esperaban que dijera lo que ellos deseaban yo sólo negué con la cabeza y escribí en un pedazo de papel me bajé del estrado y me dirijo hacia la salida mientras que sus ojos rodean mi presencia y la del juez con confusión mis últimas palabras fueron

"El es el monstruo y yo su ángel, el no ha hecho daño a nadie, quien diga que es culpable sólo miente sabiendo la verdad sólo escuchan mentiras de los demás asiendo creer que este mundo está bien, que equivocados están ustedes seres de almas corrompida que sólo sirven para alimentar su ego con mentiras echándole la culpa a un inocente, ustedes alimentarse de esas asquerosidades, mientras que yo me aseguró como ángel que mi monstruo este a salvo de personas como ustedes."

Mientras que mis palabras se hacían aguas a sus oídos el juez leyó mi carta el sólo dijo que él era inocente y que estos estudiantes serían metidos al reformatorio por mentir en el estrado mientras que a los profesores les suspendieron por lo mismo.
Desde ese jueves en la tarde todo cambió toda la preparatoria me detesta y todo por decir la verdad mientras que el chico por el cual lo perdí todo solamente desapareció.

Mientras que yo me perdía en mis palabras un chico de vestimenta negra grababa todo para mostrarlo a su amigo el cual había decidido no ir a su propio caso este sólo se limitó a sonreír y retirarse como lo hizo ella. Ya afuera el sólo sonrió mientras tomaba el taxi y miraba el vídeo por última vez.

—hay pequeña sabía que eras capaz de cosas grandes pero no tan grandes como lo que acabas de a ser, tu padre estaría orgulloso de ti...



mariellazul

#7874 en Otros
#1155 en Humor
#3068 en Relatos cortos

En el texto hay: misterio, comedia, amor

Editado: 03.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar