Los fantasmas del pasado

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 23 : Encerrados

 


Entre las calles de donde Sashas Lewis vive, las luces estaban apagadas. 
En cambio,  en la casa de Nicholas que estaba  al norte y Mark en el sur. Estaban encendidas. 
Pero la coincidencia es que estaban en dirección al colegio. 
Los vecinos sintieron como las luces empezaban a titilar. 
A tal punto que se sobresaltaban. Unos de los tantos que estaban al lado de Sasha,  vieron una sombra salir de ahí. El chico de esa familia vio salir a alguien
Sasha estaba caminando rumbo a  aquella calle que tenia pocas luces,  pero antes de dar sin marcha atrás. Volteo y le frunció una sonrisa tétrica al joven que la veía. Ella tenía ojeras y sus pupilas estaban muy dilatadas. 
Aquel chico retrocedió rápido. Quiso gritar pero se tapó la boca. 
Pero como la curiosidad sobre lo que había visto,  se hacía más firme,  volvió a acercarse a la ventana e intento encontrar a Sasha. Su rastro ya no estaba,  se había esfumado. 
—Mamá...—susurro el chico. 
—¿Qué ocurre? 
—Vi a la chica de al lado, ella...se fue. 
—No se que dices,  esa familia esta desaparecida. Habrás visto mal. 
— Pero...
— Ve a tu habitación,  Jess. 

 

 

-----------------------------

Todo le parecía un fiasco para Nicholas. Sus heridas eran intolerantes.
Pero  algo de repente le faltaba, como si algo de su propio ser le dijera  que tenía  un vacío. 
Se tocó el pecho. 
—Me falta...
— Esa chica—término de decir Ashlee. 
— Ashlee,  ¿En donde esta? 
—No lo sé,  la ultima vez que la vi fue cuando entraste aquí. Y luego un par de días,  ella lo lamentaba,  eso es lo que  recuerdo. 
— Pero si ella no fue...—dijo él al ver extrañado. 
—Nick,  ella te apuñaló. 
— No, lo que yo vi era un hombre,  no a Sasha. 
Ashlee lo miro incomprendida,  su hermano parecía que trataba de ocultarlo. Pero no,  parecía alejado.,..¿Será verdad? 
—¿Entonces,  quién  fue? 
— Fue....—dijo al intentar recordar—Era...
Y luego se vio en  sus recuerdos aquella imagen que luego de hacerse claro y firme se preparó para decirlo. 
— Steve. 
—¿Quién es Steve? —dijo Ashlee al verle a los ojos. 
— Un fantasma—interrumpió Mark— Alguien al que conocemos. 
Apareció  cerca de ella y luego se fijo en ellos. 

 

----------------------------

Estaba en  un lugar cerrado,  con pocas luz. Casi me falta la respiración. 
Mi cuerpo me ardía,  lo dedos de mis manos me sangraban. 
Lo supe cuando aquella luz que filtraba sobre el marco pequeño de un ventanal,  proyecta hacia mis manos. 
Se derramaba de a poco. Me causó tanto dolor que de repente me salían lágrimas.
—¿En...donde estoy? 
— En mi casa—se escucho.

 

 



Tamara. A

#917 en Paranormal
#3168 en Thriller
#1808 en Misterio

En el texto hay: suspenso, maldiciones, fantasmas

Editado: 11.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar