Los Frutos del Tiempo Relatos Cortos

Tamaño de fuente: - +

La Fuente de la Felicidad Final

Los doctores estaban desconcertados, no dejaban de llegar pacientes aparentemente normales, pero cuyo síntoma en común, era que las personas que eran mas cercanas a ellos, habían notado que sus personalidades habían cambiado.

Hace mas de cincuenta años, corría el rumor de que una fuente a las afueras de una antigua ciudad abandonada, a las orillas de un viejo volcán apagado, tenia la capacidad de otorgar la felicidad final.

Con una promesa tan vaga, mucha gente marcho a la búsqueda de esta fuente, con el fin de alcanzar esta agua milagrosa, esperando tal vez, una vida mas saludable, riquezas o cualquier cosa a la que puedan llamar felicidad.

Después de extensivas búsquedas, finalmente dieron con la ubicación del lugar prometido, irónicamente, en el lugar exacto donde se indicaba, justamente el lugar donde a nadie se le ocurrió buscar.

Al principio, un solitario explorador dio con el lugar, tomo del agua y se marchó.

Los efectos no se sintieron inmediatamente, así que no le dio importancia y se olvido del sitio.

De vez en cuando muchas personas llegaban por razones diversas, a veces perdidos, a veces siguiendo un mapa, o incluso como resultado de una estafa que les prometía un lugar diferente.

Como era de esperarse, tomaron del agua, tambien por razones diversas, pero la mas frecuente era la sed.

Notando que el agua tenia una apariencia pura y cristalina, le atribuyeron poderes sobrenaturales y llevaron consigo mucha, en diversos recipientes con el fin de distribuirla bajo diversos pretextos.

A pesar de que siempre se llevaban cantidades extraordinarias, la fuente nunca se seco.

Durante la segunda guerra mundial, el rumor de esta fuente revivió de manos de un loco soldado que lentamente iba perdiendo la cordura, pero nunca dejo de ser feliz.

El, que siempre había sido un amargado, mientras pasaba el tiempo fue desarrollando una felicidad inusitada, cosa que le atribuía a una misteriosa fuente que había visitado en el pasado.

Cuando finalmente murió, el mapa fue heredado a sus hijos, quienes en enorme ambición localizaron y comercializaron el agua sagrada.

Efectivamente, el agua fue conocida por su sabor y cristalino aspecto, con muchas propiedades que jamas fueron vistas, pero que el publico creía ciegamente.

Los médicos de ese entonces ya estaban experimentando con arsénico y notaron que este veneno anulaba los efectos de esta agua milagrosa a largo plazo.

El tiempo avanzo y las personas que lograron tomar de esta agua finalmente empezaron a sentir los efectos.

Mucha felicidad, alegría sin par, de todo se podía encontrar en los consultorios.

Había incluso una viejita que veía su libido crecer cada día, llegando al punto de coquetear con su doctor al sentirse joven y deseada nuevamente.

A pesar de que no parecían estar enfermos, su comportamiento era extraño. Pero esto no duro mucho.

Repentinamente empezaron a perder funcionalidades básicas, su cuerpo no respondía a los estímulos y caían en un coma del cual no se recuperaban.

Los doctores, heridos en su orgullo, realizaron pruebas extensivas a todos los pacientes, incluso llegándose a aliar para descubrir el origen del problema que hacia felices hasta la muerte a sus pacientes.

Después de muchos pacientes muertos, se descubrió la causa y el origen del problema.

La fuente era un foco infeccioso que fue descubierto durante el auge de la medicina contra la sífilis, y los soldados eran tratados contra esta enfermedad rápidamente, por lo que lo que comenzó con muertes tempranas sencillamente se postergo.

Muchos de ellos cancelaron su tratamiento y cuando los parásitos de la sífilis vieron oportuno, comenzaron su invasión al cerebro, dañando zonas importantes lentamente, de forma que las personas morían ignorantes de su condición.

Los doctores finalmente y ya satisfechos con los resultados, publicaron sus estudios y recomendaron seguir los tratamientos contra la sífilis, a fin de no tener una muerte prematura.

Sin embargo, los hijos de los pacientes los abordaron para saber donde encontrar la fuente que mato a sus padres.

"Queremos una muerte feliz, igual a la que ellos tuvieron" comentaron ante los horrorizados doctores, quienes no querían creer lo que sus oídos escuchaban.



drk0027

#8585 en Otros
#3374 en Relatos cortos
#1741 en Ciencia ficción

En el texto hay: tristeza, ciencia ficcion, relatos cortos

Editado: 09.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar