Los Frutos del Tiempo Relatos Cortos

Tamaño de fuente: - +

La ultima llamada

A las doce y media del día, con el sol en lo alto y pocas nubes cubriendo su pudor, recibió una llamada a la que respondió con una urgencia nunca antes vista por sus compañeros, quienes le conocían por su letargo y apatía.

Apenas guardando su trabajo, tomo su celular, sus cosas y salio en precipitada carrera con rumbo desconocido, dejando desconcertado a todos en la oficina.

Su amigo, presintiendo lo que sucedía, decidió seguirlo desde lejos para entender mejor que fue esa llamada que tanto lo agito.

El viaje fue largo y tortuoso, atravesaron la ciudad, cruzaron puentes y caminos en ruinas hasta que llegaron a una pequeña casucha abandonada.

El tipo caminaba con los ojos llenos de felicidad como si no se diera cuenta de donde estaba y abrió la puerta, la cual, aunque estaba en ruinas, parecía invitarle a entrar.

El amigo, curioso, espero a que se alejara un poco para poder pasar y seguir observando, pero la puerta parecía querer retenerlo fuera por lo difícil que resulto abrirla.

Con el esfuerzo termino rompiéndola y entro con la promesa de arreglarla después, lo urgente era saber que pasaba.

Atravesó un pasillo que conducía a la sala y luego al comedor y allí encontró a su amigo, sonriendo mientras miraba lo que sería la cocina si no estuviera en ruinas.

El crujir de una tabla podrida lo despertó y observo a su alrededor, rompiendo a llorar desconsoladamente.

Olvidándose de esconderse, el amigo corrió a su lado para tratar de consolarlo más que para saber lo que sucedía y lo abrazo tratando de que se sienta mejor.

En la mesa, el teléfono mostraba una llamada, exactamente a las doce y treinta.

De su madre.

De hace quince años.

Para venir a casa a almorzar.



drk0027

#8610 en Otros
#3382 en Relatos cortos
#1745 en Ciencia ficción

En el texto hay: tristeza, ciencia ficcion, relatos cortos

Editado: 09.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar