Los últimos días

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 1

Aquel trágico dia en que el cielo se volvió rojo sería el inició de una guerra tan terrible como cualquier guerra pero mucho peor... Dos semanas antes de ese día:

 

El Consejo se había reunido de último momento, todos esperaban a que llegará Leo, quién había convocado una reunión de último minuto, el Consejo se reunía en una sala gigante en la que todo era luz y nada de sombra, en siete tronos en lo alto se sentaban los más poderosos, un poco más bajo se hallaban los encargados de cumplir las órdenes de los más poder​​​​​​​osos, y en derredor a la sala se sentaban los demás miembros del Consejo, los siete poderosos se llamaban: Azarias, Uriel, Velds, Rubén, Tolis, Rafael y Gabriel, quién había convocado la reunión llamado Leo era uno de los encargados de cumplir los encargos de las altas esferas. El Consejo aguardaba a que llegará Leo, cuando por fin llegó venia muy agitado, Uriel se puso de pie y le dijo:

 

-Que te pasa Leo, por qué vienes tan agitado

-Tengo una noticia que darles

-Respira profundo y cuéntanos

-Tiene que ver con Martín

-¿Martín?, que pasa con Martín

-E e esta m muerto.

 

El desconcierto se apoderó de la sala, todos se pusieron de pie, los seis poderosos que estaban sentados quedaron con la boca abierta mientras Uriel se puso más blanco de lo que ya era, sin poder hablar logró decir:

 

-Pero como es eso posible

 

Leo recordó lo que vio en el noticiero y dijo:

 

-Al parecer estaba en la cárcel y lo condenaron a la pena de muerte

-Pero ¿Por qué? ¿Que hacía ahí?

-Estuve indagando antes de venir y se le acusaba de matar a 32 personas en un restaurante pero aquí todos sabemos que Martín sería incapaz de hacerle daño a alguien, según Martín un sujeto lo engañó y el cayó en la trampa llendo a ese restaurante para que lo inculparan

-¿Pero como sabes eso?

-Porque encontré esto - Leo sacó un cuaderno y lo mostró - estuve en la celda donde lo tuvieron y me lo encontré

-¿Y que es?

-Es una especie de diario, Martín lo escribió y ahi cuenta que fue lo que pasó, y gracias a esto sabemos quién le tendió la trampa

-¿Quién?

-Aquí Martín dice que en dos veces despertó y vio a un hombre vestido de negro con sus ojos igual de negros observandolo y la segunda vez el hombre se empezó a reir de él

-No, esto no puede ser posible - Uriel se sentó muy despacio con sus ojos abiertos de asombro

-Por eso vine en cuanto pude, esto es muy grave

-Claro que sí, aquí todos sabemos que significa esto: nos han declarado la guerra.

 

Tony era un soldado retirado del ejército, tenía 50 años y nunca se había casado, ese día con su traje negro impecable caminaba entre las tumbas del cementerio, se paró junto a un árbol y trató de no llorar, los pensamientos lo tenían muy mal, en ese momento una voz detrás suyo lo sacó del ensimismamiento, volteó a ver y era Ana, una amiga suya, está se le acercó y le dijo:

 

-Tony, que haces aquí solo, el cura no ha terminado el ritual

-Es que quise no ver cuando descendería el ataúd

-No te preocupes Tony, te entiendo y créeme que siento mucho lo de tu hermana.

 

Tony agradeció el abrazo que Ana le dio, lo llenaba de energía y lo reconfortaba, cuando se separaron Tony dijo:

 

-No se que tan podrido hay que tener el cerebro para cometer un crimen de esa clase

-Tony este mundo está lleno de escorias que no respetan la vida, lamentablemente tu hermana tenia que estar en ese restaurante cuando ocurrió eso, pero no te preocupes, que ya hoy cumplían la sentencia de la pena de muerte a ese asesino

-Esperó que se pudra en el infierno

-No lo dudes que lo hará, ya no pienses en ese hombre, ven vamos a la ceremonia y después nos vamos a tomar un cafe.

 

Ana se llevó a Tony quién estaba destrozado y no entendía porque su hermana tenia que estar entre los 32 muertos de esa masacre.



Dante048

#1420 en Fantasía
#722 en Personajes sobrenaturales
#302 en Ciencia ficción

En el texto hay: guerra, accion, devastacion

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar