Los Milicianos Del Miedo

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 10: LADRIDOS... UN CADAVER

Todo lo ocurrido en la noche anterior habia quedado latente en la memoria del pobre joven Andrew; no podia borrar de su mente la imagen de su abuelo desnudo ofreciendo su cuerpo a Simon Rodriguez; de que se trataba todo aquello, y esa medalla, que poder tenia esa medalla sobre la persona que la llevaba que lo volvia capaz de hacer cosas como aquella. Lo que le habia dicho Ver, acerca de los Milicianos de la Oscuridad lo habia dejado atonito; no podia enteneder el origen de aquella secta satanica donde practicaba su abuelo. Desde cuando estaria en ella y el apenas recien llegado alli ni siquiera lo conocia bien como para saber algo.

Decido urgar en los libros del Ver, y empaparse de la historia; su abuelo ya no era su abuelo para el, era un hombre misterioso y hasta tetrico, capaz de torturar a un pequeño cachorro y asesinar y desmembrar ratas, asi como deambular por la casa en plena oscuridad, era como si tuviera una especie de poder que lo envistiera con aquella medalla. Encontro el libro y comenzo a leer:

" Los Milicianos de La Oscuridad": Secta satanica cuyos origenes se remontan al siglo XIX, fundada en las llanuras orientales, se encarga de reclutar adeptos que debian ser gente sin esperanzas y deseosas de crear su fortuna a base de las multiples cajas de oro que eran ofrecidas como recompenza una vez que la persona se habia convertido en Miliciano. El ritual de iniciacion consistia en una serie de pasos que se debian cumplir; empezando por envolver a las futuras victimas en un aura de misterio, jugando con su mente hasta volverlo debil, una vez a la semana debia purificar su cuerpo con la sangre de ratas virgenes y ofrecerlo desnudo a Don Simon Rodriguez, padre de la Milicia Oscura. Cuenta la leyende que Don Simon Rodriguez creo la Secta con el fin de obtener cuerpos puros y jovenes para satisfacer sus bajos instintos. Nunca se supo que oscuros deseos tenia este personaje pues a los milicianos se le hacia jurar que jamas revelarian todo aquello que vieran o supieran de la Secta o de su creador. Las victimas vivian esclavisadas de por vida bajo el poder de la autoridad siniestra de Simon Rodriguez. Algunas victimas intentaron dejar la secta, intentaron contar lo que alli ocurria, los ritos a los que eran sometidos y liberarse definitivamente de aquel maleficio, pero tan pronto Simon Rodriguez se daba cuenta de que alguien pensaba traicionarlo, lo hacia desnudarse y abusaba de su cuerpo fragil, sometiendolo a torturas inauditas. Sin duda alguna Simon Rodriguez fue un aberrado, tenia muchos esclavos oscuros cuyo pago por sus favores era las cajas de oro, pero que al final tambien se cansaban de ser usados por Simon Rodriguez, que tras su fachada de Educador ejemplar, se escondia una mente insana.

Esta secta llego a tener muchos seguidores, todos caian embrujados tras el hechizo de las cajas de oro, una vez convencidos y listo para entregarse en cuerpo y alma a la adoracion de Simon Rodriguez, el iniciado debia tomar tres vasos de sangre de rata virgen, lamiendolo con la lengua de una vasija de barro hecho con arcilla del cementerio, a la luz de la luna; parado en un solo pie y pestañeando dos veces cada vez que lamia una porcion; mientras el resto de los hermanos lo rodeaban en circulos y lo iban despojando de sus prendas de vestir para cubrirlo ahora con el uniforme beige caracteristicos y el sombrero de lado; pero antes debia jurar que obedeceria y entregarse en cuerpo y alma a Simon Rodriguez, el iniciado debia ser virgen y jamas haber sido ni siquiera tocado, por lo que los preferian muy jovenes, luego deberia estar por un periodo de tres meses al completo servicio de Don Simon Rodriguez tiempo durante el cual se ignora todo lo que acontecia y al final de este periodo le seria entregada la medalla y la espada real de la secta. El iniciado no podia revelar ningun hecho y luego seria devuelto a su vida cotidiana y se le permitia hacer su vida normal; casarse, tener hijos, etc., pero ya nunca serian los mismos . Cuando Simon Rodriguez murio dejo la orden de que todo Miliciano de la oscuridad deberia tener un Cuadro de el en alguna pared de su casa, y adorarlo a el igual que lo hiciera en sus inicios; y deberia llevar la medalla que lo caracterizaba como un verdadero miliciano de la oscuridad."

El joven Andrew quedo pasmado ante aquel relato, era exactamente lo que hacia su abuelo, trataba de envolverlos en aquel aura de misterio con el fin de llevarlos a la locura y poder convertirlos en milicianos; pero ¿y los espectros que habian visto en las camaras de Casper?, sin duda aquella vieja casona ya estaba poseida por tantas malas energia que atraian a la oscuridad. Andrew cerro el libro y se disponia a salir de la habitacion, ya la noche habia caido, Ver y Casper llegaron de repente:

- ¿Que hacias con el libro? (pregunto Ver intrigado)

- Leia sobre los Milicianos de la oscuridad, lo se todo Ver, estoy seguro de que el abuelo quiere convertirnos a todos en milicianos.

- Yo tambien lo creo y eso unido a una mente tan perturbada como la que tiene y todas la sombras oscuras que viven en esta casa hace mas dificil todo.

- Mira mijo, aqui lo hay que hacer es un exorcismo y luego agarrar ar viejo ese y hecharselo a los perros, viejo desgraciado y mardito vale. (comento Casper)

La noche termino de envolver todo, la casa en penumbras como siempre, cada cual dormia en su habitacion. No se escuchaban ni los grillos en el patio; hasta que un ladrido perturbo la tranquilidad de la noche; sin duda se trataba del viejo Tin. Salomon abrio la ventana y pudo oirlo y verlo ladrando en direccion al bosque:

- Callate Tin (grito desde su cuarto pero Tin no obedecio)

Los ladridos eran desesperante, parecia que algo veia o a alguien, Salomon decidio ir al cuarto de los jovenes y ver si todo estaba bien. Abrio la puerta lentamente y pudo ver los tres cuerpos en sus respectivas camas, "todo bajo control" penso y cerro lentamente; luego siguio a la habitacion del viejo Sir y se asombro de no hayarlo en su cama "¿donde andara a estas horas ?" penso, ya sabia el origen de los ladridos, asi que no se preocupo mas, seguramente andaba deambulando como loco por el bosque como solia hacer; regreso a su habitacion, Mershi seguia durmiendo.



SUSEJ100%

#3289 en Thriller
#1844 en Misterio
#8293 en Otros
#1207 en Humor

En el texto hay: fantasmas, humor, misterio

Editado: 25.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar