Los Misterios de la Luna: Clara West

Tamaño de fuente: - +

Veintisiete

CLARA:

La noche aun no terminaba y eso significaba que tenia que habar con Ryder. El esta callado, pero en lo poco que pude entrar en su mente, me di cuenta que esta muy enojado. El no me entiende, yo no tenia opciones, pero claramente tengo que aprender a mantener la boca cerrada.

Estabamos en la division de nuestras habitaciones me di la vuelta para ir a la mia cuando su mano tomo la mia y me nos hizo caminar al area de los chicos.

-¿Que estas haciendo Ry?- trate de soltarme pero su agarre se hizo mas fuerte a tal punto de doler. -¡Maldicion Ryder tus dones! ¡me lastimas!- volteo por unos segundos y aflojo el agarre.

Entramos a su habitacion. A-14 al parecer el no compartia con nadie.

-Ahora me vas a contar todas y cada una de las visiones que has tenido- si, estaba molesto.

-¿Es realmente necesario? Ultimamente no he tenido más-

-Clara, no se de que chico estan hablando ¿al menos puedes decirme sobre esta vision?- la desesperacion en su voz me hizo sentir mal, de todos modos tenia que contarle.

-Este chico no se quien es, si eso te preguntas... pero en la vision lo unico que he visto es que llegaba corriendo al refugio, nada más. No se si hice mal, pero ya es tarde. Y quiero saber quien es.-

-Bien. Puedo vivir con esa respuesta... ¿Porque estabas sola esta noche?-

-Ryder, no siempre vas a tener el control sobre mi. Ademas, ya regresaba, solo deambulaba pensando cosas aleatorias, nada serio.- Mentí, estaba a punto de ir a la biblioteca. Puede que Xira me haya ofrecido su ayuda, pero queria intentar yo sola.

- Oye, tranquila, solo me preocupo por ti.- esta vez su rostro demostraba preocupacion. Y estaba en todo su derecho, era egoista de mi parte, pero estaba mas que nerviosa antes y ahora fatigada.

-Si...yo...- deje salir un suspiro. No queria ser una caprichosa todo el tiempo, diablos, no me gustaba ser asi y ya.

Se sento a la orilla de la cama cubriendo su rostro con sus manos apoyandose en sus rodillas, se veia tan vulnerable y fragil entre la oscuridad de la habitacion. Y la unica luz que entraba por debajo de la puerta era la del pasillo.

-Ryder...- me acerque a el sonriendo de labios cerrados, cuando levanto el rostro sentia a mi corazon salirse de mi pecho, cielos, el era tan guapo y era mio, se puso de pie, tomando con sus manos mi rostro. 

-Deberia estar molesto contigo Clara.- aun sonreia.

-Si, deberias.-

-Tendria que sacarnos de aqui ahora mismo.-

-Probablemente...- me encogi de hombros y el me atrajo hasta su cuerpo.

-Pero me muero por besarte y tomarte ahora mismo.- Y asi lo hizo.

Cerro nuestra distancia en un beso salvaje y apasionado. Sus labios se movian sobre los mios, mientras una de sus manos estaba enredado en mi cabello, la otra estaba en mi cintura, pegando su cuerpo al mio. Por un momento dejo de besar mis labios; bajando hacia mi mandibula, cuello y hombros.

-Ryder...- un gemido salio de mis labios forzando mi agarre contra su cuerpo.

Me levanto de manera en que mos piernas se enrollaban a su cintura, y me recosto a la cama. Nos separamos recobrando el aire, aun tenia mis ojos cerrados y mis labios palpitantes extrañando los suyos. Deslice mis manos por su rostro hasta su labio inferior, sonrio por el el contacto y yo mordi mi labio inferior a la espera de retomar.

-Clara...- sus hermosos ojos aun estaban sobre mi, deseo, pasion y ternura era lo que reflejaban. -Joder... no puedo, no así...- tomo un largo suspirto. 

No mentire, me senti aliviada, una ves que mi mente empezo a procesar mejor hacia donde iba la situacion...

-Eso fue...- aun estaba confundida, al parecer un beso de Ryder era suficiente para dejar a mi corazon desbordando locura. -Eres un gran besador.- mi cara estaba encendida, literalmente, vi reflejo de luz en la habitacion y en el rotro de Ryder, como tambien su preocupacion, pero fue algo momentanio.

-De seguro le dice eso a todos señorita luciernaga...-

-¿En serio acabas de ponerme el apodo del insecto?- y alli va el matando el momento. ¿o era yo?

-Si - asintio rapido y su sonrisa se ensancho -Si lo piensas bien tiene sentido, a menos que quieras que te moleste en un sentido menos inocente y mas sexual.-

-!Ryder!- lo golpee en el brazo.

-!Ay! ¿Y eso porque?-

-Olvidalo. Yo aqui haciendo cumplidos y tu jugando como siempre.-

-Sabes que amas eso se mi.- de hecho, era una de las razones.

-No, definitivamente eso no.- pero el no tenia porque saberlo.

-Yo se que si, anda admitelo de una vez.-

-Puede que si...-

-Suficiente para mi.- era arrogante y narcisista, pero era el mio.

***
-¿Donde estabas anoche?- me levante lo mas temprano que pude y llegue a mi habitacion, en este momento Jane estaba haciendo un interrogatorio.

-Pues, estaba afuera, en la division de los cuartos.- ella no tenia que saber que habia pasado la noche con Ryder.

Y si, solo dormimos juntos, no hicimos nada mas alla de besos... bueno tal vez toqueteo, pero nada para majores de trece años.

-Aja, y yo soy la hija de la luna- se rio de mi y luego salio.

Sabia que no me creia nada en lo absoluto, era obvio, pero su sarcasmo no hacia mas que confundirme. Era domingo, y eso significaba que podiamos salir a donde quisieramos. Pero era claro que el horiario de regreso era antes de las diez de la noche.

Me levante para una ducha, odiaba tener que usar mi peluca todo el tiempo, tenia que teñirmelo de una buena vez. Puede que hoy lo hiciera, los chicos querian salir a Londres y yo tambien, jamas habia viajado antes.

Y esta era una portunidad perfecta.



VannyFajard

Editado: 09.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar