Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 5: Sentimientos

En el arte como en el amor, la ternura es lo que da la fuerza"

Oscar Wilde

CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS

Me quedé sin palabras por lo que Maximiliano me dijo recién, la verdad nunca pensé que el opinará eso de mi. Por un momento me sentí incómoda pero traté de que no se notará, llegamos al cine luego de unos minutos. Tenía que confesar que nunca había ido a un cine, las únicas películas que mire pues siempre fueron a través de un televisor. 
Máx me tomó de la mano para caminar y comprar nuestros boletos para la película, era una película llamada "Siempre a tu lado" Una cosa que puedo decir es que lloré demasiado, era una película hermosa sobre un perro y su amo.

Decidimos dar un paseo antes de volver al campus de la Universidad hablando de cosas varias, en mi cabeza resonaban sus palabras. Hablábamos de sus gustos y los míos, ambos teníamos cosas en común, demasiadas diría yo. Me agradaba eso en verdad, me hacía darle lógica a estos sentimientos que tengo al estar cerca de él.

Al volver al campus paro su auto en mi dormitorio y me acompañó hasta mi habitación e hizo algo que no esperaba, besar mi mejilla e irse con una sonrisa. Toque instintivamente con mi mano, sonriendo tontamente como quinceañera enamorada ¿Acaso eso era? ¿Me estoy enamorando?

No puedo hacerlo, él es de diferente clase social a la mía aunque eso no ha impedido que el y yo congeniemos, no ha impedido que mi corazón lata con fuerza cuando estoy a su lado. Suspiró y entró encontrando a Brenda dormida, me quitó la ropa y la cuelgo para que no se arrugue y me acuesto a dormir con una sonrisa en los labios.

En mucho tiempo soñé nuevamente que conocía a mis padres, soñaba que venían a rescatarme del orfanato donde vivía, que me querían con ellos. Después de unos años me di cuenta de que eso no iba a suceder, que ese tipo de sueños se queda en eso,  sueños.

Por mucho tiempo oculte mis sentimientos, los deje dentro de una cajita esperando ser encontrados, por una vez quiero sentir, quiero que mi corazon lata, quiero que mis sentimientos crezcan.

No quiero que se pierdan en un laberinto sin fin como en el que he vivido durante años, quiero cumplir ese sueño.

Al despertar por la mañana me doy un baño y alistó todo para mis clases, Brenda lo hace poco después de mi. Vamos juntas al salón donde tendríamos clase con un ambiente realmente divertido, bromeando entre ella y yo, se nos une Axel.

Tomamos nuestros lugares preparando nuestros libros y cuadernos de apuntes, Brenda nos cuenta su noche, diciendo que salió con un chico interesante con quien se llevó muy bien, ella es tan divertida. Luego me pregunta sobre la mía, no pienso contarle lo del beso en la mejilla.

- Salimos al cine - digo - Máx y yo platicamos un rato y después me trajo de vuelta.

- ¿Sólo eso? -preguntó Brenda haciendo que abriera los ojos - ¿Enserio?

- Pues si que esperabas - le respondo - Máx es muy respetuoso.

- ¡Tú! -gritó alguien a nuestras espaldas, gire a ver quien era la causante del escándalo. Esa chica se dirigía a donde yo estaba  - No debiste meterte con quien es mío.

- ¿Tuyo? No se de que... - ella me señala con el dedo lo cual me hace fruncir el ceño.

- Escucha bien -dice lentamente - Alejate de Máx o te vas a arrepentir.

- Escucha bien -dice lentamente - Alejate de Máx o te vas a arrepentir



Diosa_Iliris

#13211 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar