Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 13: Pesadillas

Nos prometieron que los sueños podían volverse realidad pero se les olvidó mencionar que las pesadillas también son sueños"

Oscar Wilde

MASSACHUSETTS

- ¿Me esta amenazando? - Le pregunto esta vez enfadada por su juego - Por que de ser así...

- No - responde - Es una advertencia.  Tienes 24 horas para alejarte de mi hijo o ya verás... Los Montemayor no somos una familia que se una a gente como tú así que hazlo por las buenas o verás lo que puedo hacer.

Se dio media vuelta sin decir más pero dejando un hueco en mi estómago que me hacía sentir incómoda, pese a que ella menciono que sus palabras eran meramente advertencias sabía que no lo había dicho con esa intención, era una amenaza.

Máx regreso pasado unos minutos con una bandeja de agua para Tairon quien bebió de ella con alegría, no le mencionaria sobre lo que paso unos minutos atrás, no vale la pena mencionarlo.

El fin de semana paso rápido con un ambiente tenso y tétrico en la mansión de los Montemayor, su madre aprovechaba cada momento a solas o frente a Máx para dar sus comentarios sobre mí, se que de alguna forma se preocupa por su hijo pero había algo en ella que me hizo llegar a la conclusión de que no le importaba si estábamos enamorados o no, ella tenía otros planes para él.

Máx había discutido todo el tiempo con ella y para evitar más conflicto decidí regresar a la Universidad para conseguir un trabajo, el tenía que pasar un tiempo con su familia por lo que pase unos días sola. Regresaba después del trabajo en la cafetería hacia el dormitorio cuando una persona encapuchada me estampó contra la pared impidiendo que gritara o algo por el estilo.

- Eres preciosa pero quien me contrato me pagó mucho por hacerte daño - dijo poco antes de apuñalarme con un cuchillo pequeño, sentí un dolor insoportable en donde enterró el arma, caí al suelo cuando lo retiró y se fue corriendo. Puse una mano en donde entró el cuchillo sintiendo la sangre entre mis dedos, debía llegar rápido a la enfermería, Dios por favor ayúdame.

Como pude me puse de pie caminando con pasos lentos ya que si corría podía perder mucha sangre y morir, eso era lo menos que deseaba, tuve que parará unos segundos ya que sentí un mareo, estaba a punto de quedar en la inconsiencia, debo apresurarme.

- ¿Vanessa? - preguntó alguien a mi espalda como pude gire a ver a la persona ¡Es Axel! - ¿Te sucede algo?

- Ay...Ayúdame - dije derramando lágrimas, me observó con atención y corrió hacia mi para ver que estaba herida - Axel ayuda...Ayudame.

- Demonios - dijo antes de cargarme en sus brazos - Mi auto esta cerca te llevaré al hospital sólo resiste.

¡Resiste! es lo último que escucho antes de cerrar los ojos por completo y caer en la inconsciencia...



Diosa_Iliris

#13267 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar