Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 25: Frente al enemigo

CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS

- ¡Tu! - chilla Gabriela mientras que yo finjo indiferencia - No pued...¿¡Como!? ¡Tu eras una pobretona!

- Soy una socia de este bufete - mi voz es firme y seria lo que la sorprende al punto de dejarla sin habla - Mi único propósito aquí es sacar a flote este lugar. Ahora si ya dejó de hacer un escándalo señora, me parece que el resto de abogados pueden decirme sus nombres.

- No entiendo ¿Se conocen? - preguntó uno de los abogados presentes - Máx...

- En la universidad - dice Máx como si estuviera mirando a un fantasma - Ahí nos conocimos.

- Eso ya no es relevante - le comentó al abogado que formuló la pregunta - Estos son negocios y en eso soy excelente. Esta reunión tiene dos cosas que debo poner claras, quienes no den el potencial para resolver los casos se irá inmediatamente y segundo si quieren conservar sus puestos de trabajo deben hacer todo por la correcta sin infringir las leyes, no presionar ni amenazar a ningún cliente etc ¿Esta claro?

- No puedes simplemente dar órdenes como si esto fuese tuyo - gruño Gabriela yo sonreí arrogante.

- Pero si esto es mío - ella frunce el ceño - Puede que tenga sólo el 50% pero puedo tomar esas decisiones.

- Madre por favor guarda silencio - ella lo fulmino con la mirada - Ella tiene un punto, estos fueron unos arreglos que hicimos al momento de venderle las acciones.

- ¿Dónde estábamos? Ah es verdad - colocó mi mano sobre la cabecera de una silla - Sus nombres respectivos.

- James Bokinham - se aclara la garganta - Abogado de lo familiar.

Uno a uno me dicen sus nombres y en el campo que trabajan excepto Maximiliano, el me miraba con interés sin embargo sólo se presentó.

- Maximiliano Montemayor - dice - Abogado en derecho penal.

- Yo también soy abogada en derecho penal pero también sobre lo familiar y comercial - aclaro - Por desgracia como aclare por correo antes de venir aquí, tengo que realizar mi mudanza al cien por ciento por lo que iniciare labores en dos días. Pero me gustaría ver mi oficina, si no le molesta licenciado Montemayor.

- No lo hay - mira al resto de los presentes - Pueden retirarse. Ven conmigo...

- Licenciada Alarcon - le interrumpo - No somo amigos por lo que no veo necesidad de tutearnos.

- Venga conmigo licenciada - le noto sorprendido por mi arrogancia pero no me importa - Le enseñare su oficina.

Salimos de la sala de juntas en silencio completo, nos detenemos frente una puerta la cual abre y ambos entramos, es una típica oficina pero tiene un ventanal grande por donde entra mucha luz.

     

- Vanessa - menciona mi nombre con la dulzura que una vez me hubiese hecho querer estar entre sus brazos - ¿Por que compraste las acciones?

- ¿Dime Maximiliano por que compraría las acciones de tu bufete de abogados? - Me siento sobre el escritorio - ¿Por que razón lo hice?

- No lo se - me observa - Eres arrogante y fría.

- ¿Ya lo notaste? - hago una mueca - No soy la colegiala idiota que conociste en Harvard Max, soy alguien que aun no conoces. Tengo mudanza que realizar así que me voy.



Diosa_Iliris

#13350 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar