Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 30: ¿Otro enemigo?

CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS 

- Licenciada Alarcón un gusto - Una hora despues de la visita de Max en mi despacho recibo una llamada del abogado de Morgan quien deseaba reunirse conmigo asi que - Alexander Louis.

- No diría lo que usted en circunstancias como estas - mi voz es siempre sería y profesional con los abogados que defienden al demandado sin embargo este hombre tampoco era cualquiera sino que era también un abogado con gran renombre pero muchos afirmaban que no había sido bien ganada esa fama - ¿Para que deseaba reunirse conmigo?

- Directo al grano - sonríe arrogante -  Es usted muy directa licenciada.

- Siempre lo soy - respondo seca - No puedo perder el tiempo charlando con usted, tengo un caso que resolver así que le pediría apresurarse.

- Y yo que esperaba una conversación jovial - ríe pero yo no así que aclara su voz y me observa detenidamente - Usted defiende a la sobrina de mi defendida y yo a su tía. Es un caso delicado y si no se cuida podría perderlo todo como lo hizo el bufete del que ahora es socia.

- Tenga por seguro que no lo perderé - afirmo muy segura de mi misma - No tengo ninguna intención de perder, ganare como lo he hecho antes.

- No se fíe tan fácilmente - su sonrisa es arrogante - Puedo darle una sorpresa.

- Lo dudo y si es todo lo que quería hablar conmigo me voy - Me pongo de pie dispuesta a irme cuando su voz me detiene.

- Espere licenciada, quería saber sobre el supuesto hijo de Hanna - ¿Ese tono de voz es burla? Maldito - Mi defendida deseaba saber si...

- Le dire una cosa abogado Louis - Le miro sin expresión alguna - Conmigo no funcionará el tono de burla para hacerme perder los estribos. Se como ha ganado sus casos y yo no seré una de sus víctimas, hundire en la cárcel a su cliente por los crímenes que cometió ahora sin más me voy.

Esa vez camine a la salida sin escuchar ninguna palabra de su parte, eran unos cuantos días en los que podría hacer un cambio al rumbo del caso. Tenía muchas cosas que podían hundir a esa mujer sin embargo me faltaba la pieza clave, el hijo de Hanna.

De pronto mi celular comenzó a sonar por lo que respondo al instante.

- Lo tengo Vanessa - Es Rubén - El director aceptó apresurar los resultados del análisis por ser un caso especial.

- Estupendo ¿Cuando estarían? - preguntó rezando en mi interior por que fuese pronto.

- Tendrás los resultados en dos días - responde haciéndome sonreír satisfecha.

- Dios, no se como podré agradecértelo - comentó emocionada - Iré a ver a Hanna enseguida.

- Cuidate - menciona - El abogado que tiene esa mujer es uno de los peores y mejor pagados que hay.

- Ya tuve unas palabras con el - digo con desagrado - Me cuidaré lo prometo.

- Viajare antes de que inicie el juicio por lo que nos veremos pronto - dice y puedo notar anhelo -  Hasta pronto Vanessa.

- Igual - en ese momento cuelgo y guardó mi celular para entrar en el auto, Hanna Morgan estaba en la cárcel de Massachusetts mientras se probaba su inocencia en los actos ilícitos de su tía, por fortuna logre pasarla a protección de testigos y saldría muy pronto, al no tener a donde ir le ofrecería vivir conmigo un tiempo además así era la mejor manera de mantenerla a salvo.



Diosa_Iliris

#13275 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar