Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 31: Un encuentro

CÁRCEL GENERAL DE MUJERES, MASSACHUSETTS

Las puertas se abren y giro la cabeza para ver a Hanna salir tras ella para reunirse conmigo en la mesa de la sala de visitas. Se sienta frente a mi en silencio pero me sonríe débilmente al verme, me recordaba a mi aquel día sin embargo yo no pise este lugar.

- ¿Cómo estas Hanna? - preguntó amablemente - ¿Te pasa algo?

- No... es sólo que después de como hable aquel día supuse que no seguirias al frente de mi caso - negué - Disculpa.

- Se que lo que estas pasando es duro - Le sonrío un poco - Por ello decidí encargarme de este caso, te tengo noticias de tu hijo.

- Se que lo que estas pasando es duro - Le sonrío un poco - Por ello decidí encargarme de este caso, te tengo noticias de tu hijo

- ¿Mi...hijo? ¿De verdad? - pregunta emocionada - ¿Que sabe?

- La prueba llegará en dos días - su emoción ni desaparece - El laboratorio enviará los resultados al juez.

- Quiero decirle algo - Mira al suelo antes de mirarme de nuevo - Sea o no mi hijo declarare en contra.

- ¿Lo harás? - pregunté sorprendida - De ser así...

- Se que será duro - veo sus ojos aguarse - No puedo permitir que salgan libres cuando hicieron daño a mucha gente.

- Te entregare a tu hijo ya verás - ella sonríe dejando caer una mejilla de sus ojos que sigue su curso hasta su mejilla - Te prometo que así será.

- Muchas gracias - Quiero llorar sin embargo debo ser fuerte para transmitírselo a ella - Enserio.

- No agradezcas nada - le sonrío - Yo arreglare todo.

- No tengo con que pagar tus honorarios ¿Como voy a sacar a adelante a mi hijo si lo vuelvo a tener en brazos? - solloza - Te agradezco, algún día te pagare lo prometo.

- Hanna no tienes por que pagarme nada ademas no me importa que no pagues mis honorarios tome tu caso por que una persona buena como tu no merece estar en un lugar como este - le ofrezco un pañuelo - En unos días te dejaran libre y pasaras a protección de testigos.

- ¿Y a donde me llevaran? - pregunto limpiando sus lagrimas - No tengo a donde ir.

- Iras conmigo a casa - ella se muestra sorprendida.

- ¿Tu casa? - Asentí - Es demasiado, no puedo abusar a si de ti. Primero no pago tus honorarios y ...

- Ya te dije que eso no me importa - digo mirándola con seguridad - Iras conmigo mientras todo sucede, cuando puedas irte te aseguro tendrás todo lo necesario.

- La visita acabo - informa el guardia. Asentí en forma de respuesta al guardia el cual esperaba en la puerta.

- Te veré en dos días - respondo - En cuanto tenga los resultados vendré a verte.

- Esta bien - sonríe caminando a la puerta para abandonar la sala de visitas. La sacaría de este infierno, lo haré.

- Frank regresare al despacho a recoger una cosa que deje y regresamos a casa - Frank asiente - ¿Llego el correo que esperaba?

- Si esta en casa - responde - Marina lo puso en tu despacho.

- Bien gracias - En la caja se supone que venían documentos con relación en los movimientos monetarios de Katherine Morgan - Volveré enseguida.

Bajo del auto cuando se estaciona frente al despacho, me dirigí a mi oficina para recoger algunos documentos, baje sin importarme nada la mirada de Maximiliano, al estar en la acera una voz me llamo.

- ¿Vanessa? - pregunta una voz familiar, me giro para ver a la persona siendo sorprendida al reconocerlo - Dios mio, creí que Brenda me tomaba el pelo.

- Axel - sonrío - ¿Que haces aquí?

- ¿Como que? Confirma que estabas de regreso - sin previo aviso me abraza - Eres mala, ni siquiera me avisaste.

- Fue hace poco - reí - ¿Quiere ir a mi casa? Así hablamos con calma.

- Vamos - sonríe - Supongo que dejare mi auto aquí, Brenda me contó que recibiste una herencia ¿Es cierto?

- Ya te contare - ambos vamos al auto - El es Frank, mi chófer pero también como un padre para mi.

- Un gusto - Axel saluda a Frank con el mismo entuciasmo que le caracterizaba - Axel Scott.

- Frank Daniel - Dijo sin apartar la vista a la carretera.

- Sigue contandome ¿Que tanto paso en Stanford? - Recordar una a una de las cosas que sucedieron en California sería bastante largo sin embargo no me molestaba contarlo al menos sino fuese por las razones por las que fui a dar ahí - Brenda no dio muchos detalles y como estamos ocupados casi todo el tiempo no pudimos hablar tanto.

- ¿Que puedo contar primero? Hay tantas cosas Axel - le sonrío de lado - Me costo acostumbrarme a Stanford pero me concentre en terminar mi carrera, tuve amigos que me ayudaron a dejar atrás la depresión, también Frank, Marina y Maggie.

- Me haces sentir como un mal amigo - Hace una mueca mostrando estar avergonzado - Ojalá hubiese podido hacer más para que te quedarás.

- No, fue mejor cambiar de aires - dejo salir un suspiro - Me hice más fuerte Axel, más de lo que pensé.



Diosa_Iliris

#13257 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar