Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 34: No existe remordimiento

COLUMBUS, OHIO.

- Nadie abre la puerta - lleva sus manos a su cabeza desanimada - El es el único que puede decirme a donde dejó a nuestra hija.

- No va a decirnos nada sobre ella - dio un golpe en la pared - ¡Demonios!

- Pss - un sonido detrás de ellos les hizo girarse - Aquí.

Era una mujer mayor que pertenecía al servicio por lo que lograban mirar. Al acercarse desaparecieron de la entrada principal de aquella propiedad.

- Nadie les va abrir - les dijo - El dueño dio instrucciones precisas.

- ¿Cómo sabes eso? - preguntó Corina - ¿Quien eres?

- Me llamó Viviane y trabajo en la casa del frente - esta observa a todos lados - ¿Usted es la hija del Sr. Zespedes verdad?

- Sí ¿Quien te lo dijo? - preguntó aun más confundida - Dímelo.

- Me lo dijo Julieta - Corina se sorprendió - Ella trabajaba con su padre señorita ahora esta trabajando con mis jefes.

- Ella puede decirnos algo sobre nuestra hija - Víctor asintio - ¿Puedes llevarnos con ella? 
- De acuerdo - asiente - Vamos, no quiero que nos vea nadie de esta casa o sino... rápido.

Viviane los llevo hasta la cocina de donde también trabajaba Julieta quien fuese la nana de Corina, incluso podría decirse que una madre para ella pero después de que su propio padre la acusará a ella y su esposo de un delito que no cometieron no pudieron volver a verse jamás. Julieta tenía unas canas debido a la edad que tenía ahora, Corina derramó algunas lágrimas pero se las limpio Víctor tratando de animarle.

- Julieta aquí están - La mujer levantó la mirada - Les dejo a solas.

- Mi niña - la anciana abrazo a la hoy adulta Corina - Dios mío, cuando los vi hace unos días pensé que estaba mal.

- El abogado que nos representaba nos sacó de la cárcel hace poco probando nuestra inocencia - trató de no dejarse llevar lo los sentimientos encontrados - En cuanto salimos, quisimos saber a donde llevo mi padre a nuestra hija.

- Se parecía tanto a ti - sonrió - Esos ojos y ese brillo.

- ¿Que fue de ella? - preguntó Víctor - ¿Sabe a donde la llevo?

- Cuando te llevaron a la cárcel tu padre hizo que nadie pudiera verte y cuando fue posible ya no estabas en este estado y no pude averiguar a donde fuiste. Unos meses después tu padre llevo a una bebé hermosa a casa - Corina sintió en su corazón un dolor terrible, su pequeña - Sólo dijo que era tu hija y la de Víctor, me ordenó cuidarla e ingenuamente pensé que se quedaría con ella y dejaría atrás su carácter, incluido el rencor en contra tuya pero en mi ingenuidad el se la llevo y no pude saber a donde la llevo.

- ¿Nada? - Corina dejo escapar las lágrimas - ¿Ninguna pista nana?

- Sólo se que se la llamó Vanessa - "Como mi madre" pensó Corina - Y lastimosamente es todo lo que sé.



Diosa_Iliris

#13234 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar