Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 38: Antes de la guerra

CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS

Me recargo sobre el escritorio mirando por la ventana, le espero pasciente como una niña sin embargo mis intenciones no son para nada las de alguien inocente, no por que deseaba acabar con su madre, su familia. Escucho la puerta abrirse después de unos minutos, esta vuelve a cerrarse y escucho pasos acercarse frente al escritorio, me giro encontrandome con Máx.

- Felicidades licenciado - esa frase tiene un tono divertido que confunde a Máx - Me dice lo siento tan solo hace unos días, casi me besa en esta misma oficina y ahora va a casarse ¿Debería sentirme herida?

- ¿Herida? -preguntó sin comprender - No veo porqué debería sentirse herida licenciada.

- En los últimos días he pensado en decir esto - sonreí - Cuidate.

- ¿Cuidarme? - preguntó con el ceño fruncido - ¿Que quieres decir?

- Ya lo verás - me dirijo a la puerta pero antes de salir me doy vuelta - Dale el mismo mensaje a tu prometida ¿Sí?

Camine hacia la salida con una sonrisa en los labios rumbo a mi oficina, estoy satisfecha ya que no se espera nada de lo que voy a hacer. Trabajo en ordenar todo para el juicio y al terminar me voy junto a Hanna directamente a casa. Con la cabeza mas despejada por la mañana calcule cada paso que debía dar para conseguir mi objetivo, debo entrar en esa casa. 

Al mirar la hora me levanto de la mesa al igual que Hanna, esta se despide de su pequeño Zack y nos dirigimos a la puerta. Me siento motivada, por extraño que parezca sabía que todo lo que quería lograr iba a suceder. Quizás la causa de mi enojo repentino es que mi propio ego esta herido, olvide por un segundo mi propósito, no puedo permitírselo a Gabriela y a Cassandra muchísimo menos. 

 

MASSACHUSETTS

- ¿Ya viste? Conseguí a tu hijo de nuevo - Cassandra sonrió satisfecha  - Valio todo el esfuerzo, ahora vamos a casarnos.

- Tardaste tres años - Gabriela miraba a Cassandra provandose un vestido de lo mas pegado al cuerpo - Pero al final lo conseguiste así que en fin

- Tardaste tres años - Gabriela miraba a Cassandra provandose un vestido de lo mas pegado al cuerpo - Pero al final lo conseguiste así que en fin.

- Seremos familia al finalizar el mes - se giro para mirar a su suegra - El regreso de esa no impedirá que Max sea mio.

- No te confíes tanto - advirtió - Vanessa Alarcon esta aquí por una razón y hasta no saber cual es deberás cuidarte y evitar que entre ambos se de algo. 

- Eso haré - afirmo - No hay nada que esa zorra pueda hacer.

- Eso espero - susurro Gabriela - Eso espero. 

- Quiero un velo largo - la asistente del local asintió - Que sea de encaje, nada debe desentonar en mi boda. No habrá poder que impida que esta boda se lleve a cabo.



Diosa_Iliris

#13205 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar