Los Montemayor

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 44: Una condición

CAMBRIDGE, MASSACHUSETTS

|MAXIMILIANO|

- ¿Qué has dicho? -  preguntó casi escupiendo el liquido de vuelta a su copa - ¿C-casarte con ella?

- Lo que has escuchado - Bebí de mi Whiskey  de un trago deposotando el vaso en la barra- Es la condición para recuperar todo lo de mi familia, casarme con ella.

- ¿Y que le respondiste? - preguntó aún sorprendido.

- No me quedo de otra más que aceptar - doy un golpe a la barra - Lo planeó tan bien ¡En mi propia cara!

- Tranquilizate - negué en silencio tratando de seguir ese consejo - Bueno ¿Y que vas a hacer? Por lo que me cuentas ella tiene calculado cada paso pero ¿Y tú?

- ¿Qué puedo hacer James? - pregunté - ¿Que hay en este mundo que Vanessa Alarcón no se espere ya de mi parte?

- Incluso el mejor jugador del mundo tiene un punto débil - menciona pacientemente - Vanessa Alarcón no puede ser diferente.

- Tienes razón pero no logró pensar en ninguna cosa que haga débil a Vanessa entre más la atacada más fuerte se hace - ¿Qué podría usar contra ella? -

- Bueno no necesariamente tienes que hacerle daño físico - Le miro entornando los ojos - ¿No has pensado que ella está haciendo esto por algo más que una acusación que le hicieron? Algo que tal vez tú no sepas.

- ¿Cómo que? - él se encoge de hombros - No hay.... No, es...es estúpido.

- Dilo - insistió James.

- No vine a hablar de ello de hecho necesito pedirte un favor enorme - le miro - Quiero que seas mi testigo para el matrimonio.

- ¿Qué? - vuelve a ahogarse con su bebida - ¿Pero acaso estás poco?

- Eres mi mejor amigo y se que si te lo pido no le dirás a nadie - le dije - Vamos, sólo debe firmar es todo.

- Bien- acepta de mala gana - Me debes otra bebida, esta ya tiene demasiada de mi saliva por tu culpa.

....

Los días en que Vanessa no estuvo me concentre más que nunca en los casos que tenía. Seguía furioso, enojado, no podía dejar de pensar en todo lo que estaba pasando. Cassandra era otro problema, hoy me casaría con Vanessa en el registro civil ¿Cómo le diría a Cassandra? Realmente no era que quisiera casarme con ella pero por un segundo preferí estar atado a Cassandra que a la mujer que se había encargado de robarle toda la fortuna a mi familia.

- Hola amorcito - parpadeo sorprendido de ver a Cassandra frente de mi escritorio - Oye ¿Te asuste?

- No, es...Me sorprendiste - comenté - ¿A que has venido?

- Hay que escoger el diseño de las invitaciones cariñito - 《Invitaciones》 - Te traje las que más me gustaron, son magníficas.

- Tengo mucho trabajo - Trate de excusarme - Podemos hacer esto luego.

- Nunca tienes tiempo - se queja - Parece que no te interesa nuestra boda.

- Cassandra yo...- el celular suena en mi chaqueta e interrumpe la función frase a medio camino - Es importante.

- Mejor veo esto con tu madre - se va molesta de mi oficina y miro mi celular. Es un mensaje de ella.

"La boda es a las 10:20 en el registro civil, lleva a tus testigos" "Ya está listo el documento" 
Observé la pantalla de mi celular unos minutos antes de ir por James y mi secretaria a quienes lleve hasta el registro, esperamos a que Vanessa y sus testigos llegarán. Cuando está por fin estuvo aquí, por un segundo me quedé sin habla al verla así vestida. Nos acercamos a ella.

- Aquí tienes - dijo entregando un folder, lo abrí para leerlo - Todo esta en orden, tiene mi firma sin ninguna trampa.

- Eso veo - murmuro al darme cuenta de que es verdad lo que dice - Esta bien, creo en ti ahora.

El juez apareció nos reunimos frente a él para iniciar el proceso, esté comenzó a hablae de lo que significaba el matrimonio, algo demasiado irónico si me dejaban decir, hablaba de las obligaciones que se obtenían al momento de casarse y como diferentes cosas lo hacían disolverse. Señaló literalmente que se debía mantener la unidad aún en la peor de las situaciones como el odio y la venganza. Que la única manera de vencer esos obstáculos era amarse. Justo ahora, el amor era la cosa más estúpida que había escuchado.

- Ahora después de decirles todo esto a ambos demos comienzo a este matrimonio - Hizo una pausa antes de continuar - ¿Maximiliano Montemayor esta aquí por su propia voluntad y sin que nadie lo presione para aceptar ante el estado de Massachussets a Vanessa Valeria Alarcón Zespedes como su esposa? - ¿Qué si quería? Hace no mucho habría aceptado con facilidad y por gusto propio sin embargo ahora justo en este instante la odiaba mucho.

- Sí - respondí fríamente que borré de su cara la sonrisa que ella tenía.

- ¿Vanessa Valeria Alarcón esta aquí por su propia voluntad y sin que nadie le presione para aceptar ante el estado de Cambridge, Massachusetts a Maximiliano Montemayor como su esposo? -

- Sí - responde - Acepto.

- Firme por favor aquí - Firmo ambas hojas y Vanessa después - Ahora los testigos de ambos - los testigos de ella firmaron y poco después James y Susan- Yo el juez Aaron Wilson los declaró legalmente ante el estado como marido y mujer - esas palabras sellaron el comienzo de un plan siniestro por parte de Vanessa Alarcón.



Diosa_Iliris

#13274 en Novela romántica

En el texto hay: venganza y mentiras, amor puro, origen

Editado: 27.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar