Los Viajes De M: "Saga de Lobos"

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 14: Día de revelaciones

-Onii... Sigo con miedo -dijo Nai abajo de una manta-
-Tranquila pequeña, aquí estaremos a salvó -le afirmé al hada-
-Claro, claro -decía Luke con un tono muy sarcástico-
-¡Idiota! -dijo Ako luego de golpearlo en la nuca-
-¡Auch! ¿Le dije que algo malo iba a pasar? No, al contrario, afirmé sus palabras -dijo el moreno fricandose la nuca en un tono sátiro-

Luego de eso nos sentamos a comer lo que la pequeña hada había cocinado. 
Una deliciosa carne roja de jabalí con papas a la provensal. El olor inundó nuestras narises y nos hacia gotear saliba. Devoramos la carne a una velocidad impresionante, con las papas no fuimos menos, obviamente. Sin embargo, fue la primera vez que vi a Luke comer algo que no fuera sangre, al parecer podía comer cuanto quisiera sin engordar, eso era envidiable.

-¿Y si para relajarnos jugamos a algo? -propuso la hija de la Luna-
-Sale pool -dijo el mestizo y se dispuso a juntar los platos de la mesa para salir a jugar-

Tomé los palos de pool y le di uno a Ako, uno a Luke y uno a mi hermanita. A la pequeña le quedaba gigantesco el palo y apenas podia sostenlo.

-M -dijo la niña mientras saltaba- No llego.

Le pasé un banco y ella se subió. Luke les explico las reglas a las chicas ya que yo ya las conocía. Los equipos se dividieron en Ako y yo por un lado y Luke con nai por el otro. Al Nai ser la menor, su equipo rompía. Mientras Luke le daba uno que otro consejo a mi hermanita de cómo pegarle a la pelota para que tenga tal o tal efecto, nos pusimos a hablar.

-Y~, M -empezó Ako- ¿Cómo vas con tu diario?
-Bastante bien -respondí- Ya catalogé bastantes especies, pero seguro faltan muchísimas más.
-Yo hago los dibujos -dijo la sonriente Nai y le pegó a la pelota blanca la cual apenas desarmó el triángulo-
-Bien hecho niña ¡Esa es mi compañera de equipo! -dijo Luke para animar a Nai mientras traía 3 cervezas y un jugo- Sin embargo, la próxima tira con más fuerza ¿ok?
-Claro Luke -dijo el hada-
-Ako ¿te puedo preguntar algo?-le dije cordialmente-
-Claro -se apoyó sobre el palo de pool-
-Una semidiosa como vos ¿No tendría que estar en alguna especie de súper palacio o algo así? -la interrogue.
-Es una larga historia -susupiro ella y le pegó a la blanca exparciendo todas las bolas normales-
-Tenemos tiempo -dijo mi amigo y le pasó una cerveza-

-Bueno -empezó- Yo soy bisexual. Una vez mi madre, mi hermano menor y yo fuimos al palacio de Tirkenton.
El gobernador de dichas tierras nos invito a una cena con su família para negociar un staley.
-Disculpen mi ignorancia pero ¿¿Qué es un "staley"??- pregunté intrigado-
-Un staley es un acuerdo entre un líder, ya sea rey, gobernador, rey supremo, jefe, etc, con una deidad para asegurar la bendición, o protección de estos. A cambio, estos lideres daban ofrendas o promulgaban el culto de dichas deidades -me aclaró Ako-
-Un Dios es tan fuerte como su fe en él -dijo Nai-
-Bueno -prosiguió la semidiosa- La oferta era una gran fiesta anual en nombre de la diosa Luna, eso le daría mucho poder a mi madre, a cambió de la protección contra unos demonios del desierto. 
Llegamos y a recibirnos estaba el gobernador y su hija mayor... -una leve sonrisa se dibujo en los labios de mi amiga- Haruka, al instante la ví y me quedé atónita por su belleza. Era la primera vez que me enamoraba, y por su mirada me di cuenta de que el sentimiento era correspondido. Al avanzar la cena estuvimos coqueteando sutilmente hasta que en un momento de despiste por parte de los adultos me le declaré. Ella no me dió más respuesta que un tierno beso. Para problema de ambas la madre nos vió, y como la gente no heterosexual no es muy bienvenida en esas tierras. Bueno, el staley nunca se llevó a cabo, a Haruka la... -una lágrima cayo por su mejilla- la... La mandaron a ejecutar y a mí me destierró mi madre de su palacio -se seco las lágrimas-

-Auch -dije y la abracé, sentí sus lagrimas en mi hombro-
-No importa-dijo ella.
Luke tiró, luego yo y luego Nai.
-¿Quieren que vaya a buscar algo para picar? -propuso Nai a lo que los 3 dijimos que sí-

Mientras Nai iba, Ako tiró y la hada se tropezó con una especie de correa.

-¿Qué es esto? -dijo apenas retuvo el equilibrio- Era una funda de guitarra.
-Deja eso -dijo Luke en tono serio mientras le ponía tiza al palo-
-¿Tocas guitarra? -dijo Ako con un tono burlón- Así que el señor vampiro apuñalador y oscuridad tuvo su edad hippie.
-¿Queres ver algo hippie? -dijo enojado y, tras pegarle a la bola blanca siendo que era su turno embocando una lisa, sacó guitarra de la funda.

Una brillante guitarra eléctrica, con una calavera de demonio negra adaptada para ser la caja y un mango de madera pulida muy clara que hacía contraste. El desgraciado se tiró un solo que ni el mismísimo Jimy Hendrix hubiera igualado.

-Ni Lans, ni Z -aclaró el viejo Luke-
-¿Tocas la guitarra tío Luke? -dijo intrigado Max-
-A ver, de dónde crees que saqué mi talento -dijo Alejandro con una fanfarrona sonrisa- 
-Encontrar revistas playboy no es un talento -rió Máximo-
-Tssst- suspiró Luke- Para vos.
-Bueno, continúo -dijo Mateo y siguió con su historia-



M

#4436 en Fantasía
#6223 en Otros
#947 en Aventura

En el texto hay: vampiros y hombres lobo, magia y aventura, fantasia épica

Editado: 20.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar