Los Viajes De M: "Saga de Lobos"

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 15: El rapto.

Esa noche estuvimos cerrando "puertas", aberturas, ventanas, prácticamente cualquier hueco por donde se pudiera colar alguien.

-Muy bien, nadie podrá entrar -decía Ako mientras terminaba de colocar un sillón contra la nueva puerta que construimos con Luke-

Era una puerta que se camuflaba a la perfección con el resto de la cueva. La nueva puerta se abría con un conjuro que desplazaba la roca hacia la izquierda y luego se vuelve a cerrar.

-Muy bien muchachos -empezó Luke-
-Sí, no dormiré nada -sonreía Nai-
-No, tú no serás la que no duerma -le dije a Nai-
-Eres muy pequeña -dijo Ako- si no duermes bien podría hacerte mal.
-Bueno -se quejó la niña- ¿Por lo menos les puedo dar café o algo para que estén despiertos? Me sentiría muy mal y no podría dormir de saber que no puedo hacer nada por quienes me cuidan... -dijo con una voz un poco triste, pero de una manera tan tierna que nadie se resistiría a sus peticiones-
-Bueno -dije algo maravillado por su ternura- Supongo que no pasara nada malo si nos traes una taza, o dos -le sonreí muy alegremente al besarle la frente y agradecerle su amabilidad-

La pequeña hada se fue y volvió con algo que no era cafe. Años despues, hablando con Ako, nos dimos cuenta de que era wisky y por estar tan concentrados en en vigilarla no nos dimos cuenta.
Bueno, el punto es que el wiskey no es lo mejor precisamente para quedarse despierto toda la noche, y menos en la cantidad de la que tomamos, porque reitero, pensábamos que era café. A la media hora estábamos borrachos y a los 45 minutos dormíamos cómo tarados. Hasta que...

-¡¿Que fue eso?! -grité al escuchar un ruido sorprendentemente alto. Como si se hubieran caído sartenes y ollas-
-¿¡Nai?! -dijo Ako y salió corriendo hacia su habitación-

Al entrar nos dimos cuenta de que se la habían llevado.

-¡Hijos de perra -grité con lágrima que me resbalaba por la mejilla- Si hubiera estado despierto...
-Ya M... No es tu culpa -trataba de consolarme mi amiga que estaba al borde de quebrar en llanto-
-Bueno, si muy triste todo -dijo Luke seguido de una sonrisa- Ahora manga de llorones ¿Quién viene a rescatarla?
-Tienes razón -dije yo- vamos a partirles todo.
Luke se agachó junto a Ako-Vamos niña, todo irá bien ¿Si? Te lo prometo -le dijo dulcemente y le seco las lágrimas al acariciarle la mejilla con una tierna sonrisa hacia la princesa-
-Ako se levantó un poco sonrojada y muy tenuemente exaltada, pero realmente determinada y exclamó- ¡A darle!

Yo me fui a buscar mi espada y un pequeño grimorio dehechizos. En un momento Luke se va a buscar sus krambit.

-¡Matador! ¡Galán de novelas! -le dije con un tono levemente burlón-
-¿Qué? -dijo sorprendido- Ah, eso... No fue nada -dijo modestamente-
-Claaaro, pa mi que le gustas -le dije en una carcajada- Y ahora más. 
-Ey, esa clase de cosas son mi especialidad -dijo fanfarroneando-

-Ya decía que mis habilidades venían de algún lado -dijo Alejandro con una sonrisa picara-
-Sí, claro -dijo Max-
-Y recuerden chicos -dijo el viejo Luke- Yo fui, soy y seré EL PUTO AMO.
-¿Ya puedo continuar,"Puto Amo"? -dijo el viejo Mat y siguió su relato-

Después de eso nos alistamos y fuimos con Ako.

-M... Ya se que te prometí no hacer esto nunca, pero la situación lo amerita -dijo Luke, nos convirtió a los 3 en sombras, viajamos a alta velocidad hasta la cueva de los lobos y aparecimos atrás de una escarpada piedra.
-Ahí tienen a Nai -señale-

La tenian en una especie de altar atada. Se podia ver a Exedreon desde allí, tenía una daga con una hoja deformada por el uso. Para mí, por el uso para diferentes sacrificios. A un costado estaba Lobatus que miraba con atención esperando a la luna roja. Habia, minimo, 700 hombres-lobo armados mirando para todos lados. Gracias a Dios ellos no tenian ángulo para vernos y menos disparar.

-¡Tienen un puto ejercito! -dijo mi amiga con un grito ahogado-
-Y nosotros tambien -dijo Luke con una sonrisa- ¡Sombree clon! -al decir eso de su sombra salieron 3 seres con su misma figura pero totalmente negros, solo tenian sus ojos blancos luminosos. 
-Luke ¿puedes hacer dibujos gigantescos con tus sombras?-le pregunté mientras pensaba un plan-
-Claro -aseguró él-
-Has esto -dije y le di mi grimorio con un dibujo-

Su sombra hizo un circulo alrededor de la caberna con su sombra y empezó a hacer líneas que lo cortaban de diferentes formas. Exactamente igual al dibujo.

-Muy bien... -dije y coloqué mis manos sobre la parte de la circunferencia que pasaba cerca- ¡Soubrest caltirium tas! -al lanzar el conjuro unos golems de roca crecieron de la tierra llamando la atención de los guardias-
-Ahora estamos más parejos -le dije a Ako-
-Muy bien -empezó ella- Tenemos que pensar una estrategia, no es cuestión de hacer algo estúpido como-...

Lastima que no pudo dar el ejemplo... Para ese momento ya habiamos hecho algo estúpido.

-¡HEY PERRO! -grité desde la piedra- DEVUELVEME A MI HERMANA DESGRACIADO.
-¡VINIMOS A DEJARLOS INVÁLIDOS PERROS IDIOTAS! -me siguió Luke-
-Algo como eso exactamente... - murmuró Ako y luego gritó- ¡DENSE POR MUERTOS IMBÉCILES! ¡¿EL HADA, O SU VIDA QUÉ ELIGEN MALDITOS PULGOSO?! -se nos unió y siguió-



M

#4487 en Fantasía
#6311 en Otros
#967 en Aventura

En el texto hay: vampiros y hombres lobo, magia y aventura, fantasia épica

Editado: 20.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar