Los Viajes De M: "Saga de Lobos"

Tamaño de fuente: - +

Epílogo

-Y así niños fue cómo conseguí el anillo con el que más tarde, años después, le pedí matrimo a su abuela -termino sonriente el abuelo-

-¿Y qué paso con Nai? -interroguó Ale.

-Solo les diré una cosa -señalo Luke- Su abuelo Mateo quería mucho a su hermana, y eso se los puedo asegurar, él la seguiría hasta el infierno.

En ese momento entro a la blanca sala de hospital un hombre con una camisa blanca y shin azul oscuro, un poco ajustado, estaba algo desgastado pero se veían bastante bien, su camisa estaba remangado a pesar de ser manga corta. Llevaba zapatillas blancas marca Adidas y un cinturón de cuero. Cabello rubio oscuro y ojos marrones claros. Nariz pequeña y una sonrisa bastante soñadora a primera vista.

-¡Junior! -dijo sonriente Luke desde su silla y la acercó ligeramente al hombre.

-Tío Luke, tengo 35 años, un titulo de ingeniero, una esposa y un hijo -dijo con voz sarcástico y un poco didivertida- Ya podrías dejar de decirme junior.

-Hola pa -saludó Max muy contento.

-Hola Max -le sacudió los pelos cariñosamente.

-A ver junior -empieza el viejo moreno- Tu papá se llama Mateo, su inicial en M. Vos te llamas Marcus, y tu incial ¡Oh sorpresa! También es M, así que morirás siendo Junior.

-¿No olvidas algo hijo? -dijo el viejo M.

-Ah si, hola pa- dijo Marcus y lo saludo con un beso en la cabeza y un brazo- ¿Estás contando historias otra vez?

-Nos contó como consiguió su anillo de lobo -dijo Ale mientras tocaba botones de la cama.

-Deberías dejar eso -le sugirió Máximo a su primo, el cual para ser unos 6 meses mayor era demasiado "toqueteador".

-¿Les vas a contar sobre el libro de las sombras? -interrogó Marcus.

-Tengo una idea -comenzo el viejo- Si se portan bien mañana cuando los traigan de vuelta, les contaré otra historia.

-¡Siiii! -festejaron los 2 a coro.

-Vamos chicos, ya es tarde y tenemos que ir a casa -dijo Marcus tirando suavemente sus llaves al aire-¿Queres que te llevemos a vos también viejo borrachín?

-Nah, esta noche me quedo con el vejestorio de enfrente mío -dijo Luke con una sonrisa.

En un momento Marcus y Ale salieron de la habitación. Cuando Max estaba por salir se detiene a mirar a su abuelo y a su tío abuelo. Hasta ese día los veia como unos viejos muy divertidos. Unos tipos con quien divertirse en un asado o algo por el estilo. Ahora los veía como héroes y poderosos guerreros. Unos que darían su vida por sus seres queridos. Bueno, al menos así veía a M. A Luke lo veía como un psicópata alcohólico guitarrista y mercenario, pero con un aire heroico y poderoso.

-Abuelo -frenó de repente antes de salir- ¿Todo eso fue real? -preguntó el chico.

-Ambos viejos sonrieron pero Mate fue quien respondió- Será tan real como vos decidas que lo sea.

Max salió de la sala con una sonrisa, los 3 varones se fueron al auto. Marcus dejo a Ale en su casa y despidió a su hermana N.
Los 2 descendientes de M llegaron a su casa, la madre los recibió con una sonrisa y Max se fue rápidamente a dormir.

Soñando con hadas, magos, vampiros y hombres-lobo.

-Psss, Matt -lo sacudía un poco el viejo Luke a Mateo que estaba dormido-
-Abajo hay un mete gol -dijo y Mate abrió los ojos.

-¡Vamos! -dijo y salió de la cama de hospital y tomo su bastón.
Con el sigilo de un ninja. Bueno,el sigilo que le permitía un bastón y 80 años. Lo mismo el ensillado.

-¿Jugamos a 20 como antes? - dijo Luke.

-Claro -dijo M.

Pero ambos sabían lo que iba a pasar y paso. A la mañana siguiente 2 guardias los encontraron por el ruido de molinetes y festejos de gol.



M

#4484 en Fantasía
#6313 en Otros
#967 en Aventura

En el texto hay: vampiros y hombres lobo, magia y aventura, fantasia épica

Editado: 20.12.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar