Madurez Voluntaria

Tamaño de fuente: - +

30. Coleccionista aficionado

Te perdiste ¿Dónde estabas? (4:20)

Tomando con los panas (4:20)

Dormí toda la mañana (4:21)

¿Cuándo llegas de tu paraíso tropical? (4:21)

¡Mañana! (4:23)

Me avisas cuando llegues, Vio. (4:23)

¿Para qué, Uber? (4:23)

Será de madrugada (4:23)

Para saber que llegaste bien (4:24)

Hablábamos todos los días aunque fuera diez minutos nada más. Ese día había sido música. Me gustaron algunas que me pasó de The Beatles, o Tame Impala, aunque esa última me hacía pensar en Michel y Enmanuel cuando se drogaban. Tal vez sabría si se sentía así de verdad si hubiera probado pero yo nunca lo haría.

No después de lo de mi hermano.

A veces parece que fueras humano, Uber (4:25)

Eres cruel... (4:25)

Se me sale :P (4:26)

Bah, si eres la cosa menos cruel del mundo (4:26)

Seguro se te sale conmigo nada más (4:27)

Tal vez (4:28)

Si no fuera así, me asusto (4:29)

Me sonreí. Apoyé la mano en el escritorio y choqué con el mouse. Me molesté de nuevo. El día anterior se me había caído y le pasé la silla por encima, y ya no servía sino para moverse por la pantalla débilmente. El celular sonó de nuevo y se me olvidó seguir molesto.

Vio envió una foto, aparecía ella con las cejas alzadas, y junto a ella, su madre con un sombrero de paja, un coctel y lentes oscuros.

Estamos discutiendo si mi mamá parece una actriz de cine (4:31)

 Ella dice que no (4:31)

 Le dije que tendría el juez ideal, un adolescente cachondo (4:32)

Me reí.

Se parece a la hija de Stallone. (4:33)

-Le gustó tu halago ¡jaja! (4:34)

Suspiré aliviado. Whew.

Le dijiste a tus padres que soy cachondo? (4:35)

Ya pensaré cómo vengarme de eso (4:35)

Jaja 4:36

Eso es como decir que yo no cocino por ser hombre (4:37)

¿Tú cocinas? (4:37)

No me gustaba mucho cocinar, pero sabía hacerlo, y…

Todos los almuerzos  (4:38)

Desde que estamos de vacaciones (4:38)

A veces el almuerzo que llevo a clases lo e echo yo  (4:39)

*He hecho  (4:39)

:) (4:39)

Ya me había acostumbrado a esas correcciones. Menos mal tenía el auto corrector. Si no… nunca terminaría de reprocharme por mi mala ortografía.

Ella me aceptó la solicitud de amistad de Facebook esa noche. Tuve que usar la aplicación en el teléfono porque estar en la computadora era muy odioso... buscar los atajos de teclado para todo antes de hacer nada era desesperante.

¡Vio había usado una moto de agua ella sola! Había fotos con su hermana. Era muy alta y de piernas hermosas. Vio iba por el mismo camino. El uniforme le ocultaba todas sus tímidas curvas, pero en parte lo agradecí. Me sentí celoso de sólo pensar que otros podrían admirar su cuerpo.

Había pocas fotos en traje de baño, muchas haciendo payasadas con su padre y su hermana. Se veía genial, muy bronceada con el cabello al aire. Y le había crecido un poco, le llegaba un poco más abajo del hombro.

¿Por qué me imaginé poniendo los dedos sobre su hombro? Justo donde la rozaban los cabellos.

Donde tenía un lunar.

Guardé esa foto también.



Ali Bracamonte

Editado: 08.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar