Maldita Fantasía

Tamaño de fuente: - +

C4:Huesos rotos

—¿Te traigo una cubeta?, no dejas de babear por Scott— miro a mi mejor amigo quien trae unas palomitas y un gorro que aparenta ser un jaguar   

 

—¿Te traigo una cubeta?, no dejas de babear por Scott— miro a mi mejor amigo quien trae unas palomitas y un gorro que aparenta ser un jaguar

—es que...—miro como juega, puedo notar su mirada intensa y concentrada en el juego. Es un líder nato.

—te recuerdo, que tienes una cita con James— miro al número 85, es cierto. James comenzó a hablarme apenas hace una semana y como no, me pidió una cita después del partido—¿sabes? deberías intentarlo, James es buen chico

—lo acepte por que no veo una posibilidad con Scott—digo, en voz baja. Gracias al ruido de los estudiantes aquí en las gradas, no me escucho Alex y aunque suene mal es cierto, me daré una oportunidad con James ya que mis posibilidades de estar con el chico de mis fantasías más profundas no me hará caso.

Morgan y Leyna son las que me acompañan en el partido, somos las únicas de nuestro grupito de amigas que le entendemos al americano así que, Cloé y Hayley se quedaron en sus casas.

Morgan, como siempre es la que esta gritando como si la vida dependiera de ello, ella es muy explosiva e intensa por lo mismo, es la defensa principal en basquetbol. Leyna cubre que nadie entre a nuestra zona del aro, no defiende pero es demasiado rápida y eso, nos ayuda muchísimo a la hora de jugar. Cloé es alta y por lo mismo quita el balón antes de que el equipo enceste y Hayley es muy agresiva a la hora de jugar, tal vez somos demasiado diferentes pero, nos complementamos y trabajamos en equipo, esa es la clave para ganar. Trabajo en equipo.

Todos los estudiantes pegan un grito, va ganando nuestro equipo por dos puntos. Se ha acabado el primer cuarto y casi pego un suspiro de adolescente cuando ve a su ídolo.

Scott se ha quitado el casco, todo el sudor hace que su cabello se pegue más pero le queda perfectamente. Por dios, creo que soy la única chica que cree que el sudor es perfecto en el.

Con su jersey color rojo se lo levanta un poco para limpiarse el sudor.

Soy consiente de que ahora mismo estoy babeando, se ven sus entradas y parte de su abdomen marcado. Trago saliva.

—uh, creo que Alaska esta hiperventilando—bromea Leyna pero no le hago caso por que si, la temperatura subió unos cuantos grados... ¿o seré yo por que acabo de ver a un dios griego?

—el partido esta muy reñido, Alaska— menciona Leyna, todos los de Eastwood nos estamos mordiendo las uñas, van empatados y sólo faltan tres minutos—¿cuánto a que pierden los jaguares?

—Leyna, es nuestro equipo—dice Alex, riñéndola

—¿y?—sonríe, le gusta muchísimo hacer enojar a Alex. Ellos inician una pelea verbal para ver quien va a ganar, Morgan, los estudiantes y yo tenemos el corazón en la boca por el partido.

Y justo cuando falta un minuto, algo pasa. El número 85 y el número 64 impactan tan duro que todo el estadio se queda sin aliento, sin habla.

La preocupación se instala en mi sistema, James y Scott están en el suelo. Ambos equipos de americano esta al rededor de ellos. Maldita sea, me tiemblan las manos.

El primero en levantarse es Scott quien, los doctores le quitan el uniforme de americano y alzan de nuevo su Jersey, hay sangre en su abdomen de dios. Por un demonio, Alaska deja de pensar en su físico mientras le revisan si esta bien.

Desde aquí veo que sólo tiene un pequeño moretón... ¿y la sangre?

Y es cuando todos lo vemos, le han quitado el casco a James y miro su labio partido e hinchado pero eso no es lo que me escandaliza.

—¿cómo esta acomodada su nariz?—pregunta, Morgan. Si, su nariz esta totalmente chueca, esta rota. Los doctores empiezan a darle atención desde el suelo, parece que no se puede mover.

—el partido sigue, con otro quarterback—anuncian por micrófono—no hay penitencia para los Jaguares ya que fue un impacto sin intención—sigue—sin embargo, hay advertencia para el número 64—saco todo el aire que no sabia estaba reteniendo

—el destino no te quiere, Alaska—dice Alex—no tendrás tu cita con James.

Miro a Scott que esta serio pero con una sonrisa leve.

No se si es cosa del destino o fue alguien quien interpuso mi cita con el.

 



BRAVE-N

#105 en Fantasía
#11 en Paranormal

En el texto hay: amor mistico

Editado: 16.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar