Maldita Fantasía

Tamaño de fuente: - +

C12:Ojos rojos

 

   

—Le acabas de compartir un poder tuyo, Scotty— gruño. Mi especie comparte los poderes o condiciones con pruebas de amor verdadero... un beso fue el comienzo

—¿irás a mi casa?- pregunto, cambiando de tema. El se recarga en mi auto, mi hummer. Rodeo los ojos 

Quítate de mi auto

Ordeno y Dominic lo hace, el se mira confuso. 

—deja de usar tus poderes en mi, pequeño Scotty—sonríe—¿tienes hambre?—frunzo el ceño

—¿de que demonios...?— pero todo mi cuerpo, todo mi abdomen comienza a doler como si mil cuchillos me atravesaran la piel. Gimo por el dolor y el hambre que lleva consigo. Es un dolor de no haber comido en mil años

—te dije que no usaras tus poderes en mi—sonríe Dom y después, ya no sentí más. Toda la agonía desapareció en un parpadeo. Dominic puede hacer que sientas necesidades extremas hambre, sed, placer... todo lo lleva a su límite. Y lo detesto

—digo lo mismo— gruño pero todo enojo se va en el momento en que Alaska aparece en la entrada de Eastwood, en ese momento juro que estoy viendo a un ángel. Sus ojos verdes y su sonrisa es lo que cautiva a cualquiera y yo, caí. Pero demonios, ella me puede pisotear cuantas veces desee. Ella sonríe cuando me ve y va directo hacia mi con su andar sencillo y cautivante a la vez. Viene con pequeños cabellos pegados a su cara por el leve sudor.

—siento la tardanza, tenía entrenamiento—pero no digo nada cuando esta en frente mío. Miro sus labios, aún recuerdo la fantástica sensación de besarla, de que ella se entregue... de una pequeña forma. Parezco un adolescente de quince años. 

—no pareces un adolescente de quince años— interrumpe Dominic— eres un adolescente de ciento cincuenta años, que no se te olvide— se ríe y yo me doy una cachetada mental, lo dije en voz alta

—si, Jack— lo miro—¿entonces irás a mi casa?— pregunto de nuevo

—¿estará Asher?— asiento— no quiero oír como dice sus cosas científicas—rodeo los ojos. Asher y Dominic no se llevan muy bien de hecho, se odian. Por un pasado y porque simplemente chocan sus personalidades mi mejor amigo es extrovertido, aventurero y explosivo. Mi hermano es lógico, centrado e inteligente. Son... simplemente diferentes—no, gracias— concluye

—será para la otra— hablo 

—aja— le sonríe a Alaska—algún día nos conoceremos mejor pequeña Alaska, nos vemos— me mira y después se va hacia su motocicleta 

—¿siempre ha sido así?—suelta una pequeña risa 

—y me temo que lo será siempre—suspiro. 
















 

 

 

—Hola, Alaska que bueno que estas de vuelta—me recibe un cálido abrazo de la madre de Scott. Si el chico que me gusta fuera alguien normal le diría que vamos muy rápido pero... ¿acaso mi vida tiene algo de normal?. Todo cambio de la noche a la mañana, toda mi vida a dado un giro extremo y me lo he tomado demasiado bien. 

Las novelas en las que he leído siempre la chica cuando se entera de su verdadera identidad, de lo que ella es realmente, le cuesta aceptarlo tarda los años en digerirlo. 

Tal vez yo no soy como las novelas, he aceptado mi realidad demasiado rápido. Pero, no he visto las consecuencias que esto ocasionará. Y eso, es lo que más me asusta. 

—hola señora Dallas— sus ojos son de un gris neutro, aunque no me dicen nada puedo ver su increíble brillo

—le dije a Scott que te invitara, su padre regresa de Italia—asiento. Scott me hace pasar y puedo notar cuando me agarra de la cintura que esta tenso, sus ojos siguen siendo grises pero no tienen que cambiar para saber como esta, como se siente— Asher esta en el comedor— anuncia y me encamina hacia el mismo. El comedor es moderno con ventanas de techo a piso dándonos una vista clara del bosque, puedo ver con detenimiento los cuadros que no pude el sábado, todos son hechos con acrílicos y son antiguos por el detalle del recubrimiento, todas son de castillos. Son hermosos. 

Miro hacia la mesa de vidrio y ahí esta Asher con una camisa a cuadros y unos pantalones caqui. Todo un nerd. Me sonríe pero no la devuelvo, mi vista se pierde en el manjar que tengo adelante. Mariscos, toda clase de mariscos que puedo imaginar ahí están. 

—A mi padre le gustan mucho los mariscos—explica Scott y hace que me siente al lado de el, en frente de Asher. Trago saliva, conoceré al padre de Scott. Por un momento parecemos una pareja normal. 



BRAVE-N

#132 en Fantasía
#12 en Paranormal

En el texto hay: amor mistico

Editado: 16.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar