Maldita Fantasía

Tamaño de fuente: - +

C20:Neblina del miedo

Todo el mundo se ha detenido para dar comienzo al caos que estoy viendo. Asher comienza a golpear a Dominic y mis piernas se activan para correr hacia la cancha de fútbol americano. Parece que con lo que le he enseñado a Alaska ella me ayuda obligando a todos a irse antes de que vieran a los dos cambiantes furiosos y rencorosos destruirse. No volteo y solo tengo un objetivo, separarlos. Veo que Dominic se levanta y solo mira a Asher quien en unos segundos, esta tirado en el suelo, retorciéndose de dolor. Dominic aprovecha y lo golpea en la cara. 

Maldigo a quien diseño esta escuela, ¿porqué ha dejado la cancha lejos de la entrada?

Mientras corro, pongo mi mano en la tierra y siento las raíces de la tierra, están a mi servicio. Con mi mano las dirijo hacia Dominic y de la tierra salen las raíces quien envuelven a mi mejor amigo. Asher no se atrasa y veo la niebla emerger de sus manos y desaparece Dominic entre ellas, indefenso con las raíces. 

Sólo se oye un grito desgarrador en algún lugar de la niebla. Al fin llego y por primera vez en muchos años, me adueño de su mente. Obligo a mi hermano.

Para esto, paralo ahora.

El quiere resistirse pero cede, la niebla comienza disiparse dejándome ver a Dominic de nuevo quien, trae su cara con un moretón en el ojo. Pero eso no me escandaliza, lo hace el hecho de que esta temblando y llorando. 

Miro a mi hermano quien, tampoco se salva. Trae un corte profundo en su labio inferior, su sangre comienza a resbalar. Trae un fuerte raspón pero Asher en su mejilla izquierda, los ojos de mi hermano son rojos. 

Con un movimiento de manos desato a Dominic, cae rendido al suelo. La furia en mi crece.

—¿¡Qué carajos les pasa a ustedes dos!?— grito pero disminuyo mi voz al saber que Alaska esta atrás mío, sin saber que hacer—¿qué mierda le mostraste?—le pregunto a Asher

—mi neblina del miedo, le mostré su más grande miedo—gruñe

—no lo vuelvas a hacer—interrumpe Dom, caído— no...

—¡eso te mereces y mucho, mucho más!—grita Asher

—¡Basta!—grito— ¡ustedes dos llevan así por cincuenta años!—menciono

—¡y lo llevaré así por toda una eternidad si es posible!—contesta Asher— ¡Por su maldita culpa mi mejor amiga esta muerta!— y los ojos de Asher se vuelven azul fuerte, lágrimas se empiezan a llenar en sus ojos

—tal vez tú perdiste una amiga— ruge Dominic, en lágrimas pero con sus ojos rojos— ¡Yo perdí una hermana!

—y fue por tu maldita culpa—añade Asher. Todos nos quedamos en silencio y después Dominic se levanta enojado y se va. No lo detendré, lo conozco tan bien que necesita espacio.

En cambio miro a Asher quien sigue con los ojos azules, desvía su mirada.

—Ana siempre fue mi mejor amiga— empieza Asher— Dominic y ella estaban el día siete de diciembre de 1941 en la isla— se le sale una lágrima—de trabajo y Dom insistió por que Ana no quería ir—me acerco a el y lo abrazo—y... ocurrió- llora más en mi hombro— cuando Dominic volvió , regreso sin ella— trago saliva 

—losé, Asher—digo, en voz baja— pero no tienes por que darle el crédito de la culpa— digo

—imagina que un día llega alguien y te dice, tú mejor amigo murió— cierro los ojos—si, así se siente—suspira— trataré de pensarlo, pero tampoco se me quitará todo este odio de la noche a la mañana—dice

—es suficiente— sonrío y lo miro. Ya se ha curado por completo. Miro el reloj, aún faltan quince minutos para la primera clase— necesito que me ayudes con algo—Asher asiente- ¿Alaska lista para tu siguiente entrenamiento?—Alaska abre los ojos como platos. 

 

 

 

Comprendo a Asher, yo también estaría enojada por todo lo que sucedió. Me mataría si algo les pasara a mis mejores amigos. Pero ahora mismo, quiero matarme. ¿Ahora mismo entrenamiento? ¡Estamos en medio de la cancha! y donde dimos nuestro primer beso, me sonrojo.

—Preciosa, hoy haremos lo mismo—me muerdo el labio—no, nada de asfixia—dejo sacar el aire- con tu mayor miedo— lo miro, eso es peor.

—lo que viste, lo que le hice a Dominic— dice Asher, avergonzado— se llama neblina del miedo, como el nombre lo dice te enseña tu mayor miedo— trago saliva— la única forma de evadirlo es enfrentarlo para que yo me debilite o, distraerme a mi para que yo la quite— asiento— nadie nos podrá ver, me aseguraré de eso— asiento 



BRAVE-N

#100 en Fantasía
#11 en Paranormal

En el texto hay: amor mistico

Editado: 16.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar