Maldita Fantasía

Tamaño de fuente: - +

C22:Lo atesorare por siempre

—Sólo por favor, déjense de pelear—dije, suspirando

—no te prometo nada, Scotty—dice Dom—trataré solo por que no quiero más neblina del miedo— me río 

—dejemos tus problemas a un lado—digo, viendo el estante de peluches— ¿qué carajos le regalo a Alaska?— me froto las sienes, hay demasiados productos cursis delante mío y ninguno me convence. Tiene entrenamiento de basquetbol después de la escuela y aproveche ese tiempo para venir a la tienda más cercana de regalos. La invitaré a un lugar que seguro le encantará.

—ahora tendrán una cita— lo miro—imagina como te pondrás el día de su cumpleaños—cierro los ojos, irritado— estamos a mitades de noviembre, tienes tiempo— dice

—nunca me había preocupado por algo así—dejo en su lugar un oso de peluche color verde, a Alaska ni siquiera le gusta el verde—ni si quiera por Celia—agrego, en voz baja

—¿será por que no era tu alma gemela?— asiento— estaba obsesionada contigo y tú le seguiste el juego, chico—rodeo los ojos— lo bueno que solo fue por un tiempo

—si—digo— es cierto— sigo viendo todos los regalos, hay flores pero ninguna de sus favoritas. Siempre me he preguntado por que le gustan los tulipanes así que, eso me da la razón de que aquí no encontraré nada— Dom, tengo una gran idea. Tenemos que regresar a la escuela, exactamente a la biblioteca— comienzo a salir de la tienda y Dominic me sigue 

—¡me hiciste venir aquí!—grita—¡cuando la maldita respuesta estaba en la escuela!—gruñe

—cuando encuentres a tu alma gemela y te vuelvas romántico te joderé—prometo 

—nunca lo haré—me río

—¿una apuesta entonces?—sonrío, maliciosamente 

—trato—sonrío mientras subimos a mi hummer.

—¿así saldrás con Scott?—pregunta Cloé y Hayley. Estamos en los vestidores después del entrenamiento que casi el entrenador nos mata. Me miro mi ropa, unos simples pantalones ajustados, una playera color morado, un suéter y mis tenis. 

—¿esta tan mal?— les pregunto a Leyna y Morgan— ¡hace frío!— digo en mi defensa

—eso no significa que vayas como un vagabundo—rodeo los ojos. Cloé me examina

—eres hermosa, Alaska—dice Hayley— pero una buena ropa te hará una diosa— me río—¿tienes tus tacones, Leyna?— abro los ojos como platos cuando saca unos tacones enormes y gruesos color café

—no, lo mío no son los tacones— digo, negando con la cabeza y tratando de escapar pero Leyna y Morgan me detienen

—¿cómo sabes que no son lo tuyo si nunca los has usado?—pregunta Morgan y se, que ya no hay escapatoria

—pero Scott solo me dijo que iríamos a su casa—digo— no a una cita— gruño 

—¿te rasuraste verdad?— pregunta Leyna, las miro confundida 

—¿de qué están hablando?— pregunto y toda la sangre se van para mis mejillas en el momento en que capto de que están hablando—¡no haremos eso!—digo, sumamente roja 

—ajá, no eres virgen Alaska... pero eres muy inocente— sonríe Cloé—el pantalón esta bien, quítate esa playera— asiento— te pondrás la de Hayley— miro su blusa que es color negro con aberturas en el pecho, es ajustada y se ve muy bien. Si tuviera los pechos de Hayley, por supuesto. Hacemos intercambio y como era de esperarse mis pechos parecen de niña de doce años al lado de Hay. Ella me pinta los labios color rojo carmesí y, al momento de verme al espejo me veo más arreglada y mi ropa es respecto a mi talla, resaltando mis leves curvas que tengo. El color de mis labios me recuerda a los ojos de Scott cuando se enoja y eso, ocasiona que me sonroje de sobremanera. 

—y por último, mi chamarra— Morgan me da una chamarra color café con detalles dorados y negros, es muy bonita

—gracias chicas— les sonrío a todas 

—Alaska— dice Leyna, tímida y captando la atención de todas— eh.. eh... ¿cómo esta Asher?— y por primera vez Leyna se sonroja y a ella se le marca más por ser pelirroja

—¿quien es Asher?—preguntan todas mis amigas 

—el hermano de Scott—respondo, miro a Leyna antes de irme— ansioso por verte de nuevo, Leyna— digo mientras me salgo de los vestidores. Sonrío por que ambos están hechos el uno para el otro y por que las chicas seguramente no saldrán de ahí nunca, bombardearan a Leyna con millones de preguntas. 



BRAVE-N

#109 en Fantasía
#9 en Paranormal

En el texto hay: amor mistico

Editado: 16.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar