Maldita Fantasía

Tamaño de fuente: - +

C29:Apoyo

—Alaska, repite lo que has dicho— el miedo se instala en mi, haciendo que me quede sin respiración y palabras—¡Alaska repítelo ahora mismo!— exige— ¿y que ha sucedido?— dice al ver la casa, hecha un verdadero desastre, quemada y con escombros

—Alaska, repite lo que has dicho— el miedo se instala en mi, haciendo que me quede sin respiración y palabras—¡Alaska repítelo ahora mismo!— exige— ¿y que ha sucedido?— dice al ver la casa, hecha un verdadero desastre, quemada y con escombros

—que estoy embarazada— interrumpe otra voz, Grecia. Me muerdo el labio mientras Scott me abraza por detrás— estoy a una semana de cumplir las doce— sus ojos se llenan de lágrimas

—¿porque hiciste eso?— pregunta mi padre, enojado— ¡no tenemos ni un maldito quinto para alimentar a otra criatura!—se agarra de la pared, ya que le sigue la borrachera— ¡Mierda, Grecia! ¿En que estabas pensando?—me mira—¿tú no lo estas, cierto?

—no, no— niego repetidas veces, con muchísimo miedo

—¡nos vamos ahora mismo!— gruñe mi padre, nunca lo había visto tan enojado

—señor Stone, debido a sus condiciones no puede manejar—habla Scott y yo asiento, nerviosa 

—si me permite, pueden hablar en mi estudio—ofrece Ethan y mi padre acepta de mala gana

—Alaska, Grecia y tú— señala a Scott— hablaré seriamente con ustedes— amenaza y Scott traga saliva mientras empezamos a seguir a mi padre. Parecemos niños regañados

—largo, Morgan— digo, con mi voz lastimada. Morgan rodea los ojos y desaparece

—¿tú padre no trae un arma, verdad?— pregunta en un susurro mi novio 

—no que yo sepa— asiente, no muy convencido. Cuando de nuevo aparecemos en donde estaba mi familia a salvo de los cazadores, Ethan nos deja solos.

—¿qué paso por tu mente, Grecia?—empieza mi padre

—yo-yo no se, me deje llevar—mi hermana comienza a llorar con ganas 

—comenzarás a trabajar— ordena mi padre— nada de salidas, nada de nada... has perdido completamente mi confianza—Grecia asiente, sin elección—no dejarás de estudiar 

—pero...— comienza mi hermana

—no te estoy preguntando—mi padre la fulmina con la mirada y de inmediato se calla— te falta un semestre para terminar economía— suspira, aún enojado— ¿lo piensas tener?

—yo...— pero de nuevo mi padre la interrumpe

—si le quitas la vida, jamás te lo perdonaré... pero si no haces nada por salir adelante tampoco te lo perdonaré— sentencia— Grecia eres mi hija, te seguiré amando con todo esto—trago saliva, no es su hija—pero la confianza se gana y te costará muchísimo— ella asiente, asustada— ¿cómo se llama el padre?—pregunta 

—es de Jackson High— mi padre frunce el ceño

—esa escuela alberga preparatoria y universidad—mi padre dice, obvio

—es-es de último año de universidad— tartamudea—se llama James Stargell— toda la sangre abandona mi cabeza.

 

 

 

 

 

 

—¿Qué dijiste?— pregunto, en shock 

—¿Qué dijiste?— pregunto, en shock 

—se llama James, ¿lo conocen?—pregunta Grecia y asiento

—es capitán de americano de Jackson— balbuceo, Alaska sigue impresionada. ¿Cómo no? si es un maldito hijo de puta que quiso una cita con mi novia. Me alegro de haberle roto la nariz.

—¿cuántos años tiene?— pregunta el señor Stone que ahora me da más miedo

—veintidós— responde Grecia—es un año mayor que yo— agrega 

—¿qué esta estudiando?—vuelve a preguntar

—arquitectura—Brent asiente, procesando toda la información— mañana lo traes a cenar— lo miro, atónito— y Scott 

—¿si señor Stone?— mi cuerpo tiembla ante sus ojos azules

—también estas invitado— por primera vez, quiero matar al padre de Alaska. Aunque no lo culpo, no sabe que odio a James— y una advertencia— de nuevo, me vuelve a dar miedo— si no te cuidas con mi hija créeme, te haré la vida imposible— eso parece hacer reaccionar a mi chica, pues sus mejillas sonrojadas vuelven

—no haré eso señor Stone— trago saliva— aún no— le digo en un susurro a Alaska. Ella se sonroja mucho más



BRAVE-N

#100 en Fantasía
#11 en Paranormal

En el texto hay: amor mistico

Editado: 16.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar