Maldita Fantasía

Tamaño de fuente: - +

C52: Maldita fantasía

¿Es posible que una chica tan destruida se siga viendo así de hermosa? Pues ella puede hacerlo y sigo sin comprender como lo hace     

¿Es posible que una chica tan destruida se siga viendo así de hermosa? Pues ella puede hacerlo y sigo sin comprender como lo hace. Ha estado callada todo el camino y cuando llegamos al lugar en donde le pedí ser su novia no emite ninguna reacción y eso me deprime pero no digo nada. La ayudo a bajar y como esa vez, con mi palma de mi mano hago que los árboles cubiertos de nieve se hagan a un lado, pongo tulipanes de todos los colores y quito la nieve una vez que nos adentramos en nuestro pequeño mundo, en nuestro pequeño jardín. Los árboles regresan a su lugar, encerrándonos. No hace frío y nos quitamos nuestras prendas de invierno. Miro a Alaska, miro su perfil calmado y sereno. 

Comienzo a verla tan meticulosamente para grabar este momento para la eternidad, comienzo a verla a ella en un futuro. 

En un futuro en donde no estaré yo. 

—Quiero que sepas que siempre te voy a querer—Alaska me mira, con sus ojos azul oscuro puestos en mi—quiero que sepas que... en donde tu vayas, yo iré... siempre estaré al lado tuyo, siempre te tendré como mi primera opción, siempre serás mi alma gemela y siempre serás mi Alaska Stone—me sincero— contigo descubrí que la palabra amor existe y sobretodo, que esperaría por ti una eternidad— le sonrío, con mis ojos azul claro— Alaska Stone... te amo con toda mi alma y si eso no es suficiente para ti, es lo más puro e inquebrantable que tengo—ella no dice nada, más sin embargo une sus labios con los míos en un beso lleno de desesperación, de pasión, de amor... de necesidad de estar uno con el otro. 

Me subo encima de ella y con las yemas de mis dedos comienzo a acariciarla de todas partes tratando, desesperadamente de recordar cada milímetro de su delicada piel, cada vello de su cuerpo, cada reacción que tiene cuando yo la toco, lo que yo solo puedo hacer en ella. 

Las ropas comienzan a desaparecer y sus ojos se tornan en un color verde jade y por fin la veo como la primera vez que la vi, tan delicada... tan natural, por fin la vuelvo a ver con sus ojos verdes como eran antes... mierda, como la amo. 

Le doy pequeños besos en el cuello con ternura pero también lo hago con ansiedad, lo hago por que no quiero olvidar lo que siento cuando estoy con ella. 

Y entonces, me hundo en ella. Y no solo me hace sentir cosas inexplicables me hace sentir cosas que nunca nadie ha visto y nadie nunca podrá ver por que solo esto se consigue estando con Alaska... la quiero recordar así, la quiero recordar como ella es, la quiero recordar como es en las fantasías... la quiero tanto que estoy dispuesto a dejarla ir... estoy dispuesto a todo por ella y si eso incluye romper mi alma... entonces lo haré.

Y doy gracias a las fantasías por que gracias a ellas... me unieron de una forma maravillosa a la chica que tengo en frente mío. 

Maldita Fantasía.



BRAVE-N

#173 en Fantasía
#20 en Paranormal

En el texto hay: amor mistico

Editado: 16.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar