Maldita Realidad #2

Tamaño de fuente: - +

C9:Desentona

Scott, Scott y Scott

Tengo a esta chica en frente mío y mis brazos amenazan con desobedecer a mi cerebro y darle un puñetazo. No se por que mi cuerpo reacciona así con ella y lo agradezco, no puedo quitar la sensación de que estoy en constante peligro. Celia, con su dentadura perfecta me sonríe.

—tenemos una gran historia— explica y solo siento la iris subiendo por mi garganta. ¿Qué le esta pasando a mi cuerpo?—pero no he venido a eso

—y no has venido a nada, lárgate Celia— la voz de Asher cambia a una fría, calculadora y cruel. Si, sobretodo eso

—cuanto tiempo, Travis— dice ella con voz venenosa—¿casi 115 años?

Bien, bien, ¿qué carajos esta pasando?

—y hubiera querido que siguieras así por toda la eternidad— este, se posiciona en frente mío, protegiéndome. Pero, sigo tan confundida y asustada que no soy capaz de procesar nada 

—el mundo es muy pequeño— responde 

—el mundo es mejor sin ti—definitivamente eso dolió pero a la chica de ojos celestes parece no importarle nada pues, se fija en mi. Siento un escalofrío en mi columna vertebral 

—vengo de parte de mi cuñado, quiere invitarte a una cena de negocios hoy por la noche— frunzo el ceño

—¿disculpa?—pregunto, con voz temblorosa

—Ares Cox marco hoy a tu oficina pero dijeron que no estabas así que, me ha mandado a mi en persona—sonríe—la comida es para darte un adelanto de tu pago— trago saliva—y por que la familia quiere conocerte

—¿para que me quiere conocer su familia?— gruño— nuestra relación es estrictamente profesional... no somos nada—y nunca quisiera tener ningún vínculo, ningún lazo de sangre y mucho menos una amistad

—por que todos son beneficiarios, quieren conocer a la chica que diseñará el libro más importante— sus ojos me escrutan—he venido por ti en carro, vienes o por las malas o por las buenas—sonríe— tú decides 

—ni hablar—Asher habla de inmediato— si le pones un dedo encima, date por muerta— sentencia, no puedo evitar la sorpresa que trae consigo lo que acaba de decir. No quiero ir sin embargo, me pica la curiosidad conocer a toda la familia, conocer a quienes me estoy enfrentando y sobretodo investigar si también algunos de ellos se parecen a mi. Pensar solo eso me enferma. Excepto claro, Emily. Ella es la única hasta el momento que ha sido amable conmigo.

—voy contigo— Asher me mira como si estuviera loca y cuando estoy apunto de reprochar diciendo que no tiene control sobre mis decisiones y que, de ninguna manera pienso hacerle caso, un color amarillo irrumpe en sus ojos pero solo es un momento. De nuevo, tengo que parpadear para estar segura que no es producto de mi imaginación.

—yo voy contigo— asegura y solo por eso, me ha ganado— venga, vamos a mi auto—y sin decir alguna palabra, me arrastra al BMW único. Pone el cinturón de seguridad con apuro y es cuando noto que Celia esta parada al lado del auto, sonriendo son sorna a Asher 

—¿no me llevarás?— pregunta— ¿dónde quedo tu caballerosidad eh, Travis?— se burla 

—murió por una obsesión— sentencia y arranca el auto dejándola ahí parada, sola. Doy un respiro largo, la tranquilidad se desvanece mientras más nos alejamos de ahí, de ella.

—parece ser que me conoces mucho... 115 años... me debes muchas explicaciones, Travis como, ¿de donde conoces a los Cox?—trato de que mi voz suene con un atisbo de burla pero no logro hacerlo y sueno ansiosa

—tendré un coeficiente intelectual de 170—abro los ojos impresionada— pero no necesito usarlo para saber que tu cabeza esta llena de dudas y que estas apunto de explotar— suspira con la mirada al frente y rascándose su barba— también se, que sientes una confianza hacia mi que no puedes explicar... como si me conocieras de hace años— abro la boca, sorprendida— Alaska, necesito que sigas creyendo en mi... pronto sabrás todo

—espero que así sea— concluyo— y ahora dime, ¿de dónde conoces a Celia?—Asher suspira y se tensa de inmediato. Cuando creo que no me contestará lo hace 

—de una maldita obsesión—responde y se, que la conversación a terminado.

 

 

 

Una mansión cuya decoración es moderna se abre paso frente a mis ojos, hay varios autos estacionados en frente de esta y puedo jurar que todos sobrepasan el valor de un millón de dólares. Hay un lago increíble y aunque es la única mansión que esta separada por una valla de piedras y varios guardias, parece que aquí viven agentes especiales de la CIA. ¿Porqué hay tanta seguridad?. El auto de Asher se detiene en frente de la entrada a esta increíble casa. Dos chicos robustos y de piel negra abren mi puerta y se llevan el auto, como si nada. No puedo evitar darle una mirada general a la mansión, es de color negro y gris en su totalidad, aunque es moderna tiene todo el potencial para ser una campestre. Luces tenues se miran desde el interior de la mansión. Asher me toca mi brazo para sacarme de la impresión por estar literal, en la casa más grande que he pisado en mi vida. Una señora muy bien vestida nos invita a pasar y tal como lo pensé, la casa tiene muebles de madera y metal, todos mezclados armoniosamente. Este es el recibidor y da directo a dos escaleras que dan hacia mi, hacia la entrada. En medio, una mesa con varias fotografías y pinturas es lo único que adorna esta habitación. 



BRAVE-N

#243 en Fantasía
#46 en Magia

En el texto hay: cambiantes, amor, amor intriga misterios

Editado: 27.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar