Manuel

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 16

_ Tenemos todo: Llamadas, mensajes, número de tarjeta- le explicaba Felipe a su jefe.- Manuel saluda a Campos y lo pone al tanto de todo. 
_ ¿Qué crees?- le preguntó su jefe. 
_ Que en este momento Cassini debe estar muy enojado- acotó Manuel. 
_ Puede ser… Bueno veamos que tenemos- Campos se sentó frente al ordenador. 
_ Desde abril hasta ahora Cassini cobró una suma por mes de $300.000 pesos- Manuel miraba la cuenta bancaria del intendente. 
_ Mira, el dinero fue transferido desde México- señaló Manuel la pantalla. Campos intercepta los mensajes de Cassini. 
_ Una semana antes del atentado al gobernador, el dinero fue depositado en su cuenta.- aseguró Campos. 
_¿Podemos saber quien la depositó?- preguntó Manuel.Campos le pidió a Felipe que se ocupe de averiguar todo. 
_ ¿Sabes algo de Morales?- 
_ El CCI esta en ello- le informó su jefe. Manuel salió de la habitación y se dirigió hacia la capilla. No dejaba de pensar en Luna. La tenía dentro y no podía sacarla de su cabeza. Se sentó en uno de los bancos de la capilla y se quedó pensando en lo que había ocurrido esa noche. Campos lo siguió atrás para hablar con él. 
_ Tienes que olvidarte de ella- Manuel lo miró aturdido. 
_ La CCI no va a tolerar que esa chica arruine todo el caso- lo amonestó Campos. 
_ No tienes que preocuparte por eso, se hacer mi trabajo- le contestó Manuel mientras salía por la puerta de la iglesia. 
Manuel amaneció temprano y se sentó a desayunar mientras leía los informes que la CCI le mandó. Cuando se disponía a salir se encontró un sobre con una nota. “ Es un error asumir que el único enemigo es el que se puede ver” Manuel guardo la carta y se dirigió a la iglesia. Cuando llegó a la base que estaba oculta allí. Campos y felipe trabajaban en un mapa. 
_ Buen día- saludo Manuel y los agentes respondieron al saludo. Se dirige a su jefe y le entrega la nota que había encontrado debajo de la puerta. Campos la leyó y se quedó por unos segundo pensando. Roberto Campos no era un hombre feliz, se fatigaba seguido y el humor le cambiaba constantemente. 
_ Esto no me gusta nada- le dijo su jefe después de leer la nota. 
_ Si, a mi tambien me preocupo- le confirmó Manuel. El celular de Campos sonó en ese momento. Cuando respondió, el director de la CCI le informó que encontraron bien a Morales. 
_ Gracias , me alegro por él- Campos corta la llamada y le informa a Manuel de la aparición de Morales. 
_ Me alegro- le contesta Manuel. 
_ Volvamos a la nota… Sabes que esto puede ser una amenaza- le sugirió Campos. 
_ O una confesión- agrego Manuel. Felipe interrumpe a Campos para mostrarle lo que había hallado. 
_ El intendente vendió un armamento con mira Láser, tiene un alcance de 800 mts- explicó Felipe. 
_ Ve si puedes rastrear al comprador- le ordenó Felipe. Manuel estaba muy pensativo y Campos lo sacó de su estado. 
_ ¿Qué?- le preguntó su jefe. _ Y si la nota fue una advertencia- dijo Manuel 
_ La persona que te dejo la nota sabía de la compra del armamento con mira Laser.- concluyó Campos. Manuel asintió con la cabeza. Felipe prende la televisión para que vean las noticias. El presidente anunciaba el nuevo gobernador de Chaco. 
_ Esto no le va a gustar nada a Cassini- proclamó Manuel . Campos atiende una llamada del CCI donde le informan que el agente Navarro estaba siendo vigilado. Y de inmediato proceden a enviarle un video, donde esta Manuel hablando con Luna. _ Manuel, tienes que ver esto- Campos le señala el ordenador y Manuel se acerca para observar. _ Creo que no hay mucho por decir - acotó Campos. 
_¿ Quién podrá ser?- preguntó Manuel preocupado. 
_ Eso ya no importa, la CCI te quiere fuera del caso- le anuncio Campos. 
_ No pueden hacer eso, si me echan están jodidos- le aclaró furioso Manuel. _ Sabes que va a ser imposible que puedan seguir sin mi- le aclaró furioso a su jefe. 
_ Esta bien tranquilizate, hablaré con ellos- le dijo Campos. Tardó varias horas tirando distintos argumentos para convencer al CCI y después de varias explicaciones logro que no lo sacaran a Navarro del caso. Pero antes de ser admitido nuevamente Manuel debía someterse a un comité. La senadora Noriega fue la encargada de abrir el comité. 
_ Se el arduo trabajo que hizo y esta haciendo para frenar las actividades de los carteles de drogas, sin embargo estoy confundida.¿ Porque esta tan seguro que la señorita Pintos no esta trabajando con su padre?- lo increpó la senadora en un tono medianamente alto. _ ¿Entiende lo que le estoy diciendo?. 
_ Por supuesto y estoy mas que seguro que es inocente- le contestó Manuel. 
_ Usted dijo que esta seguro que la señorita Pintos no tiene nada que ver con el narcotráfico ¿ Como lo sabe?- siguió diciendo la senadora. 
_ Yo creo que sería un esfuerzo en vano, todo lo que hice hasta el momento, para echarlo a perder por una mujer - le replicó Manuel. 
_ Pero no arrestaron a nadie- le recrimino la mujer. 
_ Nuestro trabajo solo se limita a conseguir información.No somos policias- le informó Manuel. Estaba sentado delante de un grupo de personas que no entendían el trabajo que ellos realizaban y cuanto exponían sus vidas. Campos estaba sentado junto a él. 
_ ¿Porque cree que lo están vigilando? Acaso ¿ Usted se delató delante de la chica o de alguien?- lo presionó la mujer. 
_ Claro que no, yo estoy seguro que buscan el Libro Negro- le aseguro Manuel. 
_ Si ya lei el informe- le confirmó la senadora. 
_ Pero ahora, dígame, ¿usted cuando atrape a su padre cómo va a actuar?- Manuel quedó perplejo ante la pregunta que la senadora le había hecho. Manuel miró a su jefe. 
_ Disculpe… pero no se de que me habla- le dijo Manuel. 
_ Hablo de que su padre al ser un importante Narcotraficante y después de haber sido agente del CCI. Usted no siga los mismos pasos que él. -Manuel no sabía qué decir, estaba totalmente atónito por las revelaciones que la mujer le acababa de hacer. 
_ Quiero su opinion en base a su profesionalismo y no por ser el hijo de un narcoterrorista- lo atacó la senadora. Campos le tocó el brazo y Manuel se lo retiró bruscamente. 
_ Me temo que no se que decirle al respecto, ya que no estaba enterado- le dijo Manuel. 
_ Puedo asegurarle que tenemos todos los elementos para avalar lo que decimos- le confirmó la senadora. 
_ Disculpe, señora pero estamos aquí para determinar si el agente Navarro puede retomar la misión- le dijo Campos tratando de evadir el tema. 
_ ¿Puede asegurarnos que no va a mezclar las cosas?- Manuel quería levantarse y salir de ahí corriendo. 
_ Seguro señora, tengo un legajo impecable- le aseguró mirando a Campos con odio. 
_ Esta bien, pero recuerde que su padre tambien tenia un legajo impecable- después de admitirlo nuevamente en la misión Manuel se levantó y salió deprisa. Campos lo siguió por detrás. 
_ Escucha…- Manuel le pidió que no diga nada y se dirigió a su departamento. Que tenía en Buenos Aires 
_ Manuel comenzó a romper varias cosas, hasta que logró calmarse. Campos se dirigió a la central a reportar lo que había sucedido. La CCI aceptó que Manuel siguiera en el caso. Su jefe se sentía muy mal al haber ocultado la verdad a Manuel. 
Navarro no solo se había enterado de que la CCI le ocultó lo de su padre sino que también habían colocado Micrófonos en su departamento y cámaras. Salió de inmediato a increpar a Campos. 
_ Eres una mierda- le dijo Manuel entrando de forma violenta a su oficina y tomándolo de la solapa del traje. Un agente vino por detrás para detenerlo. 
_ ¡No me toques!- le gritó Manuel soltándose bruscamente. Soltó a su jefe y el otro agente se retiró 
_ Primero me ocultan lo de mi padre y ahora esto....- Manuel le mostró una cámara y un micrófono que arrojó arriba del escritorio de Campos. 
_ Lo de la mentira, los micrófonos y la cámara fue para protegerte- le aclaró Campos. 
_ Protegerme ¿de que?- le interrogó muy ofuscado Manuel. 
_ De todo lo que esta pasando- se justificó su jefe. _ De tu padre- explicó dejándose caer en la silla del escritorio. 
_ Te crees que de esta manera, !mintiendome!me van a proteger- golpeó la mesa con un puño. En ese instante entra el director y el subdirector a la oficina. 
_ Calmese agente Navarro. Campos solo cumplia ordenes- le dijo el director Lasalle. 
_ No se como pudieron hacer una cosa así- les reclamó Manuel abatido. _ Voy a volver a Pampa del Indio a terminar mi trabajo- les comunicó Manuel. 
_ Estamos de acuerdo en que vuelvas- le dijo la subdirectora. Manuel regresó al pueblo junto con Campos, ninguno de los dos pronunció palabra durante todo el viaje. Mientras conducían por la carretera unos policías en moto los perseguían. Uno de los motociclista comenzó a disparar al auto, Manuel aceleró para poder perder al agresor. Campos le grita que acelere y una maniobra lo obligó a salirse del camino. El vehículo quedó atravesado en una zanja, su jefe le dio un arma a Manuel y cubriéndose detrás del auto comenzaron a disparar contra los hombres. 
_ Sigue disparando- le dijo gritando Campos. Manuel observó una plantación de Maíz a unos pocos metros de allí. 
_ Tenemos que llegar a la plantación._ ambos corrieron mientras disparaban. Manuel recibe una bala en la pierna y cae al piso, Campos lo levanta y lo ayuda a llegar a la plantación y pasaron varias horas escondidos entre el maíz. Manuel no estaba bien, Campos sabía que debía sacarlo de ahí rápido o moriría desangrado. Cuando los hombres se retiraron, recostó a Manuel en el pastizal, sacó su cinturón y le hizo un torniquete para que dejara de sangrar. Manuel estaba semiinconsciente, Campos lo levantó pasó el brazo de Manuel por su hombro y lo dirigió afuera de la plantación. Llegaron a la ruta y en ese preciso momento una camioneta pasaba por allí. Campos le hizo señas y esta paró de inmediato al ver a Manuel herido, lo colocó atrás, en la caja del vehículo y él también se subió. Después de varios minutos y llegando a la entrada del pueblo la camioneta se detuvo.Bajó de ella ayudando a Manuel y caminó varias cuadras hasta llegar a la primera casa, que por fortuna era la de Luna.Campos golpeó la puerta y cuando Luna abre no podía creer lo que veio. 
_ ¡Dios mío!... ¿que paso?- Luna ayudó a Campos a entrar a Manuel, lo colocaron en un sillón. 
_ Luna tienes que buscar a Gutiérrez- le dijo Campos mientras le limpiaba la herida a Manuel. 
_ ¿Usted quien es? ¿Cómo sabe mi nombre?- le preguntó desconcertada. 
_ Escucha, soy amigo de Manuel, si no vas a buscar a Gutiérrez, él va a morir- le dijo tomándola de los hombros. Luna salió de inmediato a buscar al médico que atendía en la tienda de campaña que levantaron con Manuel; media hora después Luna llegaba con Gutiérrez a la casa. 
_ Venga rápido- dijo Campos que había llevado a Manuel al dormitorio de Luna. La madre no se enteró de lo que ocurría porque estaba sedada a raíz de su enfermedad. El médico se acercó a Manuel, cortó su pantalón y desató el torniquete. 
_ Esta muy mal, tengo que operarlo- aclaró Gutiérrez. 
_ ¿Puede hacerlo aquí?- preguntó Roberto Campos. 
_ Es imposible, no tengo los instrumentos quirúrgicos para hacerlo- le dijo el médico. _ Tenemos que trasladarlo- manifestó Gutiérrez. 
_ Eso es inviable ahora, no podemos salir del pueblo, tienes que hacerlo aquí- le exigió Campos. Gutiérrez fue a la tienda de campaña y trajo todo lo que pudo para realizar la operación. El médico estuvo más de dos horas operando a Manuel. Salió de la habitación, Luna y Campos reaccionaron de inmediato. 
_ ¿Cómo esta?- preguntó Campos anticipándose a la chica. 
_ Extraje la bala y cerré la herida, todavía sigue con fiebre. Luna necesito que pongas paño fríos a Manuel- le pidió el médico. Antes de que Luna se retirara a la cocina a buscar agua fria. Campos le solicitó un celular, la chica le señaló la cartera. Gutiérrez llamó al CCI para informar lo que había sucedido.Una hora después de la llamada. Varios agentes y policía de la elite barrieron la zona buscando a los hombres armados. 
Cayó la noche y Manuel seguía inconsciente, había perdido mucha sangre. Dos agentes se acercaron a la casa de Luna para llevar el suero con la sangre para Manuel. Gutierrez de inmediato realizó la transfusión. 
Cuatros días después Manuel despertó sin fiebre pero muy dolorido. Gutiérrez y Campos se acercaron a la cama para verlo. 
_ ¿Cómo te sientes? preguntó Campos. 
_ ¿Dónde estoy?- Manuel miraba para los dos lados tratando de reconocer el lugar. 
_ En la casa de Luna, fue a hasta donde pude llegar- le dijo Campos. Su jefe le contó todo lo que pasó desde ese dia. 
Campos no podía dormir,eran las tres de la mañana y decidió salir de la casa para fumar un cigarrillo. Luna salio tambien a tomar un poco de aire. 
_ ¿Duerme?- preguntó Campos. 
_ Si , hace rato- le dijo Luna. _ Realmente no entiendo que paso- acotó la chica. 
_ Nadie sabe- respondió Campos dando una pitada a su cigarrillo. 
_ Cree que soy estúpida ¿No?- dijo Luna. _ Que no me doy cuenta de las cosas- Campos tiró la colilla de cigarrillo y despidiéndose entró a la casa. 
Al día siguiente Manuel ya estaba sentado en la cama; Gutiérrez le dijo que por un tiempo debía usar muletas.Gutiérrez volvió a la carpa atender otros paciente y Campos regreso a la iglesia a seguir investigando. Manuel se quedó al cuidado de Luna. La chica salió del dormitorio de la madre y encontró a Manuel parado cerca de la mesa. Habia cocinado y preparo una mesa con velas. 
_ ¿Y esto?- preguntó Luna con una sonrisa. 
_ Una forma de decir gracias - Luna se acercó cuando Manuel le tendió la mano y ella se la tomo. Pasaron una noche comiendo y charlando. Manuel había recibido la autorización del CCI para contarle la verdad a Luna. 
¿Quiero decirte algo? pero...no se como vas a reaccionar- le dijo Manuel. 
_ ¿Qué pasa? no me asustes- le dijo la chica. 
_ No es para que te asuste, mas bien es para que te enojes- Luna no entendía nada de lo que Manuel estaba diciendo. 
_ Estudie para médico, pero nunca ejercí y no vine al pueblo como médico...- Manuel hizo una pausa. 
_ No entiendo que estás tratando de decirme- le cuestionó la chica. 
_ Soy agente de la CCI- le dijo sin vueltas Manuel. 
_ ¿Que? Espía- Luna se puso de pie y él hizo lo mismo. _ Me mentis, me usas- le dijo Lunas enfadada 
_ No te podía contar- le dijo Manuel. Luna abrió la puerta y le pidió que se fuera. 
_ Luna escúchame- pero ella le dijo un no rotundo. 
_ Ya esta vete- le pidió Luna. 
_ !No! me vas a escuchar- Manuel cerró la puerta. 
_ Estoy amenazado de muerte, por eso me atacaron, lo hice para protegerte. 
_ Déjame sola por favor- Manuel se levantó, la miró y sin decir nada se marchó. A penas Manuel cruzó la puerta ella comenzó a llorar. 



SANDRACORREA

#3200 en Thriller
#1412 en Suspenso
#7868 en Otros

En el texto hay: amor, suspeso

Editado: 27.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar