Maravillada.

Tamaño de fuente: - +

14.Venice

La vida no siempre te sonríe.

A los pobres, a los ricos, a los locos y a los cuerdos. A todos nos da la espalda.

Llega un momento de tu vida en el que piensas, ¿por qué yo soy yo? Supongo que todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido esta clase de pensamientos y problemas existenciales.

Nuestra vida está marcada desde que nacemos. Siempre estamos haciendo algo, si queremos elegir la buena vida estudiamos y trabajamos, si elegimos la mala vida vete tú a saber lo que te depara ello. Depende de qué vida elijamos es a partir de alli que tenemos que crear los planes que debemos seguir.

Mi padre era un director de cine bastante famoso, desde que era pequeña supe que yo amaba el mundo del cine, y que quería dedicarme a algo relacionado con ello. El problema es que tambien amo Derecho por parte de mi madre. Ella es una jueza bastante importante y siempre me ha enseñado que debo hallar las respuestas y el bien siempre. Por mi parte, amo la criminologia.

Que pena que nunca podré dedicarme a nada de lo que amo.

Me he pasado la vida mirando programas y películas. Y más aún desde que tengo Netflix, la aplicación más preciosa que han podido crear jamás. El arte de la lectura no se queda para nada atrás, amo leer. No más que ver películas y series pero amo leer. Amo Harry Potter por supuesto.

Pero la vida siempre te arrebata lo que te gusta, se desprende de lo que amas como si no fuera nada, cuando para ti lo es absolutamente todo.

Algunos claros y concisos ejemplos de que la vida te arrebata lo que amas son Jamie, que la vida le arrebató a su família, Liam, que la vida siempre le ha arrebatado a los amores de su vida de una forma u otra, Nick, la vida le arrebató hace años al hermano que tanto amaba y admiraba, a los gemelos y a Ellie, les arrebató a sus padres, no literalmente, pero ninguno les prestó atención durante toda su vida, no me olvido de Kim, que la vida ha sido muy zorra con ella, le arrebata siempre los buenos sentimientos y le deja unos horribles en su lugar, luego está Lottie, la vida le quiere arrebatar a su querido hermano mayor y por último pero no por ello menos importante, Harry, que le arrebatan la vida, que es peor de lo que todos puedan imaginar.

Y luego estoy yo, que la vida me arrebata a Harry y a mi propia vida.

Yo no quería hacerme el analisis ese día, yo sabía que algo no andava bien pero quería dejarlo pasar. Y ese día no solo me hice los putos análisis, si nó que descubrí lo de Harry.

Por dios, le amo desde hace tantos años, no recuerdo cuando fue que lo que sentía por él cambio abruptamente de amistad a amor. Pero el cambio me dio miedo, mucho miedo. Por que es mi mejor amigo y tenía miedo de joderlo todo. Pero se ve que la vida me ha dado algo bueno después de todo, y Harry me corresponde.

Quiero hacerle feliz todo lo que pueda hasta el fin de sus días. Pero si se entera de lo mío me va a odiar para siempre. Y si digo para siempre me quedo corta. Le daré asco y no querrá estar cerca de mí, nadie querrá eatar cerca de mi.

Estrujo el papel con las respuestas dadas Positivas y lo lanzo hacia la papelera.

Me lanzo a la cama y me pongo a ver en Netflix un poco de Las chicas del cable. Es una serie española muy famosa que se ha echo bastante popular últimamente. Me encojo sobre la cama y me tapo bien con las mantitas. Pongo el Play.

Oh, santa mierda.

-Su puta madre-susurro en voz alta para mi.

Como me jode acomodarme bien a gustito y que, cuando ya esté lista para un maratón de capítulos, me entren asombrosas ganas de hace pis.

Me levanto de la cama poniendole el Pause a la serie de nuevo y me meto en el pequeño baño de la habitación. Cierro la puerta tras de mi y pongo papel en las esquinas de la taza del wc, nunca me ha gustado tocar la taza y siempre he tenido esta mania, en seguida de eso me pongo a hacer pis.

Oigo la puerta de la habitación y sé que alguien ha entrado. Me hago la loca y cuando estiro de la cadena, me lavo las manos y salgo como si no hubiera eschuchado la puerta.

-Hola Lottie-le digo a la rubia que está de pie, cara la pared y leyendo algo, asi que se me forma una sonrisa en el rostro-Qué raro tú leyendo, debe de ser el fin del mundo.

Lottie no se ríe y eso me indica que algo va mal.

Se gira lentamente hacia mi con el papel que antes había lanzado a la basura y con una cara muy seria me dice-No estoy para risas Venice.

Chasqueo la lengua, quitando mi sonrisa y me siento en mi cama.

-¿Me puedes explicar que es esto?-me dice.

-Un papel-digo y como veo que me mira con desaprovación al instante agrego- Sobre los análisis que me hizo hacer la doctora Green en el hospital.

-¿Saber lo que significa esto?-dice mientras su mueca enojada cambia a una de tristeza.

Asiento y ella se sienta en su cama.

-No lo entiendo, tú siempre has sido muy cuidadosa con esas cosas-dice.

-A veces Lottie, las cosas pasan por una razón-le digo con una pequeña sonrisa y casi me sobresalto del susto al oír la puerta de la habitación abriendose de golpe.

-¡Hey!-grita Ellie.

-¿Reunion sin nosotras?-le sigue Kim.

-¿De qué hablábais tan serias? Si se puede saber claro está-pregunta Ellie.

Lottie me mira preguntándome con los ojos y yo asiento, ella les entrega el papel y mientras lo leen veo como sus facciones cambian considerablemente a cada frase.

Cuando terminan de leerlo, y eso lo sé por que nadie tarda tanto en leer algo simple, menos Nick, él es un poco cateto, siguen con la vista en el papel.

-¿Qué significa esto?-dice Kim mientras un leve enojo cruza por su cara-¿Esto es sí o sí seguro?

-Kim tranquilízate-le dice Ellie-Venice ya sabes que estaremos contigo.

Me mira con una sonrisa tranquilizadora y asiento.

-No quiero que le digáis nada a nadie, y lo digo más por que no quiero que se enteren los chicos-les ruego.

-Es verdad, Harry...-susurra Lottie.



bunnyonfire

Editado: 16.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar