Maravillada.

Tamaño de fuente: - +

4.Jamie

-Entonces... ¿te gusta o no?-le pregunto a Kim.

-A ver, no sé, es que a veces es un gilipollas pero Jax es Jax, no espero más de él-dice y le apoyo asintiendo.

-Pobrecito, que es mi hermano, es un poco retrasado pero se hace querer. Además yo creo que es gay-dice Ellie y todas reímos.

-Pues yo amo a Netflix-dice Venice.

-Ya pero eso lo sabemos todos-digo rodando los ojos.

-Pues a mi no me gusta nadie-dice Lottie.

-Y a mi tampoco, no te tiene por que gustar una persona pero bueno, yo estoy feliz con mi césped y mis gatos bonitos-responde Ellie bastante orgullosa.

-Luego me hablas de tus gatos Ellie, que a mí me encantan esas maravillosas criaturas peluditas caídas del cielo-le digo con una sonrisa angelical.

Elisabeth gira la cabeza muy rápidamente hacia mi, como si fuese la famosa niña del exorcista, mirándome con un brillo en los ojos.

-Estaré encantadísima de hablarte horas y horas de mis bebés-dice muy emocionada.

-La has cagado pero bien Jamie, ahora va a estar horas y horas hablándote de ellos...-dice Kim.

Venice me echa una mirada de compasión y se mete en su cama a ver Netflix. Estos días he descubierto que su vida se basa en ver Netflix, comer y dormir. Nunca había conocido a alguien así. Bueno, tampoco es que antes tuviese amigos pero aún así no tenia conocimientos sobre alguien con este estilo de vida.

_____

-¡Oye!-oí gritar a Max.

Me giro encontrándome de frente con Max. Estos días nos habíamos hecho muy amigos,tanto que ya lo consideraba un hermano.

-Dime Maxie-le respondo con una sonrisa ladina.

-Necesito que me aconsejes en un tema de chicas-dice y aunque casi no se note veo como se le ruborizan un poco las mejillas.

-Claro,lo que sea bro-le respondo y apoyo mi cuerpo contra la pared.

-Verás,tú sabes que a mi me gusta la fiesta...-dice pero le interrumpo.

-Espera eso no lo sabía-digo haciendo una mueca.-Pensaba que eras un nerd-confieso.

-Vaya muchas gracias, pero que lleve gafas y me pase el dia estudiando por que no quiero suspender como el idiota de Jax no quiere decir que no me guste la fiesta-dice sonriendo ladinamente.

-En eso tienes razón, sorry bro-le digo levantando las dos manos en forma de disculpa.

-Bah, da igual-dice restándole importancia.-Bueno, creo que me gusta Lottie.

-Vaya eso no me lo esperaba-confieso-pero os shippeo, así que te ayudaré.

-Gracias Jamie, te debo una-dice con los ojos llenos de agradecimiento y puedo notar que un poco más y se arrodilla ante mi.

-Okay-digo y al despedirnos me dirijo de nuevo a la cocina.

Voy caminando pensando en mis cosas y cuando estoy a punto de llegar a la cocina, me giro. No sé por qué, tal vez un acto reflejo. Pero de un momento a otro veo a Harry, el cual la única prenda de vestir que lleva son unos calzoncillos rosados y con unicornios, persiguiendo a Jax por el patio.

Saco mi pequeña cámara de fotos de la mochila que tengo colgada sobre los hombros y les grabo y hago fotos. Poco tiempo después me canso y vuelvo a guardar la cámara de fotos. Giro sobre mis talones y entro en la cocina.

La cocinera se gira para ver quien a osado entrar en su territorio y al verme sonríe.

-Oh Jamie querida-dice y me da un pequeño abrazo.

Me llevo muy bien con la cocinera del internado. Todo por que un día probé uno de los sándwiches que cocinó, y vine corriendo hasta aquí y le dije que nunca había probado algo tan bueno, que era una excelente cocinera y que me adoptase. Ella se rió y me agradeció, y desde entonces me tiene un poco mimada.

-¿Que tal estás Amy?-le pregunto sonriendo.

-Muy bien querida,gracias por preguntar-sonrie y continua.-He preparado algo nuevo y quiero que seas la primera en probarlo, claro, sólo si tú quieres.

-¡Claro que sí!-digo y puedo jurar que me brillan los ojos de la felicidad de poder comer.

Se gira y se dirige hacia la encimera que hay al lado de lo que viene siendo un refrigerador de toda la vida. Coge algo que está en vuelto en papel de aluminio y lo lleva hasta una pequeña mesa para tomar el té que tiene allí. Tomo asiento en una de las sillas y cuando le quita el envoltorio mis ojos y mi boca se abren como nunca.

-Jamie se te cae la baba-ríe Amy la cocinera.-Literalmente querida, tóma, limpiate anda -dice entregandome una servilleta y negando con la cabeza mientras ríe.

Después de limpiarme, cojo uno de los cubiertos que tengo a mi derecha y pincho el tenedor en ese maravilloso manjar.

Me meto la albóndiga en la boca y me caigo al suelo de lo buena que está.

-¡Por dios Jamie! ¿Estás bien? -dice Amy mientras me ayuda a levantarme.

-Amy edto edta buenídimo-digo con la boca llena.

-¡No llores Jamie!-dice preocupada Amy.

-Amy es lo mejor que he probado en la vida- digo mientras me seco una lágrima que caía de uno de mis ojos.

-

Me alegro de que te gusten las albóndigas,mi nieta me ha dejado su receta y dijo explícitente que quería que tú fueses la primera en probarlas-dice sonriendo y le miro confundida.

-¿Quién es tu nieta?-le pregunto.

_____

Abro las puertas y voy corriendo hacia esa estupenda persona.



bunnyonfire

Editado: 16.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar