Mas que enemigos

Tamaño de fuente: - +

--Cinco Rose y Noah--

Luego de que Noah me dejo en casa no quise hablar con nadie, de todas formas tampoco tenía con quien hablar. Mama parecía un fantasma enfermo que caminaba de la cocina a la sala y luego a su habitación. La salude y entre a mi cuarto. Pau apenas se había marchado y yo ya la extrañaba ni siquiera sabía que rayos haría con mi vida ahora. Víctor había sido lo único que me había mantenido en pie desde el divorcio de mis padres. Y si me sacaba del equipo perdería la beca y no podía seguir en la universidad. Quería odiar a Víctor pero me era imposible. Era peor cuando pensaba en Noah, no entendía porque me había seguido, pero me había hecho sentir bien y por un momento no pensé en el como el idiota sexista que tiene sexo con todo el mundo.

Me levante horas más tarde producto de una pesadilla, entonces pensé en Noah ¿Tendrán las personas con vidas perfectas pesadillas? Me reí estaba segura de que Noah no las tenía, y si las tenía no eran para nada como las mías. Luego de eso no pude dormir y sabía que tendría mala cara al amanecer.

Si ver a papa me ponía triste, pensar que no vería a Liam en unas cuantas semanas me ponía peor, llegue a casa ordene una pizza y me senté solo a ver la televisión, era horrible estar solo en una casa tan grande, pero ya me había acostumbrado. No sé en qué momento me dormí, lo que si se es que desperté por una pesadilla y no pude volver a dormir. Entonces pensé en Rose y se me hizo raro pensar en ella ¿Estaría despierta? ¿Tendrá pesadillas? ¿Seguirá llorando por su novio? No quería pensar en ella porque ella no me importaba, solo divagaba porque no podía dormir. Sabía que tendría mal aspecto por la mañana y Noah no puede verse mal pero las pesadillas no me ayudaban.

No me di cuenta que estaba dormido hasta que me levante y me di cuenta que iba tarde a clase. Estuve listo lo más rápido que pude tome las lleves del auto de Pau y fui hasta la universidad. Iba caminando, Mas bien corriendo por el pasillo uando choque con Rose Queen, la tome en mis brazos para que no callera y sentí como se estremeció. La mire y note sus ojeras y estoy seguro que ella noto las mías e incluso noto que me ruborice un poco teniéndola en los brazos. Me alegro saber que no había sido el único que tuvo una pésima noche y casi sonreí.

—Fuera de mi camino Powell— dijo con su habitual mal humor lo que hizo que el mundo volviera a su orbita

—Eres tú la que se me fue encima Queen



Yuraicer Parodi

#4634 en Joven Adulto
#12781 en Novela romántica

En el texto hay: amigo con derecho, noah y rose

Editado: 04.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar